xalapa
22
Search
Martes, 25 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

Genocidio jarocho

FOTO: IGNACIO CARVAJAL

FOTO: IGNACIO CARVAJAL

-Madres de Colectivo Solecito de Veracruz realizan gran esfuerzo para conseguir maquinaria pesada para buscar más cuerpos en fosas y arqueólogos que seguirán con la exploración a otro nivel

-La búsqueda de cadáveres ahora se realiza con maquinaria pesada, pues se cree que la delincuencia también realizó grandes fosas, al estilo de los Nazis y como en Armenia, para esconder lo más profundo sus crímenes

-Como en el siglo pasado, la memoria de los genocidios del Viejo Mundo marcan la gran violación a los derechos humanos cometida durante 12 años de Fidel Herrera y de Javier Duarte de Ochoa

-Hasta el momento han sido localizados 287 cráneos y se ha identificado y entregado a sus familiares a unas 20 víctimas de desaparición forzada

Como en una escena digna del genocidio Nazi o el Gran Crimen en Armenia, peor aún, como en Bosnia, madres del colectivo Solecito de Veracruz están usando desde esta semana maquinaria pesada para seguir la búsqueda de cadáveres en el predio de Colinas de Santa Fe.
La vocera del grupo, Lucía de los Ángeles Diaz, dijo que después de muchos esfuerzos, y tocar muchas puertas, por fin se logró meter maquinaria pesada para seguir con la búsqueda de personas sepultadas ilegalmente en el terreno del que hasta ahora han sido localizados 287 cráneos.
Y es que si ahora las madres usan maquinaria pesada, es porque los criminales que operaron este predio, en su momento, también metieron maquinaria para elaborar las fosas en donde lanzaban grandes cantidades de cadáveres.
En algunos testimonios que se tienen, se sabe que las fosas eran realizadas por las misma personas que los delincuentes o la policía levantaba, y el trasladado de los cadáveres también era realizado por personas sometidas a trabajos forzados que tarde o temprano corrían la misma suerte.
Los trabajos en Colinas iniciaron en agosto del 2016 a iniciativa de las madres que buscan a sus hijos, la mayoría víctimas de desaparición  forzada a manos de policías del gobierno de Javier Duarte de Ochoa que trabajaban para Los Zetas y para el Cártel de Jalisco Nueva Generación.
En ese entonces, la iniciativa abarcaba el trabajo con varillas que se enterraban en la tierra, se olfateaban, y si olía a carne putrefacta, ahí se marcaba, y una brigada de voluntarios, apoyados por la Policía Científica, hacían el rescate de las osamentas.
Peros los trabajos en el terreno han llegado a un nivel, en el que por la misma naturaleza del predio -compuesto de dunas errantes- en el que se necesita maquinaria pesada para desenterrar lo que fue lanzado ahí por criminales y autoridades durante el Duartismo y parte del gobierno de Fidel Herrera.
FOTO: IGNACIO CARVAJAL

FOTO: IGNACIO CARVAJAL

“Se tienen que hacer unas zanjas porque hay promontorios” que deben ser deshechos para buscar debajo de ellos.
La vocera indica que esos montículos de tierra bien pudieron haber sido realizados por la delincuencia que operó por años este complejo de la muerte con la finalidad de ocultar a toda costa a las víctimas.
Y abajo de esos montículos de tierra, es altamente probable, que a una profundidad mayor, haya más fosas que habrían sido realizadas con maquinaria pesada.
Desde que arribaron los primeros voluntarios del estado de Guerrero, afirmaron que un complejo fúnebre ilegal como el de Colinas, no se pudo haber logrado sin la complicidad de las autoridades y el uso de maquinaria pesada para escarbar las zanjas y ahí lanzar los cadáveres.
Desde hace meses las madres de Solecito sentían la inquietud de traer maquinaria pesada para deshacer lo que con esas herramientas realizaron los criminales.
Para este trabajo -dijo Luci- se cuenta con el apoyo de dos arqueólogos a quienes el colectivo está pagando algo simbólico para que sean ellos, especialistas, los que busquen de manera detallada cuando las zanjas que se hacen con la máquina, estén listas.
Las zanjas que se han ido realizando, tienen un largo de 70 metros de largo por 2,40 de ancho y 1, 10 de fondo, aproximadamente.
Luci Díaz recordó que en enero del 2018 estuvo presente en Veracruz un grupo de forenses especialistas de Guatemala quienes les dieron capacitación para elaborar trincheras, que es algo parecido a lo que realizan hoy los arqueólogos contratados.
Durante estos meses de trabajo, de esos casi 300 cadáveres realizados, cerca de 20 ya fueron completamente identificados y entregados a sus familiares. Aunque algunas personas han sido detenidas por casos relacionados con colinas, por el momento no se ha dado con  el responsable de esta masacre.
FOTO: IGNACIO CARVAJAL

FOTO: IGNACIO CARVAJAL

En el siglo pasado se dieron dos grandes genocidios que marcaron a la humanidad, el de Armenia y el Nazi. Los dos por cuestiones de poder y motivos étnicos; en Veracruz, en Colinas, se localiza la fosa clandestina colectiva más grande de la que se tenga noticia a últimas fechas en el continente americano, se trata, pues, de una gran violación a los derechos humanos que se perpetró durante los 12 años de gobierno de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa.
Un informe entregado por la fiscalía general del estado, de diciembre pasado, dice que hasta finales del gobierno de Javier Duarte habían sido localizadas 553 personas en diversas fosas clandestinas.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *