xalapa
18
Search
Jueves, 04 de Junio de 2020
  • :
  • :

Expediente 2020: Revolución sexual

LUIS_VELAZQUEZ

Luis Velázquez

04 de abril de 2020

El otro rostro del bichito ha asomado a la superficie. La mitad del mundo acuartelada y la otra mitad por el coronavirus ha creado y recreado la naturaleza humana a su más decibel. Según los expertos, los sitios de Internet más visitados son los contenidos sexuales para adultos. Y en el repunte de las visitas y las suscripciones, las mujeres son campeonas.

Lo dijo Sigmund Freud muchos años antes de la cuarentena. El sexo mueve el mundo. Las pasiones desaforadas. El vértigo de la aventura imaginada. El deseo. La posesión carnal.

También lo dijo Aristóteles. La imaginación es la loca de la casa. Y es muy peligrosa.

La fantasía sexual, en toda su expresión volcánica.

Y más, porque muchas empresas de Internet con contenido sexual están ofreciendo el acceso de manera gratuita.

Y lo miran de la forma más natural. Es una fuente de entretenimiento.

Y se está dando, dicen los expertos, en todas las edades. Adolescentes, jóvenes, gente madura, ancianos.

Y, claro, el teléfono celular, la computadora en casa, el Ipad, etcétera, favorecen el camino.

Aquella revolución sexual del siglo pasado cuando el amor libre, la faldita quince centímetros arriba de la rodilla, los tríos, las infidelidades entre parejas, los Beatles y los Rolling Stones como emblemas, quizá estaría rebasada hoy por el tiempo del bichito que desde una comunidad de China viajó en avión y pronto, antes de que el gallito cantara tres veces, estaba en el otro extremo del planeta.

Pero se trata, todo indica, de un bichito canijo. Libre pensador. Freudiano. Y femenino, porque las mujeres son las más activas viendo y consultando los contenidos sexuales.

LA NATURALEZA HUMANA ES ASÍ

Quizá en muchos hogares, la relación sexual se esté refrescando, aireando, ventilando. Acaso se trata de un viaje cibernético en los contenidos afrodisíacos pero en solitario. Acaso, sin duda, compartido.

Pero, bueno, en el año 2019, Estados Unidos, Japón y el Reino Unido ocuparon los primeros lugares mundiales en el consumo de videos eróticos.

Entonces, México se colocó en la décima posición, con todo y que los italianos tienen la fama pública de los amantes más fogosos.

Y en los años 2018 y 2019, dos años consecutivos, las mujeres de México en el primer lugar nacional por encima de los hombres.

Según la sicóloga Edelmira Cárdenas (Notiver), las mujeres consumen este tipo de videos y películas, dice ella, primero, para buscar información, y segundo, como un aliciente.

Así, el Toque de Queda, virtual Estado de Sitio en todo el mundo ha disparado el consumo XXX, y la población femenina ha rebasado a los hombres.

Es más, la sicóloga dice que del año 2018 a la fecha, las visitas de mujeres subieron a casi el 40 por ciento.

Quizá la liberación. La gran lucha por la igualdad de género. El despertar a una nueva vida, antes vedada, entre otras razones, por la fuerza de la costumbre y la moral. Y el pudor. Y la discreción. Acaso, hasta la vergüenza.

Pero la libertad es así. Y que nadie se asuste. El sexo, como la pasión, y como el odio y el amor, y como el miedo y el valor, y como la alegría y la tristeza, y como el bien y el mal, forman parte de la naturaleza humana.

Y es que si por ejemplo, alguien por ahí festina que nunca en su vida ha tenido pánico miente al cien por cien, pues forma parte de la vida.

LA VIDA EN LA CUARENTENA

Hay en Internet sexo procaz y barato y fino y elegante. Nunca, por ejemplo, serán lo mismo la película “Bella de día” con Catherine Denueve que “Emmanuelle” con Silvia Krystel, con todo y que fue la mujer más bella del cine hacia mediados del siglo.

O una película con contenido sexual exhibida en el motel para recreación de los amantes furtivos que, por ejemplo, “Joven y bella” con Mariana Vacht, con una historia sexual fascinante y sublime.

Ni “La generala” con María Félix y Emilio “El indio” Fernández en aquella escena, entre otras, donde uno y otro se poseen que las películas de medianoche o a las dos y tres de la mañana en la pantalla casera para apaciguar el insomnio.

En ningún momento, el cable noticioso informando sobre el disparo del consumo de videos con contenido sexual detalla ahora con la cuarentena el tipo de videos consultados.

Pero la resurrección sexual está en la cancha.

Habrá teóricos y expertos, por ejemplo, asegurando que el ser humano podrá acostumbrarse a vivir en la miseria y la pobreza, y soportará con entereza una huelga de hambre de varios días, y hasta quizá dejarían de beber agua, pero nadie, pocos, excepcionales, podrán vivir y ser felices sin el sexo.

Antón Chéjov tiene un cuento fabuloso. Un hombre llega del mundo a un monasterio y se interna. Una noche, antes de dormir, platica a los internos la fascinante aventura de la vida en la calle. Y les habla de las mujeres. Y al día siguiente, al amanecer, el monasterio está vacío. Todos desertaron de su vocación religiosa y dejaron un recado al monje superior informando que decidieron internarse en el mundo soñando con el paraíso terrenal.

Así, y como se intitula la película aquella, “Sin senos no hay paraíso”, el sexo moviendo al mundo en el tiempo de la cuarentena.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *