xalapa
22
Search
Jueves, 21 de Junio de 2018
  • :
  • :

Golpe de Tecla: “El Gran Distractor”

Noe Zavaleta  (1 de 1)Mientras la Fiscalía General del Estado (FGE), el gobierno de Javier Duarte, el Congreso Local –priistas y panistas-, el Comité Estatal del PAN y el Ayuntamiento panista de Medellín se confrontan y pelean por la desaparición y posible muerte del reportero de “La Unión”, Moisés Sánchez Cerezo, cuya magnitud del suceso ya alcanza esferas internacionales, en Veracruz entes políticos: Priistas, panistas y la esfera gubernamental sacan raja política del lamentable suceso.

“El Noticiero” de López Doriga, “Primera Emisión” de MVS con Carmen Aristegui incluida, El País, el semanario Proceso, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y organizaciones como Artículo 19 y Reporteros Sin Fronteras permanecen “atentos” y a la “expectativa” del giro que en las próximas horas pueda tomar el expediente Moisés Sánchez.

Donde la PGR tendrá que validar la versión de la Fiscalía local de que el reportero de “La Unión” murió el pasado dos de enero degollado y un día después fue “cercenado” en varios pedazos, con una eventual participación de la delincuencia organizada o donde los peritos federales tendrán que “validar” las sospechas de Jorge Sánchez Ordoñez de que los restos enseñados no pertenecen a su padre.

Esa vorágine de violencia, inseguridad y tragedia ha servido, de mala forma, a la clase política de Veracruz, para operar, de bajo perfil en la agenda electoral, gubernamental, empresarial y mediática. Veamos caso por caso, en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, a unas cuantas cuadras del inmueble del PRI estatal, el nuevo titular de la STyPS, Gabriel Deantes Ramos aceita la maquinaria electoral con una sola consigna: “Hacer triunfar a los candidatos de Javier Duarte de Ochoa”.

Así, Deantes, tiene como prioridad política, antes, mucho antes que abatir el desempleo, disolver todas las huelgas, hacer ganar a los favoritos del gobernador, como Tarek Abdala en Cosamaloapan –distrito que aglutina a Medellín de Bravo, lugar donde Moisés Sánchez fue secuestrado- a Ana Guadalupe Ingram en Veracruz, a Alberto Silva en Tuxpán y a Marco Aguilar, “el compadre”, Yunes en el distrito de Córdoba.

En la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Mauricio Audirac Murillo da gracias a su buena fortuna, pues con las arcas vacías, con un problema de liquidez severo, con los empresarios telefoneándole minuto a minuto, se ha librado del espectro mediático quien ya lo tenía asolado.

Desapercibido del mapachismo electoral, el Secretario de Desarrollo Social, Ranulfo Márquez Hernández ha podido transitar su primer mes como encargado de los programas sociales de Veracruz, sin ningún quisquilloso reportero que lo cuestione sobre su regreso a la política, luego de haber estado en el ojo del huracán.

En Xalapa, Veracruz, Coatzacoalcos, Tuxpán, Poza Rica, los ediles han podido transitar tranquilamente su primer mes, viviendo en la inanición edilicia, pues ante la falta de recursos, no hay obra pública, ni planeación y los alcaldes solo se han dedicado, en su mayoría, a la captación del impuesto predial y el afinamiento de generar recursos propios.

En el PAN, la desaparición y posible asesinato del reportero de “La Unión” han servido para que políticos insípidos ante la prensa, grises en sus disertaciones ante un micrófono y grabadora, hoy puedan gozar de una amplia difusión, que ante un escándalo de tal magnitud, les resulta gratuita, con solo emitir una opinión, tal es el caso de los panistas, Juan Bueno Torio, Domingo Bahena Corbala y el propio José de Jesús Mancha.

En los bunkers electorales del PRI y del PAN, los precandidatos, por decoro, por no cometer imprudencia social, han tenido que matizar sus movimientos de precampaña, en aras de no ofender, ni entorpecer, ni desvirtuar la agenda social, que hoy solo pone en el ojo del huracán el clima de inseguridad, así que ante la falta de recursos para la jornada electoral del 2015, la desaparición de Moisés Sánchez también ha sido el pretexto perfecto, para que los aspirantes a una curul de San Lázaro para el año próximo, relajen su agenda de actividades.

Contracrónica

Más allá del debate que hoy genera la desaparición y eventual asesinato de Moisés Sánchez entre diferentes instancias públicas, ONGS, partidos políticos y familiares del reportero de “La Unión”, hoy será, en la Secretaría de Seguridad Pública y en las Fuerzas Federales y Estatales “revisar” su plan de estrategia para brindar seguridad en los municipios de Medellín, Soledad de Doblado, Jamapa, Manlio Fabio Altamirano, Cotaxtla, Ignacio de la Llave y demás, donde la situación de inseguridad, ola de secuestros y robos, ha llegado a ser incontenible, reportes que solo llegan a través de los ciudadanos, pues en las esferas gubernamentales, seguimos con el discurso trillado de que aquí “no pasa nada”.

Frase de la Semana

“Tengo muchas dudas de que sea mi padre”, Jorge Sánchez Ordoñez al poner en tela de juicio el resolutivo de la Fiscalía General del Estado de que el cuerpo encontrado en Manlio Fabio Altamirano no corresponde al del reportero de “La Unión”, secuestrado el pasado 2 de enero.

Comentarios

E-mail: nzavaleta10@gmail.com

Twitter: @zavaleta_noe

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *