xalapa
18
Search
Sabado, 20 de Abril de 2019
  • :
  • :

Expediente 2018: Prueba ácida

LUIS_VELAZQUEZ

Luis Velázquez

17 de diciembre de 2018

La prueba de fuego para el alcalde de Coatzacoalcos (Víctor Carranza Rosaldo, MORENA) fue el jueves 13 de diciembre. Cientos, miles de ciudadanos se vistieron de blanco y caminaron en calles y avenidas hartos de la inseguridad. 49 secuestros este año. Más de cien asesinatos. Más los desaparecidos. Cierre de negocios y comercios. Desempleo creciente. Extorsiones “al rojo vivo”.

Por menos, Nicaragua con Daniel Ortega y Francia con Emmanuelle Macron viven la peor pesadilla de sus vidas, las calles incendiadas de coraje social.

Lo peor:

El pueblo enardecido de Coatzacoalcos se plantó frente al palacio del presidente municipal.

Y el alcalde, encerrado en su laberinto, en su búnker, custodiado por los suyos.

A: Avisado de la marcha, nunca salió de su oficina para recibir el pliego petitorio.

B: Una hora y media, 90 minutos, de espera de los inconformes apoltronados en el palacio.

C: Los contestatarios integraron una comisión para subir al palacio y tocar las puertas del edil de MORENA.

Y D: El personal de la presidencia municipal les dijo que el alcalde estaba ocupado en otra misión.

He ahí, pues, el estilo personal de gobernar y ejercer el poder del presidente municipal de MORENA en el sur de Veracruz.

Podrá decirse que es un edil timorato, miedoso, evasivo, ante el coraje social en el infierno llamado Coatzacoalcos.

Pero su actitud expresa su identidad sicológica, siquiátrica y neurológica. Indolente. Desdén y menosprecio a la población. El Príncipe en su palacio. El principio de Peter: no puede, no quiere, o ha sido rebasado por las circunstancias.

Entre los manifestantes pusieron en la cancha la revocación de mandato y que aún cuando la figura democrática no está en la Constitución Política de Veracruz, hay otras figuras como son el plebiscito, la consulta popular y el referéndum, aprobadas en el sexenio de Miguel Alemán Velasco.

EL ALCALDE INDOLENTE

Cierto, el año virulento que termina con los 49 secuestros y más de cien asesinatos y cierre de comercios y negocios y extorsión floreciente en Coatzacoalcos también sucedieron en el bienio azul de Miguel Ángel Yunes Linares.

Pero, en todo caso, si el alcalde de MORENA se enjuagara las manos con tal circunstancia, ha de referirse que la política de seguridad pública es una tarea tripartita entre la Federación, el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento.

Nada perdería el morenista Víctor Carranza con dialogar con los inconformes.

Incluso, ponerse al frente y abanderar la causa.

Más todavía: armar un gran reality-show, más que en Xalapa, la sede de los poderes estatales, en la Ciudad de México, a partir de un cabildeo con el presidente de la república, y en el Congreso de la Unión, y en los medios defeños, pero más, mucho más, en la prensa internacional, pues solo así los jefes máximos escuchan y voltean a mirar el pueblo.

Por el contrario, con su negligencia solo incendió más a los ciudadanos.

Y más, luego de su ocurrencia semanas anteriores de que tendía la mano a los carteles y cartelitos para platicar con la Biblia por delante y tratar de reorientarlos para centrarse en el camino del bien, pues, dijo, les diría que con sus secuestros, desapariciones, asesinatos, fosas clandestinas, robos a comercios, bancos y casas habitación hacen mal y Dios los enviará al infierno donde Luzbel los recibiría con gusto y emoción.

¡Pobre alcalde!

¡Más pobre MORENA que lo eligió su candidato, sin experiencia política y social en el campo de batalla, sin fogueo en la adversidad pública, sin trayectoria en la administración pública, sin la gran sensibilidad social necesaria en el tiempo de la adversidad.

Ahora, solo falta que los chairos se lancen a través de las redes sociales contra los cientos, miles quizá, de ciudadanos de Coatzacoalcos participantes en la marcha por la paz.

LA LEY DE LOS MALANDROS

La semana anterior, por ejemplo, dos empresarios y una trabajadora petrolera fueron secuestrados en Coatzacoalcos, sustraídos de restaurantes y tiendas comerciales, y como escribió la reportera Sayda Chiñas, La Jornada-Veracruz:

“Además existe una sicosis ya que varios padres de familia y maestros han sido amenazados por grupos armados que se llevarían a los niños, si no entregan el dinero de su aguinaldo”.

Coatzacoalcos, el infierno, ante la incompetencia oficial del alcalde, el gobernador y la Federación para garantizar la seguridad en la vida y en los bienes, más, mucho más, en la vida, pues lo bienes van y vienen…, si regresan.

Todo Veracruz arde. Pero cuando un alcalde se encierra y acuartela en su búnker sin dar la cara ni enfrentar la realidad, creyéndose como decía Adolfo Ruiz Cortines que los problemas se resuelven por añejos, y sin representar al pueblo que lo eligió, solo queda andar como el secretario de Seguridad Pública, con la pistola al cincho…, por si las dudas.

Claro, también someterse a un curso de entrenamiento para disparar y de paso, para aprender defensa personal, y llegar, digamos, a la Ley de Talión, ojo por ojo y diente por diente, para luego aplicar la Ley Taibo a los malandros, así Veracruz se convierta en un pueblo sin ley.

¡Vaya presidente municipal irresponsable y cobarde, indigno!

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *