xalapa
22
Search
Domingo, 23 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

Expediente 2018: El Grillito Cantor

LUIS_VELAZQUEZ

Luis Velázquez

05 de septiembre de 2018

 

AMLO, el presidente electo, está ya en los altares. Invicto y campeón. Es el enviado de Dios en la tierra. El iluminado. Cada día, sus huestes lo glorifican de norte a sur y de este a oeste del país. “Es un honor/ estar con Obrador” gritaron los 251 diputados federales de MORENA en el primer día.

Igual, igualito, igualitito, el discurso del futuro secretario General de Gobierno, Éric Patrocinio Cisneros Burgos.

Desde el primer día cuando fue presentado en sociedad en el parque Lerdo por el góber electo se reveló como tal. Y a partir de entonces, lo cacarea. Así, ningún riesgo tiene de salirse por la tangente. En todo caso, más que simulación y vasallaje, lealtad y fidelidad. “El jefe es el jefe aun estando en pelotas” reza un mandamiento en la tabla de madera vendida en el mercado popular.

Por ejemplo:

AMLO dijo que en el próximo sexenio nadie será espiado. Incluso, y por eso mismo, anunció entre otras razones la desaparición del CISEN, Centro de Información y Seguridad Nacional, y Patrocinio lo repite “al pie de la letra”.

AMLO dijo que en los próximos 6 años “nadie será vigilado” y Patrocinio, aprendida la lección hasta con los puntos gramaticales la repite, casi casi como Karime Macías escribiera cincuenta veces en su diario que “Merezco abundancia, merezco abundancia”.

“Este gobierno será demasiado sencillo y muy austero” ha dicho AMLO y Patrocinio lo ha repetido más, muchas más veces que Cuitláhuac García y Ernesto Pérez Astorga, destapado ya como secretario de Desarrollo Económico del senador Ricardo Ahued Bardahuil.

¡Ah!, desde antes de la llegada de Hernán Cortés a las Playas de Chalchihuecan hace casi 500 años el estilo de ejercer el poder y de gobernar de los caciques, reyes, emperadores y príncipes ha sido “la apertura y el diálogo con todas las ideologías políticas, religiosas y sociales”, como dijo Patrocinio a la reportera Karla Cancino.

Y en tal eje rector, el secretario General de Gobierno de la senadora Rocío Nahle lo repite y repite, grillito cantor de Cri-cri.

 

LA CONSTITUCIÓN MANDA

 

Según el futuro titular de la SEGOB jarocha, “no se va a perseguir, espiar, vetar o vigilar a los periodistas”.

¡Ah, caray! ¡Sorpresas, digamos, que da la vida!

De entrada, ninguna necesidad hay de repetir lo que significa la biblia en la Constitución Política de Estados Unidos Mexicanos, como es el legítimo derecho a la libertad de expresión, libertad que es derecho de todos y cada uno de los ciudadanos, incluidos, los niños y los ancianos y la diversidad sexual.

¡Ah!, pero si el primer gobierno de izquierda en Veracruz persiguiera a un reportero, entonces, habría de recordar el sexenio de Javier Duarte cuando fueron asesinados diecinueve periodistas, más tres desaparecidos.

O el sexenio de Fidel Herrera Beltrán, con cinco reporteros asesinados.

O el sexenio de Miguel Alemán Velasco con un reportero fallecido, siempre se dijo, en raras y extrañas circunstancias.

Claro, nadie olvidaría el tiempo de Porfirio Díaz Mori cuando encarcelaba a los reporteros en las mazmorras del castillo de San Juan de Ulúa y/o como en el caso de Ricardo Flores Magón, 41 veces preso, y Filomeno Mata, 36 ocasiones encarcelado.

Y/o, claro, “haiga sido como haiga sido”, los cinco reporteros asesinados en la yunicidad.

Además, todos en la impunidad.

Y lo peor, sin que nunca, jamás, en un solo caso el gobernador en turno y su procurador de Justicia y/o Fiscal siguiera la huella de los asesinos intelectuales que otra cosa son los físicos.

Allá, entonces, si el primer gobierno de izquierda sueña o cae en la tentación de “perseguir, espiar, vetar o vigilar” a un trabajador de la información, pues una cosita es decirlo y otra aplicar el principio universal de respetar los derechos humanos.

 

EL POLÍTICO QUE “COMERÁ TACOS Y NIEVE”

 

Ene número de veces se ha mirado a los políticos levitar en viajes esotéricos.

Por ejemplo, Patrocinio diciendo que con la sencillez y la austeridad “sentarán un precedente para que esa misma sencillez se exija a los gobiernos austeros”.

Patrocinio se parece ya, por ejemplo, y guardada toda proporción, a la sencillez humana predicada con hechos por León Nicolás Tolstói cuando soñando con un mundo ideal se volvió tan humilde que regaló sus bienes a los pobres y quiso llevar una vida austera y hacia el final de sus días, nadie lo comprendió, ni su familia, y mejor huyó del pueblo.

Y es que tener un gobernador sencillo y un gabinete legal y ampliado más sencillo es tanto como pedir que un camello pase por el ojo de una aguja y que, bueno, en el cuento infantil suele darse.

Además, eso de que “sentar un precedente” para el futuro parece, más que un sueño guajiro, una vacilada.

Simple y llanamente, “tomadura de pelo” al ciudadano.

Claro, si el dos de palacio que será cree que la sencillez de un político está, por ejemplo, “en comer nieve y tacos en la calle”, caray, bastaría recordar que a Javier Duarte le encantaba comer “tacos parados” en la avenida Las Américas, de Boca del Río, con Anilú Ingram Vallines y la nación entera conoció de su sencillez.

Además, tantos tacos comió Duarte que de pronto, zas, el nutriólogo se lo advirtió con “te pones a dieta o te mueres” y fue cuando se le ocurrió trotar en Xalapa en la USBI a las seis de la mañana cuando la rectora de la UV, Sara Ladrón, le abría la puerta de las instalaciones, claro, con toda la sencillez del mundo.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *