xalapa
18
Search
Jueves, 13 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Expediente 2018: Retrato hablado

LUIS_VELAZQUEZ
Luis Velázquez
15 de noviembre de 2018

El gobernador electo de Veracruz está convencido de que AMLO, el presidente electo, lo rescatará en todo y con todo y a pesar de todo para cumplir su mandato constitucional.
A cada rato, por ejemplo, cuando la liebre se le escapa, convoca a Andrés Manuel López Obrador como gran amigo de Veracruz y lo canoniza como el Mesías que la tierra jarocha ha esperado desde los días y las noches de todos los tiempos sórdidos y siniestros.
Se ignora si los gobernadores electos y en funciones como por ejemplo, Cuauhtémoc Blanco, de Morelos, también invoquen a AMLO como Niño Pípila, como Narciso Mendoza, para cumplir con la expectativa social levantada en la campaña electoral.
Pero aquí, en Veracruz, para el góber electo todo gira alrededor de AMLO.
Felicidad total, por ejemplo, porque el día 2 de diciembre, un día después de su toma de posesión, el presidente de la república estará en Veracruz para declarar la crisis humanitaria por tantos atropellos a los derechos humanos.
Pero luego luego, el góber electo le planteará, quizá ya lo hizo, que necesita treinta mil millones de pesos para cubrir sueldos de fin de año, más los aguinaldos, y enfrentar alguno que otro gran pendiente social, como si la secretaría de Hacienda y Crédito Público los tuviera disponibles.
Sin embargo, ha de recordarse que semanas anteriores, el góber electo se entrevistó con la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para solicitar el auxilio con la caída de Marcos Even Torres Zamudio como Fiscal Anticorrupción, “y el tiro le salió por la culata”, porque de ahí salió diciendo que la tarea corresponde a los diputados locales de Morena y lo que queda del PT y el PES.
Así, la tarea se ha recrudecido, porque los diputados locales de AMLO en Veracruz también se han fijado como tarea inequívoca el juicio político al Fiscal Jorge Wínckler.
Es decir, que con finura, la ex magistrada de la Suprema Corte de Justicia puso al góber electo en su realidad.
Por eso quizá, el bravucón secretario General de Gobierno que será, Éric Patrocinio Cisneros Burgos, fue contundente diciendo al Fiscal que una vez que ellos lleguen al palacio verá lo que le espera…
Y, bueno, igual que el pastorcito de Oaxaca lo ha dicho tantas veces que de plano se duda, aun cuando la solicitud ya fue interpuesta en la LXV Legislatura el martes 13.

EL ESTILO PERSONAL DE GOBERNAR

Cada gobernante suele imponer su estilo personal de ejercer el poder y de gobernar de acuerdo con su identidad y su personalidad.
Por ejemplo, del góber electo se afirma que es un solterón cien por ciento desconfiado, a tal grado que anda por la vida desconfiando de todos, olvidando que cuando se camina dudando del mundo cada persona solita se descarrila.
Por ejemplo, algunos políticos que han estado cerca dicen que nunca, jamás, informa a su chofer el destino siguiente, de tal forma que cuando trepa a su camioneta, agarra por sorpresa al conducto y le dice el lugar a dónde irán.
Y aun cuando la desconfianza expresa un grado determinado de inseguridad en sí mismo, según las versiones la única persona en quien confía es el diputado Raymundo Andrade Rivera, de Coatepec, un ingeniero agrónomo cercano al director de Pemex de AMLO, el tabasqueño Octavio Romero Oropeza.
Además, Raymundo Andrade ni siquiera es de MORENA, sino del Partido del Trabajo, a diferencia, digamos, del ex diputado Zenyazen Escobar, quien milita en el Movimiento de Renovación Nacional, y le ha dado por vestirse con traje morado de terciopelo y una cadena colgando del pecho y unos le llaman “Ludovico Peluche” y otros “Güicho Domínguez”.
Es más, hay quienes dicen que el góber electo tiene un número reducido de aliados de toda la vida y la poca gente a su lado está peleada o se ha peleado con los demás.
Fue el caso, por ejemplo, de la embestida del góber electo, a través de Zenyazen, a través del diputado local, Jorge Cazarín, para descarrilar a Amado Cruz Malpica.
Y más, porque Javier Gómez Cazarín, el antiguo vendedor de automóviles, sin trayectoria política ni biografía social, tiene un solo mérito, como es alabar sin cesar al góber electo, y que, bueno, suele consistir la estrategia de los Morenos remisos para ganarse la voluntad del futuro jefe del Poder Ejecutivo Estatal.

EL GÓBER ELECTO, EN LAS NUBES

Los detractores del góber electo aseguran que anda en las nubes y lo que, bueno, resulta lógico, cuando de diputado federal brincó a la gubernatura, sin más biografía política.
Y más, cuando a partir del primer de diciembre será el jefe máximo de la izquierda en el poder estatal y la mitad del mundo y la otra mitad se le pondrá a sus pies.
Y más, claro, las mujeres, pues a los 50 años de edad es un solterón quien con todo el poder político, económico y social se volverá, ya se volvió acaso, un soltero codiciado. Yo me volví sexy decía Javier Duarte.
Pero al mismo tiempo, se afirma que aun cuando tiene seguidores entre Morenos de abolengo y Morenos remisos, más desertores de otros partidos políticos, carece de operadores políticos y sociales.
Por ejemplo, en su momento designó a Diana Estela Aristegui como enlace con la secretaría de Seguridad Pública del yunista Jaime Téllez Marié, y según las versiones, ni siquiera, vaya, le han permitido entrar al IPAX donde gobierna y establece su ley el policía Mario Marín.
En tanto, nombró como su enlace a Enrique Antonio Ávila Contreras, de unos 34 años de edad, jugador de fútbol en el Club Britania, con licenciatura en Ciencias de la Comunicación, con cédula profesional, bajito de estatura y gordito, buena persona y que habla de usted a todo mundo, ante Comunicación Social, y ni fu ni fa con Elías Assad Danini.
Y mientras, con su nombramiento, Ávila Contreras sorprendió a todos en su Club Britania de Xalapa, por la designación tan inesperada, al grado que pocos, excepcionales, le creían, con todo y que su nombre ya estaba aplicado en la lista consabida.
Y mientras “son peras o manzanas”, el doctor Hilario Barcelata cuenta que repetirá como director de lnstituto de Pensiones, más que por su amistad con el góber electo, porque él es un hombre de izquierda.
Y la diputada local, Ana Míriam Ferráez, aquella que como panista decía que “AMLO me da asquito”, y quien en el Congreso suele hablar por un celular que un auxiliar le carga, se promueve como directora estatal del DIF, con todo y que AMLO ya anunció que el DIF desaparecerá a partir del primero de diciembre.
En el periódico “AZ”, todavía están esperando la entrevista exclusiva que el góber electo les ofreció con motivo de su aniversario, mientras algunos profesionales de Xalapa ya se hartaron de que el padre del góber electo les tome el pelo solicitándoles proyectos sexenales para llevarlos con el hijo.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *