xalapa
22
Search
Sabado, 17 de Febrero de 2018
  • :
  • :

Golpe de Tecla: Dos mujeres en desgracia

Noe Zavaleta  (1 de 1)

Aunque el presidente de la República, el priista, Enrique Peña Nieto impulsó la ley que obliga a que todos los partidos políticos incluyan en sus candidaturas al 50 por ciento de las mujeres, en Veracruz, este decreto político-electoral no ha terminado de cuajar en el ánimo, incluso, de la propia militancia priista, para muestra dos ejemplos: la ex alcaldesa de Xalapa, Elizabeth Morales García y la ex Secretaria de Protección Civil, Nohemí Guzmán Lagunés, quienes dentro de su propio partido son víctimas de “fuego amigo” y “desprecio” por parte de la militancia.
Morales va por su segunda diputación federal y por su cuarto cargo en el servicio público (si se suma la alcaldía y la dirección del PRI), después de ser una modesta conductora en Radio Televisión de Veracruz, con un “reality show” insípido y sobrio (Solo Respuestas), la ex edil xalapeña brincó a su primera diputación federal.
Concluida la legislatura federal y con su respectivo brinco al Palacio Municipal de Xalapa, Morales se encumbró, enfermó de poder, cegó la vista hacía los seccionales priistas –quienes la ayudaron a ganar-, olvidó a los liderazgos del PRI, a los la vieja guardia, y para los negocios, se abocó con sus amigas y pactó con sus nuevos amigos del partido, entre ellos al ex titular de Sedesol, Jorge Carvallo.
Para sus cuates “Licha” partió el pastel, para los liderazgos y militancia solo hubo largas, “fideliñas” y asuntos irresueltos.
Arrancadas las precampañas políticas, directores del Ayuntamiento de Xalapa, ex directores, funcionarios de medio pelo en palacio de Gobierno resumen con estas frases que le espera a la ex líder del PRI: “A Elizabeth la mandaron a perder”, “Xalapa es un distrito complicado, si a Morales García, el alto mando que la impuso, no le vuelca las seccionales que hoy están en su contra, a su favor, la derrota es inminente”, “Con Elizabeth en la candidatura y con la enemistad que tiene con Américo, no hay forma de que gane”, “su derrota está tan cantada como la de Reynaldo Escobar en el 2012”.
Caso “sui géneris” el que representa, la ex titular de la Secretaria de Protección Civil, Noemí Guzmán Lagunés quien ya presentó su renuncia, y en cuestión de poco más de una semana habrá de registrarse –si los priistas de su distrito inconformes lo permiten- como candidata a la diputación federal por el distrito de Coatepec.
Al igual que Elizabeth Morales, Nohemí Guzmán presenta “animadversión” en dos frentes: Con sus ex empleados de Protección Civil y con los priistas de su distrito, con quienes tendrá que trabajar, a contracorriente, para buscar el voto.
En la oficina de Circuito Presidentes dan “gracias a Dios” de haberse librado de Guzmán Lagunés, a quien el verbo “pendejear” para dirigirse a sus empleados lo tenía muy socorrido, sobre  todo en los meses de noviembre y diciembre, cuando la candidatura priista se le había caído, hasta antes que interviniera el ex senador, Enrique Jackson. Así Guzmán “descargaba” su furia de no haber recibido como “jubilación política” la candidatura a la diputación federal, en un distrito, por demás fácil para el PRI.
Más allá de la oficina gubernamental, en las seccionales y oficinas delegaciones del PRI en Coatepec, Villa Aldama, Atzalan, Altotonga, Tatatila, Las Minas, Las Vigas, Rafael Lucio, Perote, Ayahualulco, Cosautlán, y Xico, los priistas de a pie, los que reciben 200 pesos por mitin, con torta y refresco incluidos, la militancia que año con año gestiona cobertores, colchas y material de construcción para su vivienda, se encuentran indignados, porque desde la cúpula priista del inmueble de Adolfo Ruiz Cortines se les impulso a una mujer, completamente desconocida en la región y quien nunca ha trabajado, de la mano, con los priistas de aquella demarcación en cuestiones agropecuarias o de apoyo en temporadas climatológicas adversas.
La molestia en dichos municipios es generalizada, a excepción de Teocelo donde Nohemí Guzmán en sus años mozos, y el único lugar donde la recuerdan, pues a partir de que concluyó su periodo municipal, Guzmán ha vivido y enraizado lazos políticos, empresariales y de amistades tanto en el Distrito Federal como en la capital del Estado.
En los Comités Municipales del PRI de ese distrito, el de Coatepec, se sienten un ambiente tenso, de zozobra y de incertidumbre, aunque será el día 22 cuando se defina la candidatura, los propios presidentes de los Comités aun no enraízan la idea de ver a Nohemí Guzmán como su candidata, pensando sobre todo en “el carisma” y “química” que debería tener el abanderado a la diputación y del cual carece la ex Secretaria de Protección Civil.

CONTRACRONICA 1
Dicho con la víscera y retorciendo el hígado, pero la frase que vía celular dijo, la ex funcionaria municipal, Diana Santiago Huesca: “Sin mí, el barco se hunde”, quedará para la posteridad. La ex legisladora local suplente ya fue removida del Palacio Municipal de Américo Zúñiga Martínez, el edil, fiel creyente y obstinado usuario de las redes sociales no soportó que una frase, soltada, como dicen por ahí, en la plenitud del pinche poder, viniera a “desgastar” y “desestabilizar”, apenas a principios de año la imagen del Ayuntamiento, sede de la capital del Estado.
Santiago, hoy exiliada del cuatrienio municipal, tendrá que esperar en la gélida banca gubernamental, un enroque, una última salida en el gobierno próspero y ser invitada o recomendada, por algún funcionario que “le hablé al oído” a Javier Duarte para no terminar el sexenio sin empleo.
Comentarios nzavaleta10@gmail.com, Twitter: @zavaleta_noe

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *