xalapa
18
Search
Martes, 16 de Octubre de 2018
  • :
  • :

Expediente 2018: Pepe Yunes, gobernador

LUIS_VELAZQUEZ
Luis Velázquez
16 de junio de 2018

Gonzalo Morgado Huesca está cumpliendo 50 años de político. Inició como líder estudiantil en la Facultad de Contaduría de la UV. Rafael Murillo Vidal gobernaba Veracruz. Fidel Herrera Beltrán dirigía el Movimiento Nacional de la Juventud Revolucionaria, MNJR. Y Luis Echeverría Álvarez ordenó al “tío Fide” ungiera a Morgado como líder del MNJR en Veracruz.
Pero Fidel tenía otro candidato. Flavino Ríos Alvarado.
Días después, Morgado se entrevistó con Echeverría, quien le dispensaba su amistad. Y le preguntó. Y le dijo que seguía en la espera.
Echeverría llamó a Fidel y lo regaño. Y Fidel le dijo que en ese momento cumpliría la orden. Pero Echeverría le dijo que se desatendiera, pues él mismo se encargaría.
“Vete a Veracruz”, dijo a Morgado. “Y antes de llegar a Xalapa, Murillo Vidal y Manuel Ramos Gurrión (presidente del CDE del PRI) te estarán buscando”.
50 años después, Gonzalo Morgado (“El tío Gonza” le llamaba Rafael Hernández Ochoa) está seguro, consciente, cierto, de que Pepe Yunes Zorrilla ganará la gubernatura en las urnas.
“Lo siento. Lo percibo. Lo huelo. Y nunca me he equivocado”.
–Te equivocaste con Héctor Yunes Landa. Perdió.
–¡Héctor nunca me buscó!

LAS RAZONES DE MORGADO

Las razones de Morgado para profetizar el triunfo en las urnas de Pepe Yunes son las siguientes, entre otras:
1) Pepe es el AMLO de Veracruz. 18 años en campaña para la candidatura a gobernador. Conoce a la gente por sus nombres y por sus nombres les llama. Lo conocen, claro. Incluso, en los eventos públicos suele referirse a las personas por su gentilicio. Fidel Herrera llamaba a la gente “Mi hermano”, pues desconocía sus nombres. Morgado les llamaba “Mi tigre”. Pepe, por su nombre. Tal permite una corriente eléctrica positiva entre el candidato priista y la población electoral.
2) Durante sus años de Senador, Pepe cabildeó más de 4 mil millones de pesos para los presidentes municipales, sin distinción partidista, y los productores organizados. En todos los casos, beneficio directo a la población. Ahora, su nombre y gestoría social cuajó en el ánimo poblacional. “Obras son amores y no buenas razones” dice el proverbio bíblico.
3) Entre Enrique Peña Nieto y Javier Duarte hubo acuerdo para que nadie tocara a Karime Macías. Incluso, el pacto se extendió entre el presidente de la república y el gobernador Yunes, a cambio, entre otras cositas, de un apoyo federal extraordinario para amacizar la yunicidad. Miguel Ángel Yunes Linares, sin embargo, rompió el pacto y expidió la orden de aprehensión contra Karime. El vaso comunicante entre Los Pinos y el palacio de Xalapa hizo cortocircuito. Los astros se reacomodaron a favor de Pepe.

PACTO ENTRE YUNES

4) Ricardo Anaya, el candidato presidencial del PAN, ya no va. Se fundieron los cables con Los Pinos. También rompió el pacto. Así, el candidato presidencial del gobernador Yunes se le cayó. Nadie dudaría de que el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, vino al puerto jarocho con el mensaje peñista. Su presencia en el café de “La Parroquia” traía chanfle.
5) El gobernador Yunes va de salida. Está en el último semestre de su periodo constitucional. Y cuando el político encumbrado está a un paso de entregar la estafeta, todos se van. Hasta los amigos se pierden. Cambian de intereses. El gobernador en turno pierde fuerza política y social.

6) Entre Cuitláhuac García, candidato de AMLO, y Pepe Yunes, candidato priista, ene millón de veces Pepe para la yunicidad azul. Simple y llanamente, y dado el cortocircuito entre AMLO y Yunes, Cuitláhuac lo encarcelaría. Es más ya envió aviso al Fiscal Jorge Wínckler para aplicarle la misma estrategia que a Luis Ángel Bravo Contreras. La sobrevivencia es más importante. Más vale tener el 50% de algo que perder el 100 por ciento. Descarrilado el primogénito nada como pactar con Yunes Zorrilla.

OPERADORES DEL PRI

7) Pepe ha construido una campaña extraordinaria. Cada vez, la gente se suma. Confía en su experiencia y trayectoria, probada y comprobada, cernida en la honestidad.
8) Hay un ejército de unos mil operadores electorales del PRI de norte a sur y de este a oeste empujando la candidatura. Su trabajo es como el topo de Carlos Marx. Callado. Discreto. Silencioso. Eficiente y eficaz.
9) Varios alcaldes, militantes y dirigentes priistas (y de MORENA, el PT y PES) han pasado a la cancha del PAN. Pero, cuidado, son gente con baja operatividad. Por ejemplo, Felipe Amadeo Flores Espinoza y Mario Tejeda Tejeda, los “Viagras azules”, organizaron un evento azul en Martínez de la Torre. El fracaso. Sólo asistieron unas veinte personas. Una cosa es la renuncia de las elites. Otra, que la población los siga, así sean los presidentes municipales.
10) La gente conoce más, mucho más, y más confía en Pepe que en los otros candidatos. Y en el día de las urnas se expresarán a su favor.
11) Aun cuando cada candidato tiene sus encuestas y hay quienes se proclaman punteros, una encuesta de Pepe Yunes reitera su liderazgo en la intencionalidad del voto.
12) El estilo personal de ejercer el poder del gobernador Yunes deja mucho que desear. Se basa en la intimidación, la amenaza y la represión. En 1997 perdió 107 alcaldías como presidente del CDE del PRI por esa misma razón. Ahora, una cosita es imponer la voluntad por decreto y otra que las elites y la militancia lo acepten en el Veracruz plural.

13) Dieciocho meses después, encarcelados 33 duartistas en el penal de Pacho Viejo y Javier Duarte en el Reclusorio Norte, la inseguridad y la zozobra en el diario vivir significan una pesadilla y un infierno. Además, hay una economía en recesión, deprimida, que ha paralizado la vida cotidiana.
14) Una cosita es Javier Duarte y otra, años luz de distancia, Pepe Yunes. Es más, en el primer trimestre del año 2014, Pepe se deslindó por completo de Duarte. Marcó su raya cuando la Auditoría Superior de la Federación interpuso denuncia penal contra Duarte en la Procuraduría General de la República, PGR, por desviar recursos públicos federales.
Así mira, siente y razona Gonzalo Morgado el primero de julio. “El tigre” olfateando y calibrando y midiendo la temperatura a la realidad. Pepe Yunes, dice, ganará la gubernatura.
Y que “nadie se haga bolas”.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *