xalapa
18
Search
Sabado, 20 de Abril de 2019
  • :
  • :

Expediente 2019: Son los malandros o la población

LUIS_VELAZQUEZ

Luis Velázquez

16 de abril de 2019

Cada vez hay más protestas sociales en contra de la inseguridad. Católicos, cristianos, ONG, la población. Ahora, Colectivos, activistas, académicos de la Universidad Veracruzana y agrupaciones defensoras de derechos humanos, levantaron la voz. Y el jueves 11 de abril, pidieron al gobierno de Veracruz “detener la ola de crímenes que generan vulnerabilidad, sufrimiento e incertidumbre”.

Pero en el palacio de Xalapa están feliz, orgullosos, del Festival de Salsa a efectuarse en Boca del Río, y nadie escucha. Nadie oye. Nadie replica. Nadie toca las campanas.

Algún día, sin embargo, la población tocará las campanas de la iglesia llamando a la sublevación social.

A todos ellos, la república amorosa de AMLO en Veracruz y la Fiscalía azul, les vale.

Será, quizá, a que simple y llanamente, no pueden. Y como están rebasados por la realidad adversa, entonces, se hacen locos.

Peor tantito:

Como en el caso del góber “se lavan las manos” diciendo que ya pidieron ayuda a Papá AMLO.

Y mientras el territorio jarocho chorrea sangre, el secretario General de Gobierno confiesa el infierno. La Guardia Nacional, dice, tardará mucho en llegar.

Por eso, lanzarse a calles y avenidas de los pueblos para inconformarse…

Publicar comunicados exigiendo frenar la ola de violencia…

Detener, linchar y quemar vivos a los malandros como en Soledad Atzompa y el Valle de Uxpanapa…, se ha vuelto insuficiente.

La población ha de encontrar otra estrategia, otro método, otro camino… para ser escuchada.

Y así como un montón de jóvenes y adultos originarios de Coatzacoalcos, migrantes en la Ciudad de México, efectuaron un plantón ante la Oficina del Gobierno de Veracruz en la Ciudad de México, quizá convendría repetir y multiplicar la escena.

El activismo social ha de llegar, por ejemplo, a la cancha federal. Y a la prensa internacional. Y a la ONU y organismos anexos y conexos.

La vida es supervivencia. Son los malandros o es la población.

La autoridad, en el limbo.

YA, SEÑORES, DEJEN DE PELEAR Y COORDÍNENSE

“Exigimos, dijo la comunidad estudiantil de la UV, ONG, Colectivos y Activistas, que las autoridades gubernamentales en sus diferentes niveles se coordinen y den prioridad al problema de la inseguridad, más allá de discursos”.

En el párrafo dejan constancia de los 4 meses y medios de MORENA en la silla embrujada de palacio.

Una población harta, fastidiada, irritada, encolerizada, con el pleito verdulero entre el gobernador, el secretario General de Gobierno y el secretario de Seguridad Pública… con el Fiscal.

Y verdulero porque solo se trata de una lucha encarnizada y cruenta por el poder total y absoluto.

El góber quien desea someter a los otros dos Poderes (Legislativo y Judicial) y la Fiscalía que, digamos, se defiende, aun cuando el Fiscal se encumbrara en diciembre del año 2016 de la misma forma, es decir, lanzando a su antecesor, preso en el penal de Pacho Viejo acusado de desaparición forzada.

Y en contraparte, el estado de Veracruz experimentando “una sistemática acumulación de violencias que afectan la vida cotidiana de la sociedad.

El clima de inseguridad es alarmante, escribieron. Los delitos de alto impacto como secuestros, levantones, feminicidios y ejecuciones son una constante”.

En 2016, Javier Duarte perdió la gubernatura con su candidato Héctor Yunes Landa por dos ejes rectores. Uno, la corrupción, que lo ubicara como el villano favorito de Enrique Peña Nieto, y dos, el alto decibel de inseguridad, tiempo de la alianza de políticos, jefes policiacos, policías y malandros para desaparecer personas.

En el año 2018, Miguel Ángel Yunes Linares perdió la gubernatura con su primogénito por dos vasos comunicantes. Uno, el nepotismo, y dos, la inseguridad.

4 meses y medio después de MORENA en el palacio ha resbalado con el mismo tropezón en la cancha social.

Cierto, cierto, cierto, con el góber de AMLO en Veracruz, la mayoría de carteles ya estaban aquí, a excepción del Cartel del Siglo, de reciente cuño.

Pero al mismo tiempo, con la llegada de la izquierda al palacio, tampoco los carteles y cartelitos se han ido.

“El estado de Veracruz, dice el comunicado estudiantil de la UV con sus organismos solidarios, se ha convertido en uno de los más peligrosos para los ciudadanos en general y también para los activistas y defensores de derechos humanos”.

PATROCINIO QUIERE PARECERSE A YUNES LINARES

El clamor crece y crece como los hongos, los ácaros y los conejos.

Cada vez, más protestas y la cólera social encendida multiplicándose.

El góber, sordo.

El secretario de Seguridad Pública, escondiéndose en las valencianas del góber.

El Fiscal, sordo.

El secretario General de Gobierno, el peleador callejero encargado de rafaguear al Fiscal “a tiro por viaje”, soñando con parecerse al Miguel Ángel Yunes Linares de Patricio Chirinos Calero.

Pero, y por desgracia social para Veracruz, “El dos del palacio” de Cutiláhuac García Jiménez ni a los talones llega a “El dos de palacio de Chirinos.

Con todo, el góber, orgulloso de su Festival de Salsa, inaugurando callecitas mamonas como la gran obra pública sexenal y que ninguna vergüenza le da.

Mientras, la Senadora de MORENA, Claudia Balderas (Clau, en las redes sociales) más feliz, logrando que una jueza de Coatzacoalcos liberara a su asesor, chofer, empleado y pareja, se afirma, acusado de depredación sexual con una niña de 13 años.

Inseguridad e impunidad, males “crecidos al castigo”.

El país arde. También arde Veracruz. Y el peor social que está sucediendo como una pesadilla es que hay protestas, plantones, marchas, comunicados y declaraciones en contra de la ola de violencia, y a los Morenistas les vale.

Tan pronto ya cayeron en la indolencia, el desdén y el menosprecio social.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *