xalapa
22
Search
Jueves, 20 de Julio de 2017
  • :
  • :

Inversión en infraestructura se desploma; crece costo de deuda

dolares

En un momento de desaceleración de la actividad económica, el gobierno federal contrajo en una quinta parte el gasto destinado a la inversión física los proyectos que generarán crecimiento a mediano y largo plazos, mientras se disparó el costo de pago de intereses de la deuda pública, reveló información oficial.

Entre enero y mayo pasados, el gasto en inversión física del sector público disminuyó a 231 mil 132.5 millones de pesos, cantidad que representó una contracción de 20.7 por ciento en comparación con el ejercido en el mismo periodo de 2016, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La caída en el gasto de inversión física –financiamiento de obras de infraestructura– representó que el presupuesto para este rubro en los primeros cinco meses de 2017 fue una quinta parte menor al ejercido en similar periodo de 2016, de acuerdo con Hacienda.

Pemex y CFE

El menor gasto en inversión física del sector público, que incluyen al gobierno federal, Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, fue señalado el mes pasado por Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, como uno de los factores de menor actividad económica. El gasto público no está contribuyendo al crecimiento, dijo, en la presentación del informe trimestral de inflación del banco central, el mes pasado.

La disminución en el gasto de infraestructura está asociada a los recortes en el gasto público que realizó el gobierno federal en 2016 y 2017, en comparación con los años inmediatos anteriores, y que seguirá en 2018, como anticipó la semana pasada José Antonio Meade, titular de Hacienda y Crédito Público.

La deuda pública, en cambio, siguió consumiendo cada vez mayores recursos del erario para hacer frente al costo de los intereses, que se ha incrementado no sólo por el mayor nivel de los pasivos, sino también por la depreciación del peso –que elevó el costo en moneda nacional del servicio–, sino también por el alza en las tasas de interés de referencia por parte del Banco de México, que impacta la denominada en moneda nacional.

Entre enero y mayo de este año, el costo de pagar intereses a los acreedores del sector público mexicano fue de 143 mil 174.1 millones de pesos, cifra que representó un desembolso mayor en 34.5 por ciento al del periodo comparable de 2016, cuando para liquidar intereses se destinaron 100 mil 995 millones de pesos, de acuerdo con la información de Hacienda.

Al cierre de mayo pasado, el saldo de la deuda del sector público federal, que incluye los pasivos contratados tanto en moneda nacional como extranjera, se situó en 9 billones 118 mil 486 millones de pesos. Esta cantidad fue superior en 7.5 por ciento a la del mismo mes de 2016, cuando fue de 8 billones 475 mil 447 millones.

Entre un año y otro se incrementó en 643 mil 447 millones de pesos, de acuerdo con los datos de Hacienda.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *