xalapa
22
Search
Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
  • :
  • :

Injusticias eclesiásticas en Xalapa

Foto: Carol suárez

Foto: Carol suárez

Una Iglesia, ubicada en la unidad habitacional Lomas Verdes, busca apropiarse de un estacionamiento para construir su edificio, mediante acuerdos o negociaciones con el ayuntamiento de Xalapa.

La casa de Hilda Hernández Moctezuma fue apedreada por gente de la capilla “San Francisco de Asís”.

Desde niña fue criada en la fe católica y a sus 42 años se sorprende de lo que feligreses y hasta sacerdotes son capaces de hacer.

Ha recibido amenazas de muerte por defender un espacio de 3 mil 72 metros cuadrados, que corresponde a un estacionamiento, en la segunda sección de la unidad habitacional Lomas Verdes.

La capilla busca apropiarse del terreno para construir su edificio; sin embargo, el lugar es de los vecinos y, por lo tanto, podría tratarse de una invasión.

Ella es dueña de un negocio independiente, ha sido víctima de varios ataques por parte de la iglesia y teme por la seguridad de su familia.

Tiene tres hijos: uno de 19, otro de 17 y uno más de 12 años. También les ha fomentado la fe católica y están desconcertados por lo que ha ocurrido.

La madrugada del pasado viernes 4 de agosto, sujetos desconocidos lanzaron piedras a su domicilio y la dejaron sin el servicio de energía eléctrica.

Habían arrancado los fusibles para que su familia no tuviera luz y no identificaran a quienes habían orquestado la agresión.

Sólo alcanzaron a ver que los delincuentes se escondieron cerca de la capilla improvisada con cuatro muros y techo de lámina.

Hilda es presidenta del Patronato Vecinal de la Segunda Sección de Lomas Verdes, y desde mayo pasado ha presionado al ayuntamiento de Xalapa para que la ampliación de la iglesia no se lleve a cabo y sea respetado dicho estacionamiento.

“Mis hijos son educados en la fe católica y yo nunca les he enseñado eso, son jóvenes, son niños, imagínate cómo se sienten ellos al ver estas agresiones”.

FIESTAS DENTRO DE LA CAPILLA

La mujer tiene fotografías de los daños que ocasionaron a su vivienda.

Aquel día, observó que sujetos amanecieron afuera de la iglesia.

El párroco José Solís Luna, quien también la ha amenazado, había festejado su cumpleaños. La iglesia fue su “cantina” esa noche.

“Aquí amanecieron entre borrachos, crudos, malacopas, con el Sacerdote, le cantaron las mañanitas a las siete de la mañana, aquí pasaron toda la noche, bebiendo. Uno no se mete con ellos, al Sacerdote se ve que también le gusta la copita”.

Los católicos no han mostrado respeto hacia su mismo Dios. Cualquier regla o lineamiento se la han pasado por el arco del triunfo, como coloquialmente se dice.

“En la fe católica, lo primero que te enseñan es a respetar y amar a tu prójimo, no es posible que si tú respetas y cumples con los lineamientos, la gente venga y te agreda, imagínate cómo nos sentimos”.

La unidad habitacional no está municipalizada; sin embargo, el ayuntamiento pareciera disponer de ella.

Hilda no está en contra de la Iglesia Católica, sino del Municipio, mismo que ha avalado que la parroquia “San Francisco de Asís” se apropie del lugar mencionado.

“Cómo es posible que a nosotros nos niegan una malla para el estacionamiento, nos dicen que no se puede porque no estamos municipalizados, nos niega CMAS las alcantarillas porque no estamos municipalizados y allí están los hoyos, nos niegan luminarias porque no estamos municipalizados y cómo es posible que a la iglesia le otorgan todo el espacio”.

INJUSTICIAS ECLESIÁSTICAS

El espacio está en la zona sur de la ciudad, donde los vecinos han manifestado su inconformidad de distintas maneras.

“No a la tala de árboles para la construcción de una iglesia. Somos víctimas de las injusticias eclesiásticas”, se lee en lonas que la gente colgó entre los árboles.

La gente exhibe su enojo, porque la Iglesia Católica pretende apropiarse de un lugar que los vecinos prestaron de manera temporal, desde 2003.

“No a la ampliación de la iglesia”, también se observa en cartulinas de color verde fluorescente, que fueron pegadas con cinta adhesiva en el tronco de los árboles.

En la capilla, los religiosos ataron una lona de unos cinco metros de largo por tres de ancho, con una fotografía del edificio ampliado y remodelado.

Luce su gran tamaño y diseño eclesiástico con acabados similares a la Basílica Menor de Nuestra Señora de Guadalupe, localizada en el barrio de El Dique.

Actualmente, el “Santísimo” está protegido sólo por muros de concreto y un techo de lámina, mismos que encierran un calor infernal cuando hay Sol.

El alcalde de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, ha mentido al declarar que el espacio no fue donado a la iglesia.

FAVORITISMOS

Hernández Moctezuma entregó acopia de un acta de Cabildo que prueba dicha situación.

En sesión ordinaria, realizada el 31 de enero del año en curso, el Cabildo aprobó por unanimidad que el cambio de uso de suelo en el estacionamiento de la unidad habitacional.

“Se autoriza el cambio de uso de suelo de área de estacionamiento a zona de uso especial para formalización de espacio de culto religioso-capilla”, se lee.

Sólo los regidores Silem García Peña e Ignacio Eliezer Vásquez López votaron a favor de dicha propuesta.

La gente cree que el proyecto para la ampliación de la parroquia contempla la devastación de la pequeña área verde que rodea al estacionamiento, pues también pretenden construir un velatorio y un crematorio en medio de la zona urbana.

Los vecinos se han organizado para realizar ruedas de prensa y denunciar que las autoridades municipales obedecen favores al patronato eclesiástico, para que puedan construir su capilla.

Los pobladores caminan y atraviesan diariamente el estacionamiento para dirigirse a sus viviendas. Consideran que la obra impediría el paso peatonal en dicho lugar.

Sin embargo, temerosos, evitan acercarse a la iglesia, toda vez que integrantes del patronato eclesiástico han amenazado de muerte a quienes rechazan la ampliación del edificio católico.

La vecina Hilda Hernández pudo dialogar sobre el caso con Jesús Arturo Vázquez Islas, presunto encargado de la obra; sin embargo, intentó intimidarla.

“Me dijo que a él no se le van a ir de las manos esos 25 millones (de la obra) y que tuviera muchísimo cuidado con lo que yo andaba haciendo”.

La capilla se encuentra entre tres manzanas: Circuito Loma de Abajo, Loma Bonita y Loma Bella, mismas que colindan con el estacionamiento de la segunda sección.

“Yo en lo personal ya estoy siendo amenazada por gente de la iglesia. Mateo Rivera Vega me amenazó de manera personal, me dijo que si el día menos pensado amanecía atropellado uno de mis hijos o yo, que no preguntara”.

DENUNCIAS PENALES

Rivera Vega se ha identificado como presidente del Patronato Eclesiástico, quien fue denunciado por la víctima, el pasado 10 de julio.

Fue integrada la carpeta de investigación UAT/DXI/ 1978/2017, misma que fue ampliada durante este mes por los daños a su vivienda.

La denuncia penal contra el Presidente Municipal por ceder el estacionamiento a la capilla no ha sido interpuesta por las “trabas” que pone la Fiscalía General del Estado (FGE), a cargo de Jorge Winckler Ortiz, al tratarse de un funcionario municipal.

Lo señalan por abuso de autoridad y despojo, toda vez que el terreno mencionado pertenece a los pobladores y el ayuntamiento pareciera estar apoyando a la capilla para que efectúe su obra.

Sin embargo, la querella podría concretarse en próximos días, toda vez que los documentos requeridos por la FGE están en trámite.

“Esa denuncia no la podemos llevar acabo sin un documento que solicitó la fiscalía como es servidor publico si nos ponen trabas pero ya esta en tramite ese documento. Es un documento que emitimos donde se solicita a jurídico que explique el por qué donaron o cedieron el terreno, bajo qué causa y lineamiento”.

El lugar donde se edifica el templo, fue concedido como estacionamiento a los vecinos, desde 2009.

Y es que el Presidente Municipal se niega a revocar el acuerdo con el cual se permite a la iglesia llevar a cabo los trabajos correspondientes.

“Dice que no podía hacer el cambio de uso de suelo de una manera tan drástica, porque entonces que va a hacer la feligresía, qué va a hacer él con la feligresía encima, que dónde se iban a ir. Vivimos en un país laico y nadie nos va a imponer ningún tipo de religión en un espacio que de entrada no les pertenece”.

La gente está dispuesta a impedir de cualquier forma la construcción de la iglesia.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *