xalapa
18
Search
Martes, 23 de Julio de 2019
  • :
  • :

Expediente 2019: “Mi vida por Cuitláhuac”

LUIS_VELAZQUEZ

Luis Velázquez

17 de junio de 2019

Un diputado local de MORENA “se jaló de los cabellos”. Pronto, Juan Javier Gómez Cazarín, podría achicharrarse en el infierno. Por aquí la esposa de Marcos Miranda, el reportero secuestrado 18 horas en Boca del Río, aseguró que el gobernador y el secretario General de Gobierno lo tienen amenazado, el legislador habló.

“Yo, dijo, meto las manos al fuego” por Cuitláhuac y Éric Cisneros.

Guadalupe Victoria, el primer gobernador de Veracruz y el primer presidente de la república, se quedó chiquito:

“Va mi espada en prenda”, dijo.

Guillermo Prieto, defendiendo la vida de Benito Juárez, dijo:

“Los valientes no asesinan”.

Napoleón Bonaparte, glorificando a José María Morelos, dijo:

“Con otro general como Morelos conquisto el mundo”.

Joseph Goebbels dijo a Adolf Hitler:

“Con usted… hasta la ignominia”.

Más modesto, Cuauhtémoc, el príncipe azteca, preguntó a Hernán Cortes:

“¿Acaso estoy en un lecho de rosas?”.

Antiguo vendedor de automóviles en el sur de Veracruz, y en abonos, originario de Los Tuxtlas, tierra de brujos, el diputado de MORENA quiso así hechizar a Cuitláhuac y Cisneros, esperando quizá, primero, “manos libres” para manejar el billete en la Junta de Coordinación Política, y segundo, amarrar un cargo público en el gabinete, siguiendo el ejemplo de su héroe patrio, el stripero Zenyazen Escobar, secretario de Educación.

Además, brujo al fin, sabe, está consciente, seguro, de que en la vida política nada cuaja más ni tiene mejores dividendos que halagar a los jefes, a los patrones, a los superiores.

Y es que ensalzar la vanidad, la frívola vanidad, reditúa tanto como sembrar drogar para salir de pobre y jodido, por ejemplo.

De halagar a los clientes de coches, Gómez Cazarín pasó a tirar incienso al góber y a su segundo.

¡Vaya jalada de cabellos!

Y, bueno, si el diputado alcanzó el placer político más intenso significaría quizá que sus jefes máximos son sensibles al chocoleo y de acuerdo con el sistema a político, Gómez Cazarín estaría compitiendo con los corifeos, barbies y eunucos.

Y más, cuando el jueves 13 de junio, parte de los diputados locales de la LXV Legislatura tronaron en contra del gabinete legal de Cuitláhuac exponiendo el desdén y menosprecio con que los tratan, pues ni siquiera, caray, les otorgan el legítimo derecho de audiencia.

En ningún momento, claro, porque los legisladores quieran, digamos, obra pública para alguna empresa constructora, sino para gestionar servicios públicos para sus distritos.

PERDIDA LA DIGNIDAD, TODO SE PIERDE

Para el titular de la JUCOPO, la noticia dejó de ser el secuestro del primer reportero en la era Cuitláhuac, considerando, por ejemplo, que con Javier Duarte fueron asesinados 19 trabajadores de la información, más tres desaparecidos, y con Miguel Ángel Yunes Linares 5 más fueron ejecutados, entre ellos, un hondureño.

La noticia para Gómez Cazarín fue el diputado que está dispuesto a “poner las manos al fuego” por sus patroncitos, a tono, digamos, con la epopeya histórica de Adolfo Mota quien como secretario de Educación dijo al gobernador Javier Duarte luego de que lo había despedido:

“Un menosprecio de usted es peor que el menosprecio de mi esposa”.

El coordinador de la JUCOPO “tirándose al piso” de una forma barata y ramplona, sin pudor ni dignidad, peor aún, sin respeto a sí mismo.

Y más, porque su filosofía y estrategia política para seguir caminando en la política (horror al crimen regresar a vender coches) se concitó en medio de las siguientes, entre otras, acciones de violencia creciente:

Uno. El asesinato del hermano del reportero Ángel Martínez Armengol, ex director de TV Más.

Dos. La protesta en Córdoba por el secuestro de dos menores y su señora madre.

Tres. Un hombre más ejecutado en Xalapa, ahora, en la colonia El Moral.

Cuatro. La denuncia del presidente municipal de Camerino Z. Mendoza por tanta inseguridad y que tiene harta a la población.

Cinco. La denuncia de la diputada Andrea de Guadalupe Yunes Yunes de que la gente humilde, pobre y jodida está muriendo por la negligencia del secretario de Salud.

Seis. Los 959 asesinatos hacia el día 196 de Cuitláhuac y en que se incluyen 122 feminicidios y 39 menores asesinados, además de los 192 secuestros.

Ni una palabra del titular de la JUCOPO y que siga, entonces, “metiendo las manos al fuego” por sus patrones para felicidad de su bolsillo familiar.

TOCAR LA FLAUTA MÁGICA DE HAMELÍN

Queda expresa la sumisión, el vasallaje y el servilismo de algunos diputados de MORENA al Poder Legislativo.

Manifiesto queda que los Gómez Cazarín y los José Manuel Pozos Castro, anexos y conexos, fueron elegidos por la vía del dedazo.

El tiempo priista y panista del sometimiento de los Poderes Legislativo y Judicial al Ejecutivo valida la cercanía con el Príncipe, el dador del bien y del mal, el jefe máximo del presupuesto, las policías y los penales.

La vida, como una telenovela.

Gómez Cazarín, defendiendo a los jefes quienes lo arropan y le dan poder y lo volvieron hombre importante, el azote, el fiscal del resto de los diputados locales y de los 212 presidentes municipales y tesoreros.

Algún día quizá, en los meses que restan a la LXV Legislatura se repetirá la historia de cuando Maximino Ávila Camacho gobernaba Puebla, su hermano Manuel presidente de la república, y en la euforia alcohólica Max se trepaba en la espalda de sus colaboradores en el gabinete legal y ampliado como si fueran unos caballos y les ordenaba que relincharan y relincharan y más, a cambio, claro, de “meter la mano al cajón” y conservar el puesto público.

Además, el titular de la JUCOPO, intrépido, osado y temerario, porque apenas, apenitas tendrá un par de años de conocer al góber y al secretario de Gobierno, y nada más productivo para caminar en el sexenio con el halago inescrupuloso.

Así creerá, estará seguro que las puertas del cielo seguirán abriéndose y con el culto a la persona frívola y vanidosa rozará el más allá con los dedos.

¡Uníos, ángeles y querubines, para loar a Cuitláhuac y Cisneros!

¡Gómez Cazarín está tocando la flauta mágica de Hamelín!

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *