xalapa
18
Search
Lunes, 10 de Agosto de 2020
  • :
  • :

Golpe de Tecla: Xalapa, en el epicentro de la pandemia

Noe Zavaleta  (1 de 1)Nos lo advirtieron y lo veíamos lejos, con recelo, con indiferencia, con sorna e incredulidad. Con ausencia… mientras tanto, el Coronavirus penetraba con fuerza en la Ciudad de México, luego lo hizo en Guadalajara, causó estragos en Ciudad Juárez y Tijuana y otras ciudades fronterizas y en Xalapa solo atinábamos a decir: “Abroon, ¿Sera cierto?”, con la incredulidad en la conciencia y en el subconsciente celebramos con enjundia el Día del Niño, el Día de la Madre, el Día del Maestro; los más atrevidos el Día del Padre y algunos cumpleaños en junio. Y sí, nos seguíamos pitorreando del SARS-COV2, pero llegó aquí, a la capital del estado, a la Atenas Veracruzana y lo hizo con fuerza, multiplicando los casos y siendo rentable para las agencias funerarias, tan socorridas en esta pandemia universal.

Los números no mienten, tan solo en Xalapa, un contraste y cotejo entre mayo y junio hablan de una “potenciación de los casos), 56 defunciones y casi 500 casos el mes pasado contra solo seis fallecimientos y 56 casos en mayo. En los primeros 9 días de julio, la estadística sanitaria ya da registros de 92 casos positivos por Coronavirus más y 17 defunciones más.

Pero ya hay forma más tangible de aterrizarlos. Amigos ya enfermaron de Covid-19, los que hicieron esfuerzos económicos importantes se atendieron con un neumólogo particular y compraron su “oxímetro” y respirador y en casa llevaron la cuarentena, sus quejas no pasaron del perder el gusto por la comida y el dolor insoportable de cuerpo y cabeza; quienes carecen de recursos, tuvieron que sumarle a todo ese viacrucis, la saturación hospitalaria del IMSS, el ISSSTE y el Sector Salud.

Peor aún, la muerte que viene atada al “bicho” del Covid-19 ya también tocó la puerta del barrio donde vivo, en la semana, muy cerca de la iglesia se registró la defunción de un señor, poca gente -a diferencia de otras ocasiones- quiso acercarse de chismosa a “verificar” de quien se trataba. La mamá del joven que juega fútbol en el equipo del barrio también perdió la batalla contra el Coronavirus el fin de semana, sus compañeros de equipo se organizaron para juntar “una coperacha” para los gastos funerarios. Y aun así, muchos siguen creyendo que el Coronavirus no tocará fuerte la puerta de la Atenas Veracruzana.

Creíamos y echábamos la culpa y cargábamos responsabilidades que el Covid-19 había atacado con fuerza a la conurbada Veracruz, Boca del Río por ser destino turístico, por tener un recinto portuario, por la proliferación de mercados de pescaderías y centrales de abasto, por la irresponsabilidad de no poner una ley seca y dar manotazo con cierre total de playas; creíamos que el brote de Covid-19 en Coatzacoalcos, Poza Rica y Minatitlán era por su propia naturaleza petrolera y obrero-industrial, por la desidia de sus habitantes y por la inexperiencia de sus gobiernos municipales. Y sí, todos esos factores sumaron, pero en Xalapa, cuando presumimos de ser una ciudad culta y vanguardista, desoímos las recomendaciones gubernamentales, tachamos de exageradas las medidas tomadas en otras capitales de otros países del mundo y sí, hoy, tal vez un poco demasiado tarde, estamos pagando las consecuencias.

Y es que la necedad y la sinergia de la necesidad se juntan y son muy cabronas. Basta caminar por las calles de Xalapa para escuchar con singular enjundia que hay varios gimnasios “supuestamente cerrados”, pero en su interior funcionando con singular enjundia. Transitar por piqueras y cantinas cuyas puertas lucen cerradas de par en par, pero que desde temprana hora y hasta caer la tarde continúan vendiendo “solo a sus clientes” -faltaba más- cervezas y copas de licor, en aras -excusan- de mitigar un poco la ansiedad y la incertidumbre que provoca el encierro por el Coronavirus.

En Veracruz, el número de casos positivos por Coronavirus registrados por las autoridades sanitarias ya asciende a 13 mil, 028 en 179 municipios de la entidad, es decir, ya solo quedan 33 municipios libres de COVID-19, al paso que vamos, en un mes, desde Pánuco hasta Las Choapas todo el Golfo de México será territorio Covid.

Contracrónica

Con seis vacantes en el Poder Judicial será férrea la lucha por las magistraturas, pero no por jueces o abogados litigantes con amplia trayectoria tratando de convencer al gobernador del estado, Cuitláhuac García de merecer una culminación exitosa de la carrea judicial. Sino que en dos oficinas se dará el estire y afloje para llegar al máximo encargo que otorga la impartición de justicia; desde la Secretaria de Gobierno, con Erick Cisneros y desde el Congreso Local, con Juan Javier Gómez Cazarín se dará una encarnizada lucha por colocar a sus posiciones, a sus amigos, a sus compromisos políticos como próximos inquilinos del Tribunal Superior de Justicia (TSJ)

Frase de la semana

“Para evitar la ansiedad, no vean tantas noticias, pero manténganse informados”, Dulce María Espejo, directora de Servicios Epidemiológicos de la Secretaría de Salud de Veracruz

@zavaleta_noe

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *