xalapa
22
Search
Sabado, 21 de Julio de 2018
  • :
  • :

Expediente 2018: Héctor contra Pepe Yunes

LUIS_VELAZQUEZ
Luis Velázquez
17 de abril de 2018

Héctor Yunes Landa ya lanzó sus misiles Tomahawks contra Pepe Yunes Zorrilla, su epicentro. De nada sirvió el discurso mesurado, incluyente y prudente del candidato priista a gobernador. Genes son genes y vísceras vísceras en el senador.
Es más, tras anunciar su ultra contra súper gabinete legal y ampliado, Héctor transgredió el umbral prohibido.
Ahora, propinó un golpe más, vía diplomacia tricolor, en contra de Pepe, pero acompañado de un ejército de generales jurásicos.
Las bombas cayeron. Y por un lado, habrían cuajado en el corazón del pobrecito de José Antonio Meade, de quien en la cancha mediática defeña siguen hablando que está listo el relevo.
Pero también arrasaron con Pepe Yunes. Y luego del golpe avasallante, si iba en el tercer lugar de la tendencia histórica de la encuesta ahora quedaría debajo de la ex morenista candidata del Panal, Miriam Judith González Sheridan.
Pero aún.
En el realismo pragmático ninguna duda hay, parece existir, de que Héctor estaría haciendo el juego a Miguel Ángel Yunes Linares para catapultar a su primogénito y/o a Cuitláhuac García, mejor dicho, a AMLO, para abrir la puerta de palacio de Xalapa a MORENA.

OPERACIÓN FRÍA Y CALCULADA

En una operación calculada, fría, cerebral, Héctor Yunes caminó, más que unos pasos, zancadas enormes, mirando hacia el presente, pero también hacia el futuro.
Por ejemplo, Héctor en vez de Pepe Yunes como candidato para así obligar, con su gabinetazo yurásico, a una marcha atrás.
Su gabinete, al servicio de Meade, lejos, demasiado lejos, de Pepe.
Yo, Héctor, soy mejor que Pepe.
Yo, Héctor, delato que se equivocaron con Pepe y yo debía ser el candidato.
La señal (señal firme, bragada, qué caray) a Los Pinos, con copia al CEN del PRI, ya está.
La maquinaria de guerra, en el carril.
Los mejores hombres y mujeres del PRI matusalémico de Veracruz, soldados de Meade, para ver si Meade resucita.
Los tambores de guerra, sonando y resonando a todo lo que da.
Héctor, dueño de las armas químicas para crear y recrear un socavón político y electoral a Pepe.
Y si el candidato rojo a gobernador de Veracruz llegara, digamos, a recuperarse, tardará años. Ni siquiera meses, de aquí al primero de julio, por ejemplo.

FUEGO AMIGO

Incluso, lo habría dicho con toda la inocencia del mundo el líder cenecista, Juan Carlos Molina Palacios:
“Somos muy chingones”.
Muy chingón Héctor Yunes, a tal grado que en el bombardeo a Pepe utilizó gas sarín, el gran legado de la era nazi.
Por ejemplo, Ainara Rementería Coello, su senadora suplente, titular ya, en el gabinete de Héctor.
Francisco Garrido Sánchez, quien se posesionaba de Pepe, con Héctor.
Jorge Rafael Coffau Kaiser, quien “a sol y sombra” seguía a Pepe, con Héctor.
Gustavo Sousa Escamilla, el hermano putativo de Fidel Herrera, al lado de Pepe, ahora con Héctor.
Raúl Ramos Vicarte, prestando su hotel a Pepe para reuniones estelares, con Héctor.
Corintia Cruz Oregón, la Barbie preferida de Javier Duarte, con Héctor.
Yolanda Gutiérrez Carlín, la operadora de Fidel Herrera y Javier Duarte, con Héctor.
Jorge Santos Azamar, el brother del gobernador Yunes, con Héctor.
El senador Yunes, con los guantes puestos. Cobijado en su dios, Manlio Fabio Beltrones.
Mi gabinete, dijo, garantiza el triunfo de Meade.
Y Pepe, allá que su dios lo cuide.
Y eso que Pepe ha sido y es el político más decente, respetuoso, amable y caballeroso de Héctor Yunes en toda su vida.

TIRO DE GRACIA

En Paso del Macho, donde nació Héctor, dicen que “no hagas cosas buenas que parezcan malas”.
Héctor, sin embargo, anunció su gabinete legal y ampliado de sorpresa y con sorpresa. Fue el domingo 15. Día de desayuno familiar y de misa. Día de reposo y de buena vibra y mejor karma en el mundo católico.
En su pragmatismo político, el madrazo a Pepe fue seco.
Cada uno de los coordinadores, un arma química en contra de Pepe.
Más que el tiro a la yugular, el tiro de gracia.
Más que una escalada de violencia política, el bombardeo recrudecido, sin piedad ni misericordia.
Pepe, en la cuerda floja, devorado por la codicia hectorizada.
La bomba química ha caído. Héctor apretó el botón nuclear.
Hora de que Pepe aseste el manotazo.
O de plano, haga suya la frase bíblica de Javier García Paniagua cuando como presidente del CEN del PRI renunciara al candidato presidencial, Miguel de la Madrid, diciéndole que con el nombramiento de Manuel Bartlett como secretario General deseaba quedarse con todo.

“NO HAY MÁS RUTA QUE LA NUESTRA”

En el año 2010, Yunes Landa quedó con las ganas de la candidatura a gobernador. Fidel Herrera Beltrán jugó con su destino y terminó imponiendo a Javier Duarte.
En 2016, Héctor perdió ante su ex primo, Miguel Ángel Yunes Linares, con todo y que su ex compadre, el cenecista Juan Carlos Molina le dijera:
“Perdiste la silla, Héctor; pero a ti te fue muy bien”.
Ahora, en un tercer intento, Pepe Yunes le ganó el brinco.
Pero su vocación de guerrero y gladiador le gana a su prudencia y mesura política.
Es Héctor o es Héctor.
Y por eso, estremeciendo las entrañas de Pepe y los Pepistas con su gabinete legal y ampliado.
Todos ellos, cerraron filas alrededor de su jefe máximo.
Pepe, ni hablar, en viaje esotérico con sus titubeos.
Un expriista, Mario Tejeda Tejeda, ahora en la cancha azul, dice:
“Pepe más bien parece candidato a obispo”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *