xalapa
18
Search
Sabado, 17 de Noviembre de 2018
  • :
  • :

Filarmónica de la CDMX interpretará a música de egresado de la Facultad de Música de la UV en Xalapa

rodrigo loman

 

La Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México anuncia la interpretación de la Obertura mexicana del egresado de la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana (UV), Rodrigo Lomán, en la jornada programada para los días 24 y 25 de febrero en la Sala Ollin Yoliztli, con Lanfranco Marcelletti como maestro huésped.

En entrevista, el joven compositor forjado artísticamente en la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana (UV), indicó que esta obra de su autoría se estrenó en agosto de 2017, durante las jornadas de conmemoración por el octogésimo octavo aniversario de la Orquesta Sinfónica de Xalapa, bajo la dirección del propio Marcelletti. Posteriormente, y en el mismo marco de festejos, fue interpretada en las poblaciones de Xico y Banderilla, así como en el Salón Baalbeck de Boca del Río.

La denominación de la obra es indicativa de una tendencia creadora que podríamos ubicar como “nacionalista” y en la que encontramos un Concierto para violín huasteco, dos Suites veracruzanas y la obra que anuncia la Filarmónica de la Ciudad de México.

 

¿Es nacionalismo mexicano a la manera de Chávez, Revueltas, Huízar, Moncayo?

No sabría cómo llamarle y prefiero no detenerme a pensar en ello. Simplemente enlazo dos renglones que me apasionan: la música clásica y las formas de la tradición musical mexicana. No me llama la atención los encajonamientos o ubicaciones estilísticas.

 

En ello fue elemental su inclinación hacia la música huasteca y su desempeño como violinista en el Trío Tlacuatzin. ¿Es una etapa ya superada?

Totalmente. Desde luego que no deja de llamar mi atención la música tradicional y asisto con frecuencia a fandangos, pero la composición es una tarea muy demandante y que exige mucho de mi tiempo. La ejecución en el violín huasteco la aprendí observando a Víctor Ramírez del Ángel, integrante del Trío Xoxocapa y recientemente fallecido. Nunca me dio clases, pero de observarle y escucharle comencé a hacer transcripciones y, desde luego, aprendí a tocar el violín.

 

Sabemos de Danza andina que está a la espera de su estreno…

En 2017 gané el primer lugar en composición para orquestas infantiles y juveniles del programa de fomento artístico Ibermúsicas, convocado a través de Internet. Participaron 89 obras procedentes de 20 países y mi partitura titulada Danza andina fue distinguida con el primer lugar.

Habrá de ser interpretada por las orquestas que se integran a ese programa y en diversos países latinoamericanos. Aún estoy por conocer la fecha de su estreno. En 2017 volví a participar en el Concurso de Composición “Arturo Márquez” con la pieza Flor oaxaqueña, obtuve mención honorífica y fue estrenada en el concierto de premiación, el 3 de diciembre pasado por la Orquesta Mexicana de las Artes, bajo la dirección de Rodrigo Macías en el Auditorio “Roberto Cantoral” de la Ciudad de México.

Este año obtuve la beca para Jóvenes Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

 

Cuando te sientas a escribir música, ¿imaginas lo que resultará?

Sí, ya que es un proceso lento que inicia en la imaginación. Me paso como dos meses pensando y redondeando ideas, hasta que llega el momento de pasar las ideas al papel pautado, cargado de conceptos y casi totalmente articulado.

 

La carrera del compositor suele ser no muy generosa, ¿qué viene más adelante?

Como compositor, espero que mi música sea interpretada en muchos centros musicales y por muchas orquestas. El camino no será corto ni sencillo, sin embargo, he tenido el privilegio de ganar premios y becas, y con ello vienen los estímulos monetarios.

Actualmente me desempeño en la Facultad de Teatro como maestro de música y acompañante al piano; no me quejo en lo que respecta a los ingresos, pero la composición sí me reporta beneficios y tengo la certeza de que no me va mal.

 

¿La guitarra sigue en tus inquietudes?

No hay suficiente tiempo. De hecho, mi segundo concierto –terminado hace año y medio– fue escrito para interpretarlo yo mismo, pero ante la falta de tiempo no he podido siquiera practicar. Creo que, en lugar de tenerlo guardado, lo entregaré a alguno de los muy buenos guitarristas que tenemos en Xalapa para que lo prepare y estrene.

Lo que me estimula es que mi trabajo para la guitarra ha sido por maestros como el propio Arturo Márquez y Gerardo Tamez. Guardo una excelente relación amistosa y profesional con ellos.

 

Respecto a tu ascendencia en la línea familiar, ¿pesa el hecho de ser bisnieto del fundador de la Orquesta Sinfónica de Xalapa?

No me pesa el apellido. Estoy consciente de que mi bisabuelo hizo su parte y yo simplemente hago lo que me corresponde…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *