xalapa
18
Search
Jueves, 24 de Octubre de 2019
  • :
  • :

Golpe de Tecla

FADIA MORENO

De Tronco y otros parásitos…

Renato Tronco Gómez es el típico político veracruzano por los cuales la ciudadanía está cada vez más desinteresada y descreída de la política. Aunque el caso del diputado del PVEM no es el único. En el Congreso local están ejemplos magníficos no sólo de la influencia que tienen, por ejemplo, los medios de comunicación para quitar y poner diputados, como la ex reina de carnaval, Anilú Ingram Vallines cuya mayor virtud es ser familiar de uno de los periódicos más influyentes de Veracruz y el del legislador de Nueva Alianza, Eduardo Sánchez Macías, dueño de varios periódicos y primo de la primera dama del estado Karime Macías Tubilla,
El Congreso Local también sirve de foro para el pago de facturas a grupos que ya no representan ningún capital político pero si funcionan como “alcahuetes” para validar políticas públicas impopulares o lesivas a la ciudadanía.
Otros legisladores están ahí representando a grupos sociales como Marco Antonio Del Ángel Arroyo, quien se perfila como el heredero de la organización de los 400 Pueblos o el gemelo incómodo, Tonatiuh Pola, ex conductor de noticieros Televisa quien es el mejor ejemplo de la construcción de una bancada dúctil, pero excesivamente gris impulsada por la ex coordinadora de Comunicación Social, Gina Domínguez Colio, quien por cierto, mantiene vivas sus aspiraciones de pretender regresar a ocupar primeros planos políticos.
Presa de la nostalgia, la enriquecida ex vocera de Javier Duarte ha dicho a sus aliados que le espera la Fundación Colosio como premio a su probada eficiencia y capacidad que pondrá al servicio del próximo candidato tricolor a la gubernatura.
Pero en fin, ¿para qué han servido los diputados veracruzanos? Para aprobar leyes al vapor: Como la adecuación de la reforma magisterial que fue todo un fracaso y tras el regaño del altiplano tuvieron que readecuarla; o validar reglamentaciones anticonstitucionales como la Ley del IPE, la cual también está en vías de regresarse o de plano meterse en “camisa de once varas” y abrir un conflicto con el influyente gremio notarial por motivo de la Ley del Notariado que a decir de los interesados, tiene más de 39 artículos ilegales.
¿Quién está pensando por los diputados?, sus asesores, tal vez sí, pero los diputados, subidos en el ladrillo de la curul, ya no los escuchan; porque el asunto es que meten reiteradamente en conflictos al inquilino sexenal del Poder Ejecutivo, al que si bien no se trata de defender, pero los congresistas que se supone deben tener conocimiento en materia de justicia, son los que dan la cara de esos errores garrafales metiendo sus extremidades a fondo.
Tal vez por ello no es casual que los diputados priistas y sus satelitales afines, son los más inefectivos para la sociedad; se sientan en su butacas a esperar que les indiquen cuando ejercitar su dedo y cuando lo deben dejar descansar; de ahí que en automático, la mayoría de las propuestas de legisladores de oposición sean rechazadas por la aplastante mayoría tricolor.
Pero sin dudas, el más destacado de todos es el folclórico “líder charro” Renato Tronco, por sus tolerados berrinches, la facilidad que tiene para derramar sus “lágrimas de cocodrilo” y montar un espectáculo que detuvo la región sur del estado para que las autoridades de la SSP le dieran un poquito de credibilidad.
Al “trompudo” como es conocido en las Choapas, le encanta el protagonismo, se sabe que en su pequeña mansión tiene árboles tallados con su rostro y su mayor sueño es ser un cantante del estilo Joan Sebastián. Si, con sombrero, botas y caballo.
Habría que dar por sentado su renuncia a la legislatura porque acumula más de 30 faltas -14 de ellas consecutivas- lo que equivale en el reglamento como su renuncia definitiva. Sin embargo, al parecer sigue siendo funcional en la lógica del poder que manda en Veracruz.
Comentarios
E-mail: Fadimr4@gmail.com
Twitter: @FadiaMoreno

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *