xalapa
18
Search
Lunes, 21 de Octubre de 2019
  • :
  • :

La crónica de hoy: Pavimentar y luego romper, una tradición viva

ALEJANDRO HERNÁNDEZ Y HERNÁNDEZ

 

Es cosa común, una tradición viva de la obra pública en México, diría yo, que primero se pavimente una calle y que luego se rompa el pavimento nuevo con cualquier pretexto: meter tubería, drenaje, cables, etcétera.

El ayuntamiento de Xalapa, fiel salvaguarda de esta tradición, dio muestra de su celo por resguardar tal costumbre en la recientemente pavimentada calle de Hidalgo, la cual no sólo no ha entregado en el tiempo que dijo que lo haría, sino que apenas con unos cuantos días de pavimentada ya fue rota en uno de sus tramos para reparar una tubería de CMAS.

Esto, sin duda, es una completa irresponsabilidad y una terrible falta de previsión, las cuales ocasionan gastos extras sobre el costo de la obra y que, invariablemente, los contribuyentes terminaremos pagando; cosa que al parecer al Ayuntamiento le importa poco, pues ya vimos que en los trabajos de Xalapa Mía, en donde se sustituyó la tubería hidráulica de las calles del centro histórico, hubo toda clase de irregularidades, pues la compañía contratada por el Municipio incumplió en los términos pactados y dejó las calles peor que como estaban, ya que no volvió a pavimentar, o a colocar piedra o adoquines (en donde los había), como debería de ser. Reparar esto, según se sabe, tuvo un costo de un millón seiscientos mil pesos extra, que nadie sabe si en realidad le descontaron a la empresa chambona o no.

Aunque no es de extrañarse que estas cosas pasen tratándose de trabajos en donde interviene CMAS, pues es cosa de todos los días que, calle que rompen para reparar tuberías calle que queda mal, esto además de los días que tardan para mal parchar lo roto. Ojala y tuviéramos un organismo auditor que sancionara debidamente estas irregularidades, y digo ojala porque aunque existe éste no audita, ni vigila, ni sirve mero para nada.

En otro orden de ideas. Dados los cambios que Crónica de Xalapa está implementando, con el ánimo de servirles e informarles mejor, esta columna tiene ya un poco más de espacio, así que abordaremos un tema principal y otros más que pudieran ser también de su interés. Así que, poniendo a su disposición el correo electrónico que aparece al final de esta columna, esperamos sus sugerencias o sus denuncias para enriquecerla.

Las otras crónicas.

Debido a las festividades de Todos Santos, alrededor de todos los mercados de la ciudad se han empezado a instalar toda clase de puestos con mercancía alusiva a la temporada. El Ayuntamiento siempre otorga permisos para que cientos de vendedores invadan la vía pública por unos días, sin embargo, hacemos un llamado a la Dirección de Comercio para que, una vez terminada esta festividad, los retire a todos, pues el año pasado, al menos en las inmediaciones del mercado de la Rotonda, los que se pusieron en las banquetas y calles aledañas no se quitaron durante meses, ocasionando un sinnúmero de molestias a peatones y vecinos. Ojo ahí.

Y seguimos. Dado que los atletas que participarán en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 serán alojados en hoteles y no en villas olímpicas (primera vez en la historia que esto pasa) una de las preocupaciones, tanto de los competidores como de sus entrenadores, es la alimentación.

Un atleta de alto rendimiento no puede comer cualquier cosa, mucho menos antojitos veracruzanos como ha sugerido algún funcionario de Turismo; aunque los antojitos no es la preocupación principal, sino el clembuterol que pudiera encontrarse en la carne que en los hoteles prepararán para alimentarlos y que podría, luego de los exámenes antidoping a que son sometidos, causarles la descalificación o graves sanciones.

Y a pesar de que se nos ha dicho que en Xalapa no hay carne con clembuterol, resulta que nomás tres establecimientos han garantizado que sus productos están libres de esa substancia. ¿Nos han estado mintiendo entonces las autoridades de Salud? Lo más seguro es que sí.

Comentarios o sugerencias: motardxal@gmail.com

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *