xalapa
18
Search
Jueves, 17 de Enero de 2019
  • :
  • :

Intacta, red huachicolera en Veracruz

Huachicoleros+ La entidad ocupa el cuarto lugar en tomas clandestinas de Pemex, un ex dirigente panista relata una supuesta red de ex alcaldes chupaductos, y en 2017, en el sur, es asesinado el alcalde electo de Hidalgotitlán, sin embargo, no hay noticias de operativos como en otros estados

POR LUIS ALBERTO RUIZ

Aunque se cumplen más de dos semanas del lanzamiento de una estrategia nacional contra el robo de gasolina por el Presidente de la República, la red de robo de combustible en el estado de Veracruz sigue intacta.

Hasta ahora no hay reportes de detenciones, de clausuras o de operativos intensos en las zonas donde habitualmente se está registrando este delito.

Y mientras en otros estados se ha dado desbasto de gasolina por el cierre de los oleoductos, en Veracruz no pasa nada, aunque la entidad esté en cuarto lugar en robo de combustible.

Por si fuera poco, las sospechas de que en la entidad hay una bien aceitada red de ladrones de gasolina, quedó expuesta en días pasados tras el levantón a Gabriel de la Rosa Enríquez, presidente del Comité municipal del PAN en Otepan.

Después de haber sido llevado por la fuerza, aparece en un video donde da a conocer una presunta red de robo a Pemex operada por ex alcaldes. El hombre ya apareció sin vida, ejecutado, sin embargo, no hay investigaciones sobre sus dichos.

De acuerdo al reporte de tomas clandestinas en 2018 emitido por Petróleos Mexicanos (Pemex), el estado de Puebla encabeza la lista en todo el país con mil 815, el segundo lugar se lo lleva Hidalgo con mil 726; Guanajuato el tercero con mil 547, Veracruz el cuarto al detectar mil 338; el quinto, México mil 268; sexto Jalisco con mil 263 y otras entidades con un menor índice hasta llegar a las 12 mil 581.

A pesar que la entidad veracruzana se encuentra en cuarto lugar en el robo de combustible, además del asesinato del dirigente del PAN de Oteapan por denunciar una banda de huachicoleros, dejaron abiertos los ductos en Veracruz.

Desde el pasado 21 de diciembre, algunos ductos de Pemex que abastecían combustible a diversos estados del país fueron cerrados como una estrategia del Gobierno de la República para combatir su robo.

La estrategia fue cerrar las válvulas de al menos cuatro de los 13 oleoductos de Pemex. El objetivo fue evitar que ladrones de combustible extrajeran gasolina de los ductos.

Pero con ello se interrumpió también el suministro a decenas de ciudades en los estados de México, Michoacán, Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco, Querétaro y Tamaulipas.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, declaró que el cierre de los ductos era necesario para combatir el robo de combustible, por supuesto que ha causado opiniones divididas entre os mexicanos, empezando por exmandatarios, líderes y sociedad en general.

Veracruz colmado de huachicol
Durante su intervención como coordinador de Senadores del PRD, Miguel Ángel Mancera puso en duda la lucha contra el huachicoleo emprendida por el gobierno de López Obrador.

El actual gobierno de Veracruz admitió el problema de la ordeña, el secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, dijo durante un discurso en Coatzacoalcos el 2 de enero que utilizarán helicópteros para prevenir el huachicol en la entidad.

El exjefe de Gobierno de la Ciudad de México dijo que no hay explicación del cierre del ducto que surte a Michoacán, cuando tiene un reporte de 198 casos de tomas clandestinas durante el 2017, pero dejaron abiertos los de Veracruz, con más incidencia en ese delito, según información del Senado de la República.

Durante ese año, según Mancera, en la entidad veracruzana había reportes de 728 tomas ilegales, que subieron a mil 338 durante el 2018.

“No se cerró Veracruz. Veracruz tiene mil 338 tomas clandestinas, esto obviamente nos preocupa. La crisis se dio por incompetencia o por omisión”.

Los casos de sabotaje en contra de las tuberías de Petróleos Mexicanos son comunes en la entidad, tanto, que hay un pueblo, ubicado en la región de Córdoba, dedicado al robo de combustible.

Se trata de Tetelzingo, que pertenece al municipio de Coscomatepec, en las faldas del Pico de Orizaba, allí, sin empacho, los habitantes ofertan la gasolina a orillas de carretera, sin que las autoridades hagan algo para frenarlo.

En los últimos dos años, sus pobladores se han enfrentado a disparos, al menos dos veces con la Policía Federal y la Municipal de Orizaba para impedir la detención de sus vecinos.

Una medida de presión que utilizan es manifestarse con niños y mujeres, tomando la caseta de Fortín de las Flores, en la autopista Córdoba-Orizaba, para obligar a las autoridades a liberar a los suyos.

Además, hay decenas de explosiones e incendios a lo largo del territorio veracruzano debido a la ordeña de gasolina, uno de los más graves fue el 24 de agosto del 2018, cuando lugareños de la región central montañosa de la entidad saqueaban el hidrocarburo tras sabotear un poliducto.

La explosión dejó destrozos en 14 vehículos, una persona muerta, ocho lesionados y varios desaparecidos, entre ellos menores de edad.

En el 2014, el gobierno de Javier Duarte de Ochoa contabilizó 113 mil kilómetros de ductos que atraviesan el estado de Veracruz en 98 de los 212 ayuntamientos que lo conforman.

TIERRA HUACHICOLERA

La Procuraduría General de la República (PGR) tenía noción desde hace seis años del fenómeno y crecimiento del huachileo en territorio veracruzano.

La PGR inició en el Estado 980 averiguaciones previas de enero de 2012 a octubre de 2018 por el delito de sustracción ilícita de hidrocarburos y de junio de 2016 a octubre de 2018 abrió 994 carpetas de investigación.

De dichas carpetas, la gran mayoría no llegaron a procesos penales, a pesar de que en algunos casos se descubrió que empleados vinculados con grupos del crimen organizado participaban en el huachicol y en la instalación de tomas clandestinas dentro de refinerías y centros de almacenamiento.

En uno de estos casos la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), supo del robo de 16 mil litros de diversos combustibles en los municipios de Boca del Río y Xalapa, así como de la sustracción ilícita de 43 toneladas 371 kilos de polietileno -material que se utiliza para la producción de tuberías y recubrimiento de cables-, entre los registros más relevantes de sucesos reportados entre 2012 y 2018.

En suma, la delegación de la PGR fue notificada de que en 40 municipios veracruzanos se registraron 746 hechos que significaron el robo de 766 mil 485 litros de hidrocarburo en el mismo lapso.

Acciones emprendidas por MAYL

La administración estatal pasada, encabezada por el panista Miguel Ángel Yunes Linares, ofreció una recompensa de 5 millones de pesos por la captura de Roberto de los Santos de Jesús, alias “El Bukanas o “el Bukana”.

El presunto delincuente fue identificado como un expolicía municipal de la localidad de Maltrata, colindante con Puebla, dirigente de una organización criminal dedicada al robo de combustible y asalto a trenes que pasan por el corredor de Acultzingo, en la sierra veracruzana.

Además, el anterior gobierno estatal señaló que esa agrupación disputa el liderazgo de ambos delitos con la banda denominada “Los Rosas”, encabezada por Alonso Rosas Longino y Eligio Rosas Hernández.
PISTAS DE LA RED

El dirigente del PAN de Oteapan, Gabriel de la Rosa Enríquez, quien había sido reportado como secuestrado a finales de diciembre del año pasado por un comando armado en el restaurante Los primos, ubicado en la Carretera Transístmica, apareció muerto en el municipio de Chinameca.

El dirigente panista denunció un aumento de la violencia y exigió acciones concretas para atacarla.

Horas después de la desaparición del panista circuló un video donde este político dio a conocer nombres de presuntos delincuentes y expolíticos que se dedican al secuestro y la extracción de gasolina de los ductos de Pemex.

En el video se acusó que tanto el exalcalde de Oteapan, Flavio “N” y el exalcalde Martin “N”, se dedican al secuestro e incluso, y que los dos secuestraron a un doctor, solo ubicado como “Chávez”, cuya familia le entregó dos millones de pesos y puso su casa a nombre de Padua.

No debe olvidarse que el pasado 20 de noviembre de 2017, es asesino en Hidalgotitlán el alcalde electo del PANAL, Santana Cruz Bahena, en donde la misma fiscalía general del estado y el gobernador en ese entonces, reconoció que había implicaciones de los ladrones de gasolina en su muerte.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *