xalapa
18
Search
Martes, 23 de Abril de 2019
  • :
  • :

Familiares detenidos en Actopan, aseguran que Fuerza Civil llegó a robar y golpear

Foto: Carlos Hermández

Foto: Carlos Hermández

El asador se quedó preparado para la celebración de Año Nuevo en la vivienda de la familia Rosado Zárate, siete de ellos con residencia en Estados Unidos, cuando un grupo de efectivos de Fuerza Civil allanaron el domicilio y golpearon a mujeres y hombres, no conforme con ello, robaron sus pertenencias: teléfonos celulares, pantallas, joyas, dólares y pasaportes.

Eran aproximadamente las 18:00 horas del 31 de diciembre de 2018, cuenta don Abraham Rosado, quien tiene más de 30 años viviendo en Estados Unidos, donde adquirió la nacionalidad al nacer sus hijos, cuando la patrulla número FC-2703 se estacionó a las afueras de la vivienda de su familia; los policías en tono violento, pretendieron ingresar a la casa.

Para ello, se brincaron por la barda que cuenta con protecciones metálicas: “entraron por la fuerza, sin orden de cateo, golpearon a las mujeres y a nosotros también, nos preguntaban que de qué cártel somos (…) ellos entraron a robar porque se llevaron todas las pertenencias que teníamos nosotros”.

Uno de ellos, dijo, se metió brincando la barda y rompió una puerta de cristal para ingresar a la cocina de la casa, “le dijimos que se saliera y no quería, luego se fue y empezó a llamar por radio para que vinieran sus compañeros”.

Cuando cayó la noche, la comunidad de Santa Rosa fue sitiada por Policías Estatales y de Fuerza Civil, “no dejaban entrar ni salir a nadie”, cuenta la agente municipal quien omitió su identidad ante los reporteros y fotógrafos.

Los policías aprovecharon la oscuridad para allanar la vivienda de la familia Rosado Zárate, donde a culatazos, puñetazos y patadas obligaron a don Abraham Rosado

Foto: Carlos Hermández

Foto: Carlos Hermández

Zárate a que disparara un arma de fuego; los impactos de bala quedaron marcados en el patio de la casa.

Los familiares relataron que los policías desvalijaron la camioneta Toyota Tundra que trajeron de Estados Unidos, rompieron los asientos como si estuvieran buscando algo que los incriminara con algún grupo delictivo.

Luego de la agresión vino el robo, “se llevaron las alhajas, los pasaportes de los niños, se llevaron televisiones y hasta unas cervezas americanas que tenía yo ahí. Se llevaron una bocina y se llevaron toda mi ropa que sacaron de mi maletín”, detalla don Abraham Rosado, quien aún se duele de los culatazos del arma AR-15 de los policías, que le propinaron en el tórax, abdomen y espalda.

Foto: Carlos Hermández

Foto: Carlos Hermández

Don Abraham trabaja desde hace tres décadas en los invernaderos de Estados Unidos, cada fin de año viene a México a visitar a su familia que reside en la comunidad de Santa Rosa, Actopan, municipio ubicado a una hora y quince minutos partiendo del Centro de Xalapa.

“Siempre que venimos es el ‘pásale paisano’, pasamos por Tamaulipas donde está fea la cosa y no nos pasó nada, llegamos aquí y mira, nos madrean”.

“Nos taparon los ojos”

Don Abraham cuenta que la agresión duró aproximadamente tres horas, donde los policías se dieron vida saqueando y husmeando en la casa.

“Nos llevaron para Xalapa, nos taparon los ojos e íbamos amarrados, yo iba sin camisa”, precisa don Abraham.

Su cuerpo tiene la marca del trato inhumano del que fue víctima por los policías de Fuerza Civil, los moretones en tórax, abdomen y espalda dan cuenta de la brutal golpiza del que fue objeto.

Su hijo, Abraham Rosado “junior”, tiene una herida cortante en la cabeza, golpes en la pierna derecha que le ocasionaron un enorme hematoma y la barbilla y dentadura severamente dañada, “apenas y puedo hablar y comer”.

“Eran como 20 a 30 policías los que estaban aquí -En el patio de la casa- casi nos tropezábamos con ellos, nos dieron de cabezazos y nos pegaron con las armas, te disparaban y casi te daban”.

“Nos dijeron que nos iba a cargar la madre, que éramos unos puercos, unos hijos de su puta madre (…) no pudimos hacer nada para defendernos”, menciona David Rosado, quien tiene marcado los puñetazos de los policías de Fuerza Civil.

“Aquí nada les va a pasar”: PGR

La familia Rosado Zárate tras ser detenidos ilegalmente, fueron llevados al cuartel de San José “General Heriberto Jara Corona”, ubicado a cuatro cuadras del Palacio de Gobierno.

Una vez allí, fueron fichados y puestos a disposición del Ministerio Público Federal de la Procuraduría General de la República (PGR), donde fueron señalados de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas.

Sin embargo, tras más de 48 horas detenidos en los separos de la PGR de la avenida Adolfo Ruiz Cortines, Xalapa, el Ministerio Público Federal los dejó el libertad.

La familia Rosado Zárate tras la detención arbitraria dio aviso a la embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México, que dio puntual seguimiento al caso.

Con un video que sirvió como prueba contundente, la familia demostró que los policías allanaron la vivienda sin orden de cateo y se llevó a don Abraham, hijos y hermanos detenidos.

La celebración de Año Nuevo 2019 se quedó en un amargo y cruel recuerdo, el asado de carnes tendrá que esperar hasta que concluyan las investigaciones y puedan regresar a Estados Unidos, ya que los pasaportes fueron robados por los policías.

Cuitláhuac García Jiménez, gobernador de Veracruz, minimizó los hechos y a través de un boletín enviado por su vocero Iván Luna destaca: “los hechos ocurrieron la madrugada del martes 1° de enero, en la comunidad Santa Rosa, cuando los efectivos marcaron el alto a un vehículo Tundra marca Toyota con placas de circulación 81942D2, con siete pasajeros del sexo masculino, con actitud sospechosa, quienes ignoraron la indicación; pero metros adelante descendieron lanzando disparos”, contrario a la versión de los agraviados.

La misiva señala que “fueron aseguradas dos armas de fuego largas y dos cortas, 178 cargadores útiles y un cargador desabastecido”.

A nombre del titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz, Hugo Maldonado Gutiérrez, el boletín menciona que no se tolerará ninguna violación, arbitrariedad o abuso de autoridad contra ninguna persona.

A su vez, el mandatario estatal García Jiménez aseguró que tras estos hechos los policías que intervinieron en la agresión fueron suspendidos.

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *