xalapa
18
Search
Lunes, 10 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Explotación infantil en el Centro Histórico de Xalapa

unnamedLa noche de este jueves, una niña de escasos 3 años de edad, deambulaba sola por la calle Juan de la Luz Enríquez y Revolución, vendiendo un chocolate y una paleta.

La menor fue vista por decenas de hombres y mujeres que caminaban por los bajos del Palacio Municipal aproximadamente a las 21:30 horas, quienes indignados por la corta edad de la niña que cruzó sola la calle de Enríquez, pidieron apoyo a motopatrulleros de la Policía Estatal que se desplazaban por la zona.

Las personas preguntaban insistentemente a la niña por su mamá y papá: “está allá”, respondió la niña señalando el parque Juárez.

La menor, visiblemente confundida, dijo llamarse “galletita” y pedía le compraran el chocolate y paleta que llevaba en las manos.

Un policía tomó de la mano a la pequeña y la llevó al parque Juárez en busca de su mamá. Al llegar a una de las fuentes, un niño de aproximadamente 8 a 10 años se acercó a los policías y preguntó a dónde llevaban a su hermana.

Cordialmente, los policías dijeron que buscaban a la mamá de la menor. “Es mi hermana, mi mamá está por allá”, respondió el niño.

Entre la penumbra del parque Juárez, a la altura del monumento del Benemérito de las Américas, salieron dos mujeres visiblemente bajo los influjos de alguna droga, quienes se dijeron madre y tía de la menor.

Los policías comentaron que la niña fue sorprendida cruzando sola la calle de Enríquez y las mujeres respondieron tranquilamente, “te andábamos buscando”, cuando en realidad estaban sentadas en una de las jardineras del parque, situación que indignó aún más a algunas personas que dieron seguimiento a los policías.

Las mujeres tenían al menos cinco mochilas con diversos dulces, con los que mandan a vender a los niños para causar lástima y sean comprados.

A esa hora de la noche, en el parque Juárez deambulaban al menos tres niños, todos menores de edad, vendiendo chicles, chocolates, mazapanes y paletas.  En un caso particular, un niño llevaba flores.

Al recibir una negativa en la compra, adiestrados, los niños pedían a cambio una moneda para -según ellos- comer o dejar de insistir a los visitantes del parque.

El parque Juárez es escenario de niños explotados por sus padres para obtener beneficios económicos, sin que ninguna autoridad frene esta actividad en el corazón de Xalapa.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *