xalapa
18
Search
Domingo, 16 de Diciembre de 2018
  • :
  • :

Hasta con “limpiaparabrisas” barría la SSP de Bermúdez

Foto: Gina Collins

Foto: Gina Collins

Amigos de José Cruz vieron como tres patrullas “levantaron” al joven por tener actitud sospechosa, casi cinco años después nadie sabe nada de su paradero, Crónica de Xalapa te cuenta la historia.

A los 19 años, José Cruz Peralta Nava limpiaba parabrisas en el crucero de Lázaro Cárdenas y Chedraui Caram, en Xalapa, muy cerca del centro comercial Plaza Crystal.

Trabajaba no solo para comprarse algún refresco, salir con la novia o con los amigos, sino para ayudar a su mamá con los gastos del hogar.

Un 20 de agosto de 2013, José Cruz fue “detenido” por la Fuerza de Reacción de Seguridad Pública de Veracruz, sus amigos observaron cómo policías de Arturo Bermúdez Zurita -titular de la dependencia- lo acorralaron los tripulantes de las patrullas patrullas SPV-1426 y SPV-1892.

El argumento fue el mismo que en los 14 otros casos que la Fiscalía General de Veracruz logró acreditar la participación -de manera sistemática- de policías veracruzanos en desaparición forzada, “tenía actitud sospechosa”.

Actualmente se encuentran en el reclusorio regional de Pacho Viejo, Coatepec, dieciséis policías veracruzanos y tres jefes policiacos: Arturo Bermúdez Zurita titular de la SSP en Veracruz, Roberto González Meza líder del grupo Fuerza Especial de Seguridad Pública y quien después fungió como director de Fuerza Civil, y José Óscar Sánchez Tirado, quien era -en ese entonces- el encargado del cuartel de policía de San José, en Xalapa.

Los policías y los exjefes policiacos en la administración del priísta Javier Duarte de Ochoa, enfrenten el proceso penal 22/2018 por desaparición forzada de 15 personas, entre ellos hombres, mujeres y adolescentes.

Peralta Nava fue detenido por la tropa del comandante Carlos Baxín Ortiz “El Tigre”, distintivo que llevó en la Fuerza de Reacción dedicada a la detección de presuntos delincuentes del crimen organizado.

El joven de 19 años fue visto tomando un teléfono celular de manera sospechosa, por lo que fue abordado por los policías y trepado a una de las patrullas, donde fue sometido a un clandestino interrogatorio basado en golpes, toques eléctricos, tablazos y vejaciones.

Según la tarjeta informativa firmada por El Tigre, José Cruz dijo trabajar como halcón -informante- al servicio de Los Zetas, cartel delincuencial que durante la administración de Javier Duarte de Ochoa operó impunemente en diversos delitos, desapareciendo y ejecutando a sus enemigos.

En el informe policiaco señala que llamaron a Arturo Paredes Guevara, quien era el encargado de la división de la policía de Bermúdez Zurita, para informarle que habían detenido a un integrante de Los Zetas.

La instrucción fue la misma, entregarlo a Los Fieles “para lo producente”, obedeciendo como perros adiestrados para llevarlo con el grupo élite de Seguridad Pública, un equipo de policías con entrenamiento paramilitar dedicado a desaparecer a presuntos integrantes del crimen organizado.

La madre de José Cruz acudió a buscarlo a su lugar de trabajo, al mismo sitio donde salía todas las mañanas a limpiar los cristales de los carros para ganarse unas cuantas monedas y llevar el sustento al hogar.

Pero no lo encontró, sus compañeros de crucero afirmaron a la afligida mujer que su muchacho había sido detenido por la policía.

El corazón de madre la guió al cuartel de policía de San José, ubicado en el corazón de Xalapa, sin que lograra obtener noticias de él.

Lo buscó en hospitales y casas de sus amigos sin hallarlo, pensando lo peor, fue a buscarlo al frío y sombrío edificio de Servicios Periciales ubicado al Sur de la ciudad, donde tampoco lo encontró.

A casi cinco años, José Cruz Peralta Nava continúa desaparecido, pero viviendo en la memoria de su madre y navegando en ese mar de lágrimas que soltó por su partida.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *