xalapa
22
Search
Martes, 12 de Diciembre de 2017
  • :
  • :

Fernando Yunes se deslinda de quiebra del SAS; no fincará responsabilidades

IMG_8970El alcalde electo del puerto de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, declaró que no fincará responsabilidades contra quienes ocasionaron la quiebra del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS), para que ingresa la empresa Grupo MAS.

El hijo del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares aseguró que a él no le corresponde proceder legalmente contra los presuntos responsables, aun cuando miles de trabajadores fueron despedidos y hay denuncias por deficiencias y contaminación en el sistema de agua.

“No me corresponde a mí como tal fincar responsabilidades, lo que me corresponde, insisto, es analizar el título de concesión (al Grupo MAS); ver si está cumpliendo o no y con base en eso ver qué decisiones vamos a tomar”.

El panista participó en la carrera de la asociación civil Ayúdame Hermano Tengo Cáncer (AHTECA) en Xalapa, donde se deslindó del problema que padecen los pobladores por la quiebra del SAS.

Además, admitió que el Puerto de Veracruz carece de recursos municipales para infraestructura y la reparación de la red de agua potable.

Cabe recordar que Grupo MAS está integrado por las empresas Aguas de Barcelona y Odebrecht, la segunda involucrada en diversos actos de corrupción no sólo en este país, sino a nivel internacional.

El escándalo más reciente involucra al exdirector general de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Emilio Lozoya Austin, quien recibió 10 millones de dólares por parte de Odebrecht, para la firma de contratos a modo.

Fernando Yunes, en entrevista, insistió en que el problema “real” es la falta de recursos para obras hidráulicas.

“El problema real que tenemos es que no contamos con el dinero suficiente para poder invertir en la rehabilitación de gran parte de la red de agua de la ciudad; el municipio no tiene la capacidad financiera para hacerlo. Ni Veracruz, ni Boca del Río, ni Medellín tienen por sí mismos la capacidad para hacerlo en virtud de la corrupción que hubo en SAS”.

Aunque reconoció que en los diez últimos años del gobierno priista el SAS fue “reventado”, insistió en que no fincará responsabilidades.

“No puede ser algo tan simplista como pedirle a los Congresos de los Estados retirar todos los contratos porque al final de cuentas hay usuarios y gente que necesita el servicio todos los días y los municipios, los de toda la zona conurbada, hoy no tenemos la viabilidad financiera para hacernos cargo del sistema”, concluyó.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *