xalapa
18
Search
Miércoles, 13 de Noviembre de 2019
  • :
  • :

Expediente 2019: El Culiacanazo

LUIS_VELAZQUEZ

Luis Velázquez

21 de octubre de 2019

El caso Culiacán (la captura y libertad de un hijo de “El chapo”) es peor que el par de fugas de Joaquín Guzmán Loera.

Y si Ayotzinapa y la Casa Blanca perseguirán toda su vida al hippie Enrique Peña Nieto, y “El comes y te vas” y el caso Martita perseguirán a Vicente Fox Quesada y si el Ejército Zapatista de Liberación Nacional y el subcomandante Marcos y el asesinato de Luis Donaldo Colosio a Carlos Salinas, entonces, “El culiacanazo” seguirá el resto del sexenio y su vida a A.M.L.O., el presidente de la república, según profetiza el politólogo y sociólogo, Carlos Ernesto Ronzón Verónica.

Y más, como afirma, que de acuerdo con las versiones, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública nacional, le presentó su renuncia y se la rechazó.

Y es que luego del “Culiacanazo” en que el cartel de Sinaloa mostró el puño y logró su objetivo, parte creciente de la población esperaba una renuncia para lavar la imagen del presidente, digamos, la cabeza ensangrentada y decapitada de Juan Bautista a Salomé como regalito de Herodes para llevarla al tálamo y disfrutar su cuerpo de bailarina hawaiana.

Y la renuncia era de Alfonso Durazo.

Días oscuros y grises de la 4T. Los hechos como mal karma para la izquierda describe el profesor egresado de Ciencia Política en la Universidad Complutense:

Por un lado, la semana clave, indicativa y significativa del debate legislativo sobre la revocación del mandato, el inicio de la construcción del polémico aeropuerto de Santa Lucía, la ley de ingresos y la renuncia de Carlos Romero Deschamps al liderazgo petrolero luego de 26 años de dictadura sindical.

Y por el otro, la mala vibra con la emboscada y asesinato de 14 policías en Michoacán, el fuego cruzado en Guerrero con doce malandros ejecutados y un policía federal y “la cereza del pastel” con “El Culiacanazo”.

Y todavía faltan 5 años, un mes y una semana.

Por lo pronto, estemos felices. Donald Trump ha ofrecido blindar la frontera norte para evitar la entrada de armamento sofisticado para los narcos, como el utilizado en Culiacán, hosanna, hosanna, a ver quiénes creen la faramalla demagógica.

A.M.L.O. CUIDÓ POPULARIDAD

El mal fario está canijo. Y más, porque se está reproduciendo parte del sistema político en el tiempo priista y panista.

Por ejemplo:

Luego de “El Cualicanazo”, los Siervos de la Nación levantaron la mano en defensa presidencial.

Dos figuras icónicas:

Epigmenio Ibarra, el cineasta de la izquierdea, diciendo que se trataba de una conspiración “de la mafia del poder”.

Y el góber jarocho con su comunicado “tirando la espada en prenda” por A.M.L.O.

Para entonces, “El Culiacanazo” ya estaba consumado. El error navegaba en el mundo.

Inadmisible que el gobierno federal decidiera soltar al hijo de “El chapo”, que para salvar vidas cuando las bajas fueron demasiado bajas, y cuando en vez de demostrar con hechos la fuerza del Estado (soldados, marinos, Guardia Nacional y policías estatales y municipales de Sinaloa) tomaron la errática decisión.

Una decisión que, claro, así como está el país de fragmentado, fracturó más a los liberales y conservadores, a los tirios y troyanos, a favor y en contra de la figura presidencial predicando “el amor y paz”.

En realidad, dice Ronzón, el presidente de la república cuidando su popularidad, igual, igualito que cuando Luis Echeverría Álvarez soñó con el liderazgo mundial en la Organización de las Naciones Unidas y se la pasó congraciándose con los líderes del movimiento estudiantil del 68, pero sin resultado favorable, pues con todo y su Carta de Derechos y Deberes de los Estados nunca llegó al cargo.

MIDIERON CARTELES AL OBRADORISMO

Los carteles ya “midieron el agua a los tamales” con el caso Culiacán.

Saben que presionando con el tiroteo a la población civil para multiplicar el terror y el horror…

Saben que disparando en la vía pública a diestra y siniestra…

Saben que atosigando a las redes sociales con el video inmediato del fuego cruzado…

Saben que recrudeciendo el tiroteo…, el obradorismo cede. Y por ahí se irán profetiza el maestro.

Por eso, es la hora de un manotazo presidencial.

Por un lado, la cabeza de Alfonso Durazo para “caer para arriba” igual que el ex director del IMSS, el ex panista Germán Martínez, y regresar al Senado de la República y desde la curul esperar la candidatura de MORENA a gobernador de Sonora, su legítimo sueño político.

Y por el otro, la hora de revisar la estrategia fallida.

De lo contrario, por delante quedan 5 años de calamidad política, social y económica.

Y más, porque el Estado de Derecho es el garante de la seguridad en la vida y en los bienes. Y un Estado cediendo a las presiones del Cartel de Sinaloa queda desdibujado.

Falló Alfonso Durazo y ha de renunciar.

Incluso, nada fácil sería que si Donald Trump habló al presidente de la república para felicitarlo según la versión oficial, de acuerdo con el politólogo y sociólogo, con regañiza de por medio.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *