xalapa
18
Search
Sabado, 11 de Julio de 2020
  • :
  • :

George Clooney lleva el buen humor y Meryl Streep acapara las miradas en la Berlinale

george clooney

george clooney hail caesarLa recién estrenada en los cines de Estados Unidos ¡Hail, Caesar!, de los hermanos Joel y Ethan Coen, abrió este jueves la 66 edición del Festival Internacional de Cine de Berlín dejando una distintas sensaciones entre el público. La película logra mostrar el contraste entre el Hollywood de mitad de siglo, del star system; y el Hollywood actual, con George Clooney como estrella de la gran pantalla.

La cinta titulada ¡Ave César! en español fue presentada fuera de concurso sin lograr despertar grandes pasiones ni alcanzar las mejores opiniones de los críticos de cine estadounidenses. La película, una mezcla de historias y personajes con un envidiable elenco, consiguió traer a Berlín –además de a Clooney– a personajes clave como Josh Brolin, Channing Tatum y Tild Switon. Otras figuras como Scarlett Johansson, Ralph Fiennes o Jonah Hill prefirieron no asistir al evento.

Brolin interpreta a Eddie Mannix, un ejecutivo de estudio cuya principal labor es la fixer, un encargado de resolver los problemas que a diario genera su fábrica de sueños. Un escaparate de glamur donde anidan todas las debilidades humanas. Y aquí la política anticomunista de los Estados Unidos de la década de los 50 también juega un papel esencial. La sátira se queda en caricatura amable, sobrecargada con personajes apenas esbozados y esquemáticos, y múltiples tramas, que hubieran dado para una mini-serie como poco. Serán sobre todo los cinéfilos nostálgicos quienes más disfruten de esta comedia que puede dejar frías a audiencias más jóvenes.

George Clooney es quizás uno de los más claros herederos de aquel Hollywood retratado en la película. Tantas veces emparentado por encanto y sentido del humor con Cary Grant, el actor estadounidense fue durante seis años “Mensajero de la Paz” de la ONU, y desarrolló numerosas gestiones en torno a conflictos africanos como del Congo y Sudán del Sur. Está casado con la abogada Amal Alamuddin, de origen libanés, y también muy relacionada con los derechos humanos. Pese a haber renunciado en 2014 al cargo honorífico en Naciones Unidas, sigue practicando por libre un activismo que le llevará este viernes a entrevistarse con la canciller alemana Angela Merkel, como él mismo adelantó a los periodistas en rueda de prensa.

En cambio, el protagonista de ¡Ave, César! se molestó cuando una periodista le exigió mayor implicación de las celebridades en asuntos humanitarios como la actual crisis de refugiados sirios que huyen de la cruenta guerra civil en su país. Explicó que estos conflictos deberían tener mayor difusión en los medios, pero para el cine la inmediatez no suele ser fácil, y puso como ejemplo otra crisis anterior, la de Sudán del Sur, donde su implicación fue muy intensa la década pasada. Explicó que lleva años queriendo hacer una película pero que aún no ha encontrado la forma de hacerla. En este mismo sentido explicó que su encuentro con Merkel busca precisamente ponerse a su disposición para colaborar en la resolución de caótica situación de decenas de miles de refugiados sirios que deambulan por Europa tras haberse jugado la vida cruzando el Mediterráneo. Ante la insistencia de la informadora le espetó que esa era su implicación personal y que poco más puede hacer: “Veré a Merkel, me preocupo por estas cuestiones, fui a Darfur… Dígame que hace usted mientras”.

 

Meryl streep

MARYL STREEP MUESTRA SU SABIDURÍA EN LA RUEDA DE PRENSA DE INICIO DEL FESTIVAL

Clooney no es la única estrella de fama internacional que roba cámara en el festival, acompañada el actor británico Clive Owen, el actor alemán Lars Eidinger y la fotógrafa francesa Brigitte Lacombe, la actriz polaca Małgorzata Szumowska, la italiana Alba Rohrwacher y el crítico británico Nick James, Meryl Streep brilla con luz propia como la presidenta del jurado de la 66ª Berlinale, y en la rueda de prensa del grupo de cinéfilos que juzgarán el concurso de 18 películas que arranca mañana solo ha habido ojos para ella. Streep ha estado a la altura de Streep. Sabia, divertida (tiene una extraña risa en forma de catarata muy pegadiza) y cariñosa con sus compañeros.

La actriz estadounidense, la mujer récord con tres oscars conseguidos en 19 nominaciones, ha empezado agradeciendo el encargo: “Es un lujo, es un placer y un honor haber sido elegida para este trabajo”. Cuando le preguntaron por cómo va a llevar adelante esa labor, explicó: “He pedido a mis compañeros que no lean nada de las películas, que lleguen frescos a su visionado. Personalmente, lo que estoy buscando en la Berlinale son películas con intención de provocar, que en su interior haya humanidad”. ¿Está preparada para el reto? “Es agradable ser la jefa. No tengo idea sobre cómo presidir un jurado pero he sido jefa de otras compañías, como mi familia. Y al final aquí sé que tengo dos votos”.

Desde anoche, Streep ha derrochado palabras de alabanza a Berlín y a su festival, y ha aceptado su invitación, por su pasión por el cine: “Es una oportunidad increíble para volver a casa y hablar de películas que nadie verá en Estados Unidos. Estoy aquí por egoísmo”. En Alemania gobierna la canciller Angela Merkel, en Estados Unidos Hillary Clinton está en los inicios de la carrera presidencial… así que una periodista le ha preguntado por el acierto de que una mujer encabece el jurado del festival: “Bueno, más o menos somos la mitad de la población. Yo estoy muy comprometida con la igualdad. Debería haber más integración”. Y dedicó una frase a los problemas actuales de inmigración con resonancias kennedyanas: “Somos todos africanos, somos todos berlineses”. La sala de prensa, abarrotada como no suele ser habitual, aplaudió extasiada.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *