xalapa
18
Search
Miércoles, 20 de Marzo de 2019
  • :
  • :

Expediente 2019: ¡Vaya alcaldesa panista!

LUIS_VELAZQUEZ
Luis Velázquez

11 de marzo de 2019

Veracruz chorrea sangre femenina. Cada dos días, por ejemplo, una mujer es asesinada. Al momento, 43 feminicidios en el sexenio de la izquierda en el palacio de gobierno de Xalapa. Las secuestran y desaparecen. Las violan. Las matan. Las cercenan. Las decapitan. Las tiran en despoblado, a la orilla del camino, entre cañaverales.
En Xalapa, Veracruz, Córdoba y Orizaba, las mujeres han marchado en las calles y avenidas clamando y reclamando justicia.
En el bienio panista de Miguel Ángel Yunes Linares, el secretario de Seguridad Pública justificaba los crímenes de mujeres diciendo que se trataba de violencia intrafamiliar.
El Fiscal carnal de entonces la pasó menospreciando el trabajo de los Colectivos, sobre todo del Solecito, cuando denunciaban el asesinato de sus hijas.
Y sin embargo, en la región de Córdoba y Orizaba, donde han asesinado y satanizado a niñas, como en Río Blanco, de que eran narcas y una de ellas amante de un malandro, la presidenta municipal de Córdoba, la panista Leticia López Landero (“Soy soldadera de AMLO y de la Cuarta Transformación del País”) se exhibe con su forma de pensar y se inmola en la plaza pública.
Por ejemplo:
En el Día Internacional de la Mujer pronunció un discurso azul y cuando hablara del feminicidio dijo lo siguiente:
“Es víctima… la que quiere ser víctima.
A veces dicen:
“Es que yo soy víctima de violencia, porque en mi casa mi marido me agrede, me pega y me lastima”.
Pero (la mujer) es víctima porque lo permite” (El Mundo, Jazmín Suazo).
¡Vaya servidora pública, vaya alcaldesa, vaya panista, vaya PAN con militantes así!
De entrada, ninguna mujer permite, por voluntad propia, que la agradan y le peguen.
Ninguna.
En todo caso, es la fuerza física del hombre ante la mujer la que se impone y avasalla.
Y luego, si la mujer intenta separarse, la amenaza de muerte.
Y si el feminicidio crece fuera de control, descarrilado, Veracruz en el primer lugar nacional, se debe, primero, a la incapacidad de la secretaría de Seguridad Pública del gobierno de Veracruz para garantizar la seguridad en la vida de las mujeres, y segundo, a la incapacidad manifiesta del Fiscal para procurar justicia.
Grave, gravísimo, cuando la presidenta municipal de un pueblo piensa y siente como Leticia López Landero.

“TODOS LOS DÍAS, EL MUNDO ME MATA”

Al mismo tiempo, en rara y extraña coincidencia, locura total, la alcaldesa de Córdoba se inmola en la vía pública.
Y mientras Veracruz chorrea sangre femenina, la señora panista acuña frase bíblica y dice: “Hablamos de feminicidio, de muerte hacia una mujer, y cómo se le llama, todos los días, lo que a mí el periódico El Mundo me hace” luego de su discurso cuando la prensa local la entrevistó sobre una estrategia para prevenir el feminicidio en el pueblo.
Pareciera que la presidenta tiene problemas con el tinaco mental.
Casi casi se va pareciendo al dictador Porfirio Díaz Mori con su obsesiva obsesión sobre Ricardo Flores Magón, cuyo periódico Regeneración lo tundía “a tiro por viaje”.
Para la alcaldesa, los 43 feminicidios que van en el sexenio de la izquierda en Veracruz se deben, entre otras cositas, porque cada mujer se lo buscó y ninguna importancia familiar ni social tienen.
Por el contrario, feminicidio… el suyo, y con lo que, además, quisiera cambiar el Código Penal porque todos los días El Mundo la está matando.
Lo bueno, claro, que en todo caso, parece tener más vidas que un gato.
Y lo peor:
Si antes reveló que El Mundo buscando, digamos, un convenio con el Ayuntamiento como es habitual en la relación del gobierno y la prensa, terminó por cronicar su desgobierno en el poder municipal, ahora, y a partir de su política fallida hay más razones para el ejercicio crítico de la prensa, la pobrecita se victimiza y se dice objeto y sujeto de un feminicidio.
¡Vaya analogía deschabetada!, la misma cuando creyéndose dueña de la voluntad popular impuso a su hijita como candidata a diputada local y fue derrotada en las urnas.

¡POBRECITA, SE INMOLA EN LA PLAZA PÚBLICA!

En catorce meses de gobierno municipal, demasiados, excesivos agravios de la alcaldesa de Córdoba en contra de la institución periodística de El Mundo.
Una. El fuego enemigo torpedeando desde el discurso público al diario más antiguo y sólido de la región centro de Veracruz.
Dos. El retiro de la estatua del maestro y filósofo, fundador de El Mundo, Othón Arróniz, de un parque público.
Tres. El acoso, persecución y represión en contra de los voceadores de El Mundo, uno de ellos, discapacitado.
Cuatro. El torpedeo de un periódico local, “El buen tono” que en mal tono rafaguea a El Mundo, porque una de las hijas del dueño es funcionaria en el Ayuntamiento de Leticia López Landero.
Cinco. El bloqueo al legítimo derecho a la información periodística mancillando la libertad de prensa establecida en la Constitución General de la República.
Seis. La provocación constante desde el poder público al matutino.
Siete. A pesar de que el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, panista de cepa, la llamó a la prudencia y la mesura para bajar el tono, nunca escuchó el toque de queda.
Ocho. A pesar de que el diputado local de Morena, Zenyazen Escobar, ahora ungido secretario de Educación en el primer sexenio de izquierda en Veracruz, la convocó a la reflexión y a la pluralidad ante El Mundo, nunca expresó voluntad política, moral ni ética para.
Y nueve. Ahora, victimizarse a sí mismo diciendo que todos los días, en cada nueva edición, El Mundo comete un feminicidio en contra de ella, cuando, caray, feliz debiera estar porque si todos los días la matan, todos los días resucita y que ni siquiera Lázaro por su amigo Jesús, quien solo lo resucitó en una ocasión.
Significa, entonces, que la señora presidenta municipal vive con la obsesiva obsesión, digamos, de desaparecer a El Mundo…cuando, caray, El Mundo y el mundo seguirá girando alrededor y más fácil será que un elefante pase por el hoyito de una aguja que El Mundo desaparezca.
En contraparte, la alcaldesa tiene un punto de extinción y que será el día último del año 2021 cuando termine el periodo constitucional.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *