xalapa
18
Search
Lunes, 15 de Octubre de 2018
  • :
  • :

Expediente 2017: Veracruz, conflagrado

LUIS_VELAZQUEZ

Igual que en el duartazgo, la yunicidad sigue asestando machetazos a la piel social de Veracruz.

Familiares de secuestrados, desaparecidos y asesinados, humillados, vejados, menospreciados.

Por ejemplo: el martes 28 de febrero, unas fosas clandestinas, con tres cadáveres de mujeres entre ellos, fueron destapadas en un predio propiedad de Petróleos Mexicanos, PEMEX, en Minatitlán.

Y un montón de madres y padres de familia, aglutinados en ONG, colectivos y solecitos, llegaron con sus propios recursos para ver si entre los cadáveres estaban los de sus parientes.

Y oh sorpresas que da la vida: de pronto, unas camionetas cargadas, según trascendió, de cadáveres salieron del terreno anexo a la colonia Diana Laura Rojas de Colosio y casi casi se le fueron encima a los padres de familia, digamos, quizá, acaso, porque estorbaban la faena oficial.

Pero al mismo tiempo, y lo que nunca, antes, jamás, sucediera en el duartazgo, hasta comisionados de la secretaría de Marina a la expectativa porque al momento, ahora y en la yunicidad, tres marinos fueron secuestrados y siguen desaparecidos.

Todavía peor, digamos, el ridículo y el hazmerreír, quizá la inexperiencia: el señor Fiscal de los desaparecidos, Eduardo Coronel, de unos 25 años, llegó al lugar de los hechos y entró a la zona reservada (y bloqueada) del hallazgo encapuchado, total y absolutamente encapuchado Eduardo Coronel, haciéndole “al monje loco”, pobrecito.

Una señora de 71 años, buscando a su hijo Héctor Manuel Facundo Ramos, desaparecido en Coatzacoalcos en el año 2015 al mismo tiempo que los malandros se llevaron a cuatro más, en la angustia arrastrando el dolor y el sufrimiento, de igual manera que cientos, miles de familiares de norte a sur y de este a oeste.

En contraparte, y como otra imagen canija y desesperante de la tragedia de inseguridad y derechos humanos que se vive y padece, en el carnaval de Veracruz, las madres del Solecito pusieron un puesto de antojitos (tamales, botanas, pan dulce, cacahuates y refrescos) para avenirse de recursos con que seguir la búsqueda frenética de los suyos.

Es el Veracruz de la yunicidad, con todo que a sí mismo se ha declarado el paladín de la justicia, el héroe de la ley, el príncipe de la legalidad, el Llanero Solitario combatiendo a los carteles y cartelitos.

Simple y llanamente, rebasado por las circunstancias.

“No tengo una varita mágica” dijo semanas anteriores para exculparse luego de que en la campaña electoral juró y perjuró de que “antes de que el gallo cantara tres veces” Veracruz sería pacificado en un operativo que incluía israelitas, colombianos, Genaros García Luna y Policía Intermunicipal, la mismita que fue desaparecida por sus amistades peligrosas.

Ahora, no obstante, ha recurrido a la misma filosofía política y social de la desesperación con la llegada de la Gendarmería de Enrique Peña Nieto, por lo pronto, en las regiones de Córdoba y Xalapa, en tanto el resto de Veracruz está conflagrado.

 

LOS HECHOS, ÚNICO AVAL EN LA VIDA

 

Antón Chéjov decía que los hechos han de preferirse.

Estadísticas que sirve, por ejemplo, para documentar la eficiencia de la yunicidad:

En el primer mes, 50 desaparecidos según la página web de la Fiscalía.

En los dos primeros meses, veinte mujeres asesinadas.

En dato oficial, de 5 mil 934 personas desaparecidas en Veracruz, 3 mil 291 ya fueron localizadas…pero faltan por ubicarse dos mil 643.

El populismo ramplón y barato de entregar la medallita “Adolfo Ruiz Cortines” a los familiares de los desaparecidos en el Congreso local sólo fue un apapacho demagógico, sin mayor trascendencia.

Simple “tomadura de pelo”.

También significó otra pitorreada la Comisión de la Verdad para rastrear la pista de las víctimas.

Y ni se diga el nombramiento del Fiscalito de 25 años, inexperto, sin fogueo, sin cultura jurídica en la materia, y por añadidura, insensible, a quien le gusta jugar a los encapuchados para ocultar su identidad y pasar, según él, inadvertido, cuando su figurita la conocen más que al cuerpecito de la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, por cierto, su antigua jefazazaza.

 

NARCOS DEFINEN AGENDA PÚBLICA

 

En el infierno que se vive y padece, el primer responsable es el secretario de Seguridad Pública, cuyo antecesor está en el penal de Pacho Viejo, además de acusado de enriquecimiento ilícito, también de desaparición forzada y de indolencia, la mismita que ahora parece estar utilizando Jaime Téllez Marié con eso de que “tengan paciencia que estamos llegando”.

Y el segundo responsable es el Fiscal de los calcetines multicolores que prefiere lucir en el carnaval, apodado “El reyezuelo” por las ONG dado el menosprecio y el trato altisonante, y cuyo antecesor fue expulsado del paraíso luego de un apretón del góber azul de llevarlo a proceso penal si se entercaba con el puesto elegido por nueve años.

Nadie olvida que durante 24 años, a partir del Chirinismo, los narcos tomaron posesión de Veracruz y significa un milagro, con todo y Gendarmería, lograr una limpia general de malandros.

Pero como el Yunes azul levantó demasiados expectativas ofreciendo mundos imposibles, mundos utópicos, ahora el desencanto.

Y más porque todo indica que jamás calculó la dimensión de los barones de la droga en el territorio jarocho, que pareciera pertenecerlos por completo.

Ellos mandan. Y la yunicidad, desdibujada, con riesgo de reproducir el duartazgo… que terminó filtrado y sometido.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *