xalapa
22
Search
Domingo, 23 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

Expediente 2018: Veto de Américo Zúñiga

LUIS_VELAZQUEZEn su tiempo de presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez era un político conciliador.

En el CDE del PRI, experimentó la peor derrota política de su vida… y del PRI.

Ahora, está con un pie adentro y otro fuera del CDE, pero desea establecer sus reglas.

Una de ellas, dice, que su lugar nunca lo ocupe “alguno de los que traicionaron al partido o que nadaron de muertito en la pasada contienda”.

Pero al mismo tiempo, omite nombres. Digamos que “tira la piedra y esconde la mano”, igual, igualito como sucede en el rafagueo de las redes sociales.

Más, mucho más se decía en el mercado popular cuando en las mañanas las señoras se reunían para comprar el mandado y contaban los chismes del día anterior, “con pelos y señales”.

Cierto, en el tinglado partidista y mediático están algunos de los nombres de los presuntos Judas, y/o en todo caso, de los Judas hechos y derechos.

Pero Américo evade la realidad. Quizá porque en nombre de la civilidad y la coexistencia pacífica desea retirarse en paz, vaya a ser que algún día se le revierta.

Es el mismo lenguaje político registrado en la historia, con todo y que los traidores de que habla provocaron la derrota de su amigo y hermano putativo, Pepe Yunes Zorrilla, como candidato priista a gobernador.

Y más, cuando el tricolor perdió todas las candidaturas a diputados locales y federales y si logró cuatro para la LXV Legislatura y una sola curul para el Congreso de la Unión fue por la vía pluri, es decir, de rebote… que suerte Dios procure.

 

DEMASIADA TOLERANCIA

 

Unos, dice el presidente del CDE, “traicionaron al partido”.

Y otros “nadaron de muertito” (Notiver ,21 de agosto, 2918).

En su lógica hay Judas de primera y Judas de tercera.

Advierte:

“No es rodar cabezas por enojo. El PRI tiene instancias. Hay una comisión de ética. Sería injusto para aquellos que trabajaron que los que no lo hicieron no reciban alguna sanción”.

El caso es que dos meses después del Waterloo más vergonzoso del tricolor, todavía siguen cacareando el mismo discurso amenazante de la expulsión, sin aterrizar en hechos concretos y específicos.

Ahí se la llevarán.

Más agallas tuvo Enrique Ochoa Reza como presidente del CEN para expulsar a Javier Duarte como militante a tono, digamos, con la denuncia penal que lo llevara al Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

Claro, si Duarte fue expulsado se debió a un manotazo del presidente Enrique Peña Nieto luego de que se excedió en sus presuntas pillerías de que está acusado.

En el caso, a René Juárez Cisneros, diputado federal que hoy toma posesión y coordinador de la chiquibancada en el Congreso de la Unión, le faltó espacio y tiempo para ordenar la expulsión de los Judas en Veracruz.

Y Claudia Ruiz-Massieu, Senadora de la República desde hoy, electa presidenta del CEN, andará en otros rollos.

Américo Zúñiga, en medio de la espada y la espada.

Si tuviera firmeza, los Judas ya estarían en la Comisión de Honor y Justicia y en la Comisión de Ética, anexos, conexos y similares, para ser expulsados.

Incluso, cuando “Los Viagras” Felipe Amadeo Flores Espinoza y Mario Tejeda Tejeda abandonaron el PRI y tocaron las puertas del PAN, muchos militantes levantaron la mano para ser llevados a juicio político, ético y moral, y Américo, digamos, tolerante y paciente.

Y cuando los caciques Ricardo García Guzmán (Pánuco), Basilio Picazo (Papantla), Regina Vázquez Saut (Acayucan) y Renato Tronco Gómez (Las Choapas) dejaron el tricolor camino al paraíso terrenal con el PAN, también calló Américo.

Y cayó de manera abrumadora durante todo el tiempo en que los duartistas Érick Lagos, Jorge Carvallo junior, Adolfo Mota y Alberto Silva Ramos, los cuatro ex presidentes del CDE del PRI, “se tiraron al piso” de la yunicidad para salvar el pellejo familiar y salvar el penal de Pacho Viejo.

Hay, no obstante, dice Américo, una Comisión de Ética y, bueno, ante la ética, ya lo dijo el presidente Enrique Peña Nieto con su filosofía universal:

“Aquel que esté libre de pecado… que tire la primera piedra”.

 

HÉCTOR YUNES LOS NECESITA

 

Según el amigo de Pepe Yunes, “es de risa que aquellos que trabajaron por otras opciones políticas casi de manera evidente hoy quieran ser los salvadores del partido”.

¡Ah!

Pero con tal lenguaje subliminal, insinuante, cantinflesco, hablar mucho sin decir nada, “curarse en salud”, enviar mensajitos, “te lo digo, Juan, para que lo escuches Pedro”, etcétera, a ningún lado se llega.

Quizá habría de parafrasear a la ex diputada Octavia Ortega con sus “huevos tibios” que tanto le gustan.

Y no obstante, y como decía Tito Monterroso, “el dinosaurio al despertar… (sigue) ahí”.

Con todo, el estilo personal de hablar de Américo Zúñiga encarna el lenguaje universal de las elites priistas.

Así son. Así han sido. Así continuarán.

Es el lenguaje soterrado para que todos cohabiten haciéndose bolas deseando quizá, y como en el caso, el regreso del hijo pródigo de la biblia.

Una cosita es que Américo los vete como sucesores y otra que pasado un ratito todo se olvide y todos olviden agravios y se perdonen y sigan trepados en el arca de Noé.

Héctor Yunes Landa, diputado federal por otra ocasión, los necesita a todos pues hombre del futuro y con futuro se cree ya el único candidato priista a gobernador en el año 2024.

Para entonces, y de ser así, tendrá 66 años y si un Veracruz que tendrá a un 60, 65 por ciento de la población menor de 30 años, le dijera que está viejito y el tiempo se le pasó bien podría adoptar la frase célebre de Miguel Alemán Velasco de que nadie lo contrató para semental.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *