xalapa
18
Search
Domingo, 22 de Setiembre de 2019
  • :
  • :

Expediente 2019: “Yo, el peor”

LUIS_VELAZQUEZ

Luis Velázquez

09 de septiembre de 2019

9 meses después (tiempo de gestación de un bebé), Jorge Wínckler Ortiz tuvo su Waterloo. Y cayó. En el camino al Gólgota, con la cruz demasiado pesada y el camino azaroso cada vez más largo, sólo le faltó hacer suya la frase célebre de Sor Juana Inés de la Cruz cuando hostilizada por la llamada “Santa Inquisición” exclamó:

“Yo, la peor”.

Y la perdonaron.

De todo inculparon al exfiscal.

Lo culparon de proteger a cien delincuentes, miembros de los carteles y cartelitos.

Lo acusaron de bloquear las denuncias penales de la Contralora de MORENA en el gobierno de Veracruz en contra de los yunistas por más de cinco mil millones de pesos.

Lo culparon de expedientes frágiles que llevaron a la libertad al montón de duartistas encarcelados en el penal de Pacho Viejo.

Lo acusaron de liberar a pillos detenidos por la secretaría de Seguridad Pública.

Lo inculparon de las matanzas de Coatzacoalcos (30 muertos) y de Minatitlán (14 muertos).

Lo acusaron de agraviar los derechos humanos de algunos Colectivos y de actuar con desdén y menosprecio ante los cadáveres descubiertos por las ONG buscando a los suyos en fosas clandestinas.

Por eso, ahora, el gobierno de Veracruz lo quiere en el penal de Pacho Viejo, y si el góber tardó 9 meses para botarlo, el tamaño de su rencor y odio es tan enfermizo que Cuitláhuac seguirá picando piedra, gota perforando a la roca, hasta que lo vea refundido en la peor celda de la prisión.

Tan es así que el ex Fiscal ya se amparó para evitar caer en la cárcel. Y aun cuando el juez federal lo amparó, lo amparó por unos delitos, bajo advertencia de que si de pronto, ¡zas! aparecen delitos mayores, entonces, que su dios, su chamán, su tótem, su gitana, su bruja, su santera, lo cuide.

Y cuide, claro, a los funcionarios que lo acompañaron en la Fiscalía y quienes como “el corazón ya les avisó” el tiempo sombrío, sórdido y siniestro en puerta, también ya se ampararon.

Con todo, el relato bíblico se está cumpliendo. “Los carniceros de hoy serán las reses del mañana”. “No hagas a otro lo que no quieras te hagan a ti”. “Si siembras tempestades… tempestades cosecharás”.

EL EXFISCAL GANA TIEMPO…

Se dirá, por ejemplo, que desde el punto de vista jurídico o legal, el exfiscal la librará. Cierto. Pero desde el microscopio político, la cárcel lo espera. Si Luis Ángel Bravo Contreras terminó en Pacho Viejo, ¡todo puede esperarse!

Y más cuando AMLO, el presidente de la república, ya se metió en la cancha Veracruz.

Y más porque luego de tanto desencanto social de MORENA en 9 meses en Veracruz, necesita un campanazo.

Y el mejor campanazo es el ex Fiscal en Pacho Viejo porque significa un puntapié derechito a los órganos bajos de Miguel Ángel Yunes Linares.

Cierto, el ex Fiscal y los suyos tiene un montón de recursos legales para, digamos, ganar tiempo. Desde apelaciones hasta amparos y revisiones… y ahí se la pueden llevar.

Y más, porque de acuerdo con la ley pueden ampararse hasta 4 y 5 veces, y así, “dar tiempo al tiempo”, digamos, para que el enemigo, el adversario, se vaya, en el caso, de aquí al año 2024 cuando terminará el sexenio de MORENA.

Además, considerando que la prescripción de los delitos tarda de 3 a 5 años.

Claro, de acuerdo con la experiencia jurídica, nada impide que de pronto, desde la noche más oscura e incierta el ex Fiscal sea investigado y pudiera ser levantado o que le expidan una orden de presentación y sigan fastidiando sus días y noches.

Más, considerando otra realidad política y social: en el sistema político, todos los funcionarios (el gabinete legal y ampliado y los Poderes Legislativo y Judicial) están para satisfacer los caprichos del gobernador, sea quien sea, de izquierda, derecha o del centro.

Y para la historia ha quedado que Cuitláhuac es un hombre capaz de odiar hasta más allá de la prudencia, la mesura y la prudencia, como el caso de los 9 meses tardados para destituir al ex Fiscal.

Y por tanto, su corazón y neuronas y su hígado sólo descansarán cuando tenga a Wínckler y los suyos en Pacho Viejo.

“TRAGADERO DE HOMBRES”

Los días y noches apocalípticas vividas y padecidas por los duartistas ahora en un sistema político “tragadero de hombres” las viven los yunistas.

La mayoría, con denuncias penales en la Fiscalía de la nueva titular, encargada por ahora, camino a la beatificación.

El objetivo prioritario es ex el Fiscal en Pacho Viejo. El objetivo mediato, sus colaboradores. Y luego enseguida, parte del gabinete yunista. Y “la joya de la corona”, el jefe máximo de la dinastía Kennedy de Boca del Río, un político habituado a las tempestades y los huracanes sexenales.

Bien reza el dicho bíblico: “Con la vara que mides… serás medido”.

Y más, cuando MORENA necesita, digamos, legitimarse ante la población electoral.

En 9 meses, “puros golpes de ciego”. Más de mil 400 asesinatos. 180 feminicidios. 46 infanticidios. 15 políticos y líderes ejecutados. Doce miembros de la diversidad sexual asesinados. 18 policías acribillados. 7 activistas sin vida. Y un reportero asesinado.

De todos esos muertos, el ex Fiscal también fue señalado.

Igual que sor Juana Inés de la Cruz es la hora de que el ex Fiscal exclame, inmolándose ante Cuitláhuac:

“Yo, el peor”.

Y más cuando la Fiscal es nieta de un cacique de Los Tuxtlas, Diego Hernández, amigo de Fernando López Arias, el Procurador de Justicia de la Nación, en aquel tiempo cuando un hermano matara a otro hermano por la herencia en San Andrés Tuxtla.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *