xalapa
18
Search
Lunes, 21 de Octubre de 2019
  • :
  • :

Hasta con mariachis despiden a fallecidos en explosión de Pajaritos

13062663_10153374414010356_2140496033_oFOTOS: YAHIR CEBALLOS

Los sepultureros del Panteón Municipal de Mundo Nuevo, una pequeña congregación en el municipio de Coatzacoalcos ha tenido que trabajar a marchas forzadas este viernes y sábado, la explosión del complejo petroquímico Pajaritos y que hasta el momento ha arrojado 28 muertos, ha enlutado en serio a esta comunidad marginal del sureste mexicano.

Ayer hubo tres velorios, este sábado se programaron cuatro más, uno en la mañana, otro al medio día y dos por la tarde. Incluso los empleados del camposanto ya hasta saludan y dialogan con la prensa local y nacional a quienes ya ubican.

Tal vez, el entierro más emotivo, ocurrió al medio día de este sábado, el entierro de Luis Fernando Hernández Vázquez se llevó a cabo con acordes de mariachi y con música cristiana, cortesía de una comunidad a la que pertenecía.

Los mariachis, un tanto desafinados, entonaron “Las Golondrinas”, “Mi gran amigo” y “amor eterno”, los cristianos pusieron música para recordar -dijeron- al joven que trabajo en evangelizar a niños y jóvenes en su comunidad.

El último adiós de Hernández Vázquez, significó gritos desgarradores de Elide Vázquez y Alexa Hernández, madre y hermana de Luis Fernando Hernández Vázquez.

El joven andamiero, de 23 años, murió colgado, quemado y mutilado en un arnés, donde era andamiero en la zona de Clorados III y del que no pudo bajar al momento de la explosión. 

egado a la iglesia cristiana, unos 30 jovenes de dicha comunidad evangélica acudieron a despedirlo ataviados de blanco y con globos del mismo color, una mujer señalaría: “era un joven lleno de alegría, lleno de entusiasmo, con pasión por la música”.

Mientras sus hermanos de la fraternidad evangélica le seguían entonando canciones, Alexa Hernández y el menor de sus hermanos cayeron desmayados por la impresión de dar el último adiós, al andamiero, que apenas tenía dos meses de trabajar en el complejo petroquímico de Pajaritos que el pasado miércoles fue testigo de su peor tragedia.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *