xalapa
22
Search
Martes, 22 de Agosto de 2017
  • :
  • :

Isaac Makwala, bajo lluvia y en solitario, califica a final de 200m

Isaac Makwala

 

 

 

Karsten Warholm sorprende al campeón olímpico Kerron Clement y gana los 400 con vallas

La estadunidense Allyson Felix consigue bronce e iguala a Bolt y Ottey en suma de 14 preseas

He corrido con rabia, afirmó el atleta africano tras disputar ayer dos carreras eliminatorias en un lapso de dos horasFoto Afp
Agencias
Londres.

El sudafricano Wayde van Niekerk, creando muchas dudas, y el británico Mo Farah dieron el penúltimo paso hacia el objetivo común de lograr sus dobletes en el Mundial de Atletismo de Londres 2017, al clasificar a las finales de 200 y 5 mil metros, respectivamente.

Pero el gran protagonista de la jornada de lluvia y frío en el estadio olímpico de Londres fue el botsuano Isaac Makwala, autorizado de última hora a correr los 200 metros, primero en solitario y luego en semifinales, tras demostrar que no padecía síntomas de una supuesta enfermedad estomacal infecciosa, por la que la Federación Internacional lo incluyó en una cuarentena junto con otros 30 atletas y personal del mundial hospedados en el mismo hotel.

Por Makwala, plusmarquista de la temporada (19.77), obró el milagro, al clasificar para la final de este jueves, y será la mayor amenaza de Van Niekerk, cuando el sudafricano sólo fue tercero en su serie de semifinales y pasó en la repesca por tiempos (20.28).

Van Niekerk, de 25 años, parece en este Mundial lejos de aquel atleta que asombró con título olímpico y récord mundial (43.03) en Río 2016, y a quien colocan como sucesor del jamaicano Usain Bolt.

Van Niekerk sufre para clasificar

Después de ganar el martes la final de 400 metros, con lujo de reserva y tiempo modesto de 43.98, el sudafricano sufrió para llegar a la final de 200. Terminó en su serie detrás del turco Ramil Guliyev (20.17) y del estadunidense Amer Webb (20.22).

Van Niekerk busca en Londres 2017 un doblete 200/400 que sólo Michael Johnson ha logrado, en el Mundial de Gotemburgo de 1995 y en los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996.

Las dificultades de emularlo aumentan con la presencia inesperada de Makwala en la final de 200 metros, a la que el botsuano accedió al defender su derecho a competir, luego de que en uno de los hoteles oficiales de la competición se declaró un brote de gastroenteritis y quedó en cuarentena, siguiendo el protocolo y los reglamentos de la Agencia Pública de Salud Británica (PHE).

El atleta africano, quien quedó fuera de la calificación realizada el martes, comprobó que no tenía síntomas y debió disputar ayer dos carreras en un lapso de dos horas. La primera fue en solitario y al cruzar la meta con registro de 20.20, ejecutó cinco enérgicas lagartijas sobre el tartán mojado.

He corrido con rabia. Mi carrera son los 400, afirmó Makwala, quien quedó fuera de esa final por la disposición de la IAAF. Todo lo que pasó ayer lo dejo en las manos de Dios. Sigo corriendo con el corazón roto, manifestó Makwala tras correr su semifinal, en la que tuvo una tarea más exigente, sobre el séptimo carril de curva cerrada y los charcos de agua, para colocarse segundo, con 20.14, detrás del estadunidense Isiah Young.

El que gane en la final que incluye entre los principales favoritos al trinitario Jereem Richards, desplazará a Usain Bolt de su trono en los 200, distancia en la que se coronó en las cuatro ediciones recientes.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *