xalapa
18
Search
Lunes, 21 de Octubre de 2019
  • :
  • :

La crónica de hoy: Protesta desvirtuada

ALEJANDRO HERNÁNDEZ Y HERNÁNDEZ

 

Desde hace mucho tiempo no se veía una indignación tan grande como la que se ha hecho manifiesta por la desaparición forzada de medio centenar de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, en Guerrero. Desde hace mucho la gente no se unía en una causa común ni tampoco el gobierno estaba tan preocupado por el descontento social. La causa por la que se protesta es justa, y está haciendo eco de otros muchos descontentos que se han venido acumulando desde que el presidente, Enrique Peña Nieto, asumió el cargo. Es natural, a la gente no se le puede estar apriete y apriete el pescuezo, permítaseme la expresión, sin que respingue y lo de los estudiantes pudiera ser la gota que derrame el vaso.

Desde hace más de un mes, cuando ocurrió la desaparición de los normalistas, de la que se acusa directamente a policías de la ciudad de Iguala, se han venido dando manifestaciones en muchas ciudades del país y también del extranjero. Como una bola de nieve han ido creciendo, tanto en número de participantes como en número de veces; el miércoles apenas, en esta ciudad, se llevó a cabo una de éstas, la cual esta vez tuvo un ingrediente particular que no habían tenido las anteriores: la presencia de gente encapuchada que radicalizó la protesta “clausurando” tiendas departamentales y comercios, que aunque no vandalizaron como ha ocurrido en otras ciudades, sí causaron temor entre los comerciantes del centro histórico, los cuales cerraron las cortinas de sus negocios.

El día de ayer los estudiantes que convocaron a la marcha hicieron una conferencia de prensa para deslindarse de estos encapuchados y remarcar el carácter pacífico de sus protestas.

Entre los estudiantes corren las versiones de que se quiere desvirtuar el movimiento intentando, como en el pasado, introducir porros pagados para restar la simpatía de la ciudadanía a las muy justas protestas. Al menos por lo que respecta al miércoles, si esto que arguyen los estudiantes es verdad, consiguieron su propósito.

Mucho cuidado se debe tener en no caer en los excesos, pues los ánimos andan muy caldeados y parece que, contrario a lo que los operadores del gobierno de Guerrero y el federal esperan, no va a ser cuestión de tiempo para que la gente olvide lo que está pasando, no al menos mientras los normalistas no aparezcan. Apenas ayer el presidente de la República recibió un duro revés político, pues al recibir a los padres de los desaparecidos pretendiendo conciliar con ellos, lo único que sacó fue caldear los ánimos de los quejosos, pues no condescendieron con el ánimo conciliador del ejecutivo federal y endurecieron la postura que han exhibido; lo que ellos quieren es a sus hijos vivos y no más promesas.

Estaremos muy pendientes de lo que ocurra en los próximos días, porque mientras los medios daban cobertura a la reunión del Presidente con los padres de los normalistas, el senado avalaba más gasolinazos para 2015, mismos que el gobierno había prometido que terminarían. Y luego no quieren que el pueblo se enoje, ¡caramba!

Comentarios o sugerencias: motardxal@gmail.com

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *