xalapa
18
Search
Sabado, 24 de Agosto de 2019
  • :
  • :

La crónica de hoy: Empiezan a aparecer los normalistas de Ayotzinapa

ALEJANDRO HERNÁNDEZLa semana pasada el laboratorio austriaco a donde se llevaron a analizar los restos humanos calcinados, encontrados en un basurero de Cocula, en Guerrero, que corresponderían, según lo dicho por los detenidos en poder de la PGR, a los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el 26 de septiembre de este año, confirmó que al menos de uno de ellos sí eran los huesos analizados. Esta noticia se dio mientras se llevaba a cabo una marcha, otra más, para pedir la aparición con vida de los estudiantes y, de paso, la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto, lo que provocó escenas de dolor verdaderamente conmovedoras entre los padres que, sin descanso, han pugnado por la aparición de sus hijos.

En este asunto hay cosas verdaderamente turbias, perversas al grado de la sevicia, pues aunque los supuestos autores intelectuales de la desaparición, el acalde de Iguala y su esposa, se encuentran, el primero preso y la segunda arraigada, y los probables autores materiales, casi ochenta detenidos, han sido interrogados y han declarado ya, no se acaba de esclarecer qué paso, por qué los secuestraron y por qué los mataron, ni mucho menos se ha resuelto jurídicamente el destino de todos los implicados. Es decir, hay autores intelectuales, autores materiales, testigos, restos humanos de las víctimas, incluso, pero no hay sentencia sobre nadie.

Según lo que el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, ha declarado, cansado y todo como ha estado, el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, se ha negado a declarar y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, pues menos, porque nomás se encuentra arraigada, y lo que es peor, hasta podría salir libre pronto, pues el día 16 de diciembre vence el plazo de arraigo que le dictaron.

Un asunto tan lamentable, que ha tenido repercusiones internacionales, y que ha puesto en jaque al gobierno mexicano, ha sido tratado de una manera hasta banal por los encargados de la Secretaría de Gobernación y de la Procuraduría General de la República, pues no fue sino hasta muchos días después de ocurridos los hechos que se dieron cuenta de la papa caliente que tenían entre las manos; del mismo modo, el presidente Enrique Peña Nieto ha mostrado poca empatía con los padres de los desaparecidos, pues si bien es cierto que se ha reunido con ellos, también es verdad que dejó pasar muchos días antes de hacerlo e, incluso, se fue a China cuando las cosas estaban bastante mal, tanto que hasta el edificio del congreso de Guerrero y otros edificios públicos fueron quemados por airados manifestantes.

Ahora es bien claro que nada podrá volver a poner las cosas como estaban, pues una enorme escisión se ha abierto, aún más, entre el pueblo de México y quienes lo gobiernan. Si se dan por muertos a los muchachos, que seguramente es lo que hará la Procuraduría, malo; si no se se hace pero no los encuentran nunca, peor.

La solución que les presenten a los padres de los desaparecidos no va a dejar satisfecho a nadie, eso es lo único seguro en este asunto.

Comentarios o sugerencias: motardxal@gmail.com

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *