xalapa
18
Search
Lunes, 23 de Setiembre de 2019
  • :
  • :

Expediente 2019: El infierno de los derechos humanos

LUIS_VELAZQUEZ

Luis Velázquez

11 de junio de 2019

Javier Duarte, con sus policías y Fiscales, convirtió a Veracruz en un infierno. El procurador Felipe Amadeo Flores Espinoza y el Fiscal Luis Ángel Bravo Contreras, dejaron el desdén y el menosprecio por los desaparecidos y familiares como legado histórico.

Miguel Ángel Yunes Linares cantó bien las rancheras. El desdén a los Colectivos con Jorge Wínckler Ortiz alcanzó “la plenitud del pinche poder” como decía el clásico.

Incluso, en aquel entonces fue aplicado el más frío y calculador, pero también engañoso, ejercicio público.

Por un lado, Yunes entregó la medalla Adolfo Ruiz Cortines a las madres que buscan intensamente a sus hijos.

Y por el otro, Wínckler, primero, las dividió y hubo Colectivos a su lado, encarnadas por Aracely Salcedo, y otros Colectivos, en contra con el Solecito a la cabeza.

Pero, además, el señor fiscal, originario de Oaxaca y avecindado en Veracruz desde la escuela secundaria, parece, exhibió al Solecito con toda la fuerza y el aparato gubernamental.

Ahora, con Cuitláhuac García, el Solecito vive, digamos, una luna de miel, en tanto el Colectivo de Aracely Salcedo dice que la puerta está abierta al gobernador… por más y más que lo han invitado.

Por eso mismo, el Solecito continúa rafagueando al fiscal… hasta que, digamos, el sueño se cumpla con su destitución.

Más ahora cuando, todo indica, la mano de Papá AMLO se ha metido, de tal forma que el ORFIS, Órgano de Fiscalización Superior, han interpuesto denuncias penales en la Fiscalía General de la República en contra de la yunicidad, quizá como una estrategia para apretar la tuerca a Yunes y el fiscal renuncie como parte de una negociación como afirma el politólogo Ramón Benítez.

FISCALÍA, “UNA PORQUERÍA”

El Solecito tiene las manos metidas en la yugular del fiscal.

En el primer semestre de Cuitláhuac, por ejemplo, sitió el palacio de Wínckler exigiendo su renuncia.

Ahora, la madre de un desaparecido, la señora consuelo Pardo, dijo que el trabajo de Wínckler “es una porquería”.

“Al fiscal no le interesa nada. Tiene empantanadas las investigaciones. Ha perdido las pruebas de AND. Nos hemos las pruebas muchas veces. ¡Que se largue! ¡No lo queremos! No le interesan nuestros hijos” (Diario de Xalapa, Danytza Flores, 5 de junio, 2019).

Fue el día cuando el Solecito recibió a una comitiva de Estados Unidos encabezada por la consejera política de la Embajada y a quien entregaron pruebas, documentos, testimonios, historias de las agresiones a los derechos humanos del Fiscal, anexos y conexos.

¡Vaya infierno de las madres del Solecito, de igual manera como de las madres de los otros 16, 17, 18 Colectivos!

A: El secuestro de sus hijos.

B: La desaparición.

C: La versión de que pudieran haber sido asesinados.

D: La posibilidad de que estuvieran enterrados en algunas de las casi cien fosas clandestinas descubiertas en unos 45 municipios de Veracruz, aun cuando la versión es que hay tantas fosas como demarcaciones.

E: Y, de ñapa, la lucha contra los dos últimos fiscales de Javier Duarte y el Fiscal de Yunes, que todavía subsiste pues fue elegido por el Congreso local para un período de 9 años, el mismo contemplado para el resto de Fiscales en el país y la nación.

Se acreditaría que en la desaparición de los hijos estarían involucrados los carteles y cartelitos.

Pero, caray, que los fiscales se vuelvan enemigos, adversarios, detractores de los Colectivos y les bloqueen su trabajo para asesinar su esperanza significan palabras mayores, como si viviéramos en una dictadura militar o civil.

DESAPARECIDOS CON YUNES

La Solecita Guadalupe Ortiz Torre es madre de José Luis Márquez Ortiz, desaparecido el 17 de mayo del año 2017. Es decir, en el bienio de Yunes Linares.

Ella dice:

“La Fiscalía es una porquería. No tener noticias de nuestros hijos. Es un dolor insoportable. Queremos saber de ellos”.

Y aun cuando el Fiscal de los Desaparecidos, Hugo Alberto Martínez Saldaña, festina que cada lunes tienen reuniones con los Colectivos, de ser así, ningún resultado satisfactoria para las madres y los padres.

Y en la vida, más en la política, lo único que cuenta son los hechos, los resultados, porque las palabras, las promesas, la venta de esperanzas, han sido y están prostituidas.

Y, bueno, calificar de porquería a la Fiscalía expresa la desesperación de las madres con hijos desaparecidos, pues nada más angustiante que ignorar el destino de un hijo “levantado”.

Y más cuando a cada rato siguen apareciendo más fosas y por más que la yunicidad inculpó a Javier Duarte, Arturo Bermúdez Zurita y Luis Angel Bravo Contreras del peor de los mundos, el hijo de la señora Guadalupe Ortiz Torre desapareció 5 meses y medio después de que Yunes Linares tomara posesión, Jaime Téllez Marié secretario de Seguridad Pública.

Caray, más, mucho más ganarían Winckler y anexos y conexos actuando con humildad (que desconocen y desdeñan) ante los Colectivos y gestionando con hechos la posibilidad de una respuesta concreta y específica, sin agravios.

Pero la soberbia es canija. Y cuando los políticos y funcionarios sienten que están tocando el cielo con la yema de los dedos, entonces, como decía Velpasiano, sienten que se están convirtiendo en un dios.

Dios terrenal, dios efímero, dios enmascarado, dios falso, dios al fin, dueños del día y de la noche, alucinados con su egotismo creyendo que el cargo público es para siempre.

La soberbia, dice el viejito del pueblo, es la peor lacra salida de la caja de Pandora.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *