xalapa
18
Search
Miércoles, 03 de Junio de 2020
  • :
  • :

La desescalada cultural, sector por sector

1c

Empiezan las librerías y los archivos, el próximo lunes, 4 de mayo. Y luego, poco a poco, podrán reabrir todos los demás. Después de invadir las casas de toda España con miles de actividades online y un esfuerzo creativo y solidario de cientos de creadores, la cultura vuelve a asomarse a la calle. Pero despacio, con prudencia y, sobre todo, con un aviso: el avance de la desescalada no es irreversible. A priori, el Gobierno ha diseñado cuatro fases de reducción del confinamiento y calcula que cada una dure, como mínimo, dos semanas. A condición, eso sí, de que se produzca el mejor de los escenarios y los contagios no vuelvan a repuntar.

Así que, en la práctica, el regreso a museos, cines, teatros o salas de concierto dependerá de los datos sanitarios y es posible que avance de forma asimétrica en las distintas provincias. Se sabe, a grandes rasgos, el plan que cada sector deberá seguir, y el propio Ministerio de Cultura y Deporte ha intentado explicarlo con una serie de mensajes en Twitter. Aunque las fechas, de momento, no son más que una estimación y ciertas formulaciones oficiales ambiguas no contribuyen a la claridad. A la vez, varias salas avisan de que implementar nuevos protocolos sanitarios o, para los teatros, retomar obras que hace tiempo que ni son ensayadas, puede aplazar las reaperturas. Y, por encima de todo, se suma una incógnita aún mayor: ¿a cuántos espacios culturales les merecerá la pena volver a la actividad con un aforo limitado a un tercio? ¿Resulta sostenible económicamente?

Librerías, archivos y bibliotecas

Librerías. Pueden reabrir a partir del próximo lunes, 4 de mayo (fase cero), pero “con cita previa para atención individualizada”, según Cultura. “Estos locales deberán contar con mostrador, mampara o, cuando esto no sea posible, garantizar el máximo de protección individual. Se establecerá un horario de atención preferente para personas mayores de 65 años”, informa un documento del Ministerio de Sanidad sobre el comercio minorista, que también incluye a las librerías.

En la fase uno (11 de mayo), podrán pasar a recibir un tercio de su capacidad de acogida, con una “distancia mínima de dos metros entre clientes”. El aforo permitido pasa al 40% y 50%, respectivamente, en las fases dos (25 de mayo) y tres (8 de junio), y se mantiene siempre el horario preferente para mayores de 65 años.

Desde la fase uno también podrán reiniciar “su actividad los mercados al aire libre/venta no sedentaria”, según Sanidad. Eso si, con “limitación inicial al 25% de los puestos habituales o aumento de superficie para asegurar el mantenimiento de distancia de seguridad”.

En un comunicado conjunto, emitido hoy miércoles, las asociaciones que representan a los tres eslabones del mercado del libro (editores, libreros y distribuidores) han reiterado su “preocupación ante la falta de medidas del Gobierno”. “Resulta probable que una parte de la cadena no pueda alcanzar esa ‘nueva normalidad’ a la que alude el Ejecutivo y que el resto lo haga en unas condiciones difíciles para la subsistencia”, continúan. Y, aunque celebran la próxima reapertura de las librerías, señalan que habrían deseado “que se hubiera tenido una especial consideración con ellas”.

Bibliotecas. La actividad de préstamo físico se puede retomar a partir de la fase uno (11 de mayo). Con el comienzo de la fase dos (25 de mayo), también será posible quedarse para leer, pero con “limitación de aforo”, informa Cultura.

Archivos. Pueden reabrir a partir del próximo lunes, 4 de mayo (fase cero).

Cine

La “producción audiovisual y el rodaje de películas y series” se consentirá a partir de la fase uno: es decir, desde el lunes 11 de mayo, al menos en las provincias donde la desescalada esté funcionando regularmente. La vuelta al plató, en todo caso, respetará una serie de protocolos para minimizar los riesgos, con equipos reducidos y precauciones sanitarias multiplicadas.

Las salas de cine podrán reabrir en la fase dos, a partir del lunes 25 de mayo, en el mejor de los casos. Tendrán que reducir su aforo a un tercio y las butacas serán preasignadas. En la fase tres, desde el 8 de junio en las provincias donde los números sean positivos, los cines podrán pasar a acoger a la mitad de los espectadores que caben en cada sala.

La federación que agrupa a más del 80% de las salas de España (Fece) ha emitido un comunicado hoy miércoles para señalar las dificultades económicas que supone la reapertura limitada. Por eso pide, entre otras cosas, “alquileres proporcionales al aforo disponible en los cines durante el periodo de transición y ayudas directas de compensación a los costes derivados de la implantación del protocolo”. A la vez, detalla su plan sanitario para reducir al mínimo o incluso eliminar el contacto físico en las salas.

Teatro

La fase uno (desde el 11 de mayo) ya prevé, entre otras cosas, la autorización para celebrar “actos y espectáculos culturales” con una condición: menos de 30 personas y un tercio de aforo, en lugares cerrados, y menos de 200, al aire libre, “siempre y cuando sea sentado y manteniendo la distancia necesaria”, informa Sanidad. La formulación no permite aclarar, de momento, si una representación teatral estaría incluida.

En todo caso, los teatros podrán reabrir en la fase dos (desde el 25 de mayo), con las mismas reglas que los cines: solo un tercio de los espectadores que la sala puede acoger y butacas preasignadas.

En la fase tres (8 de junio, recordamos, las fechas son una estimación), el aforo pasará a la mitad. A partir de este momento también reabrirán “las salas de artes escénicas”, con un tercio de su capacidad de público. Queda pendiente que el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y Musicales (INAEM) aclare la distinción entre estos espacios y los teatros. Decenas de asociaciones del sector ya señalaron, el pasado 17 de abril, que no consideraban viable ningún tipo de reducción de aforo en sus actividades porque eso las convierte a su juicio en “insostenibles” y las “estigmatiza como ‘contagiosas”. Por eso, pedían que “hasta que no se pueda recuperar la actividad al 100% de su rendimiento, la situación deberá seguir siendo considerada como causa de Fuerza Mayor, de manera que las medidas de ayuda tanto laborales, sociales, y fiscales deben seguir vigentes”.

Museos y salas de exposiciones

Los museos estarán autorizados a reabrir desde la fase uno (11 de mayo), pero únicamente para las visitas, con aforo reducido a un tercio y control de aglomeraciones en salas. No están consentidas otras actividades culturales, que se implementarán en las fases sucesivas.

La fase dos (25 de mayo) prevé la posibilidad de visitar “monumentos y equipamientos culturales con un tercio del aforo”, aunque todavía no se podrán realizar otras “actividades culturales” en esos espacios. También se permite acceder a “salas de exposiciones”, con un tercio del aforo y control de aglomeraciones.

Conciertos

En la fase dos (25 de mayo), se autoriza la reapertura de “auditorios y espacios similares”, con las mismas condiciones de cines y teatros: butaca preasignada y un tercio de aforo.

En la fase tres (8 de junio) podrán reabrir “las salas musicales” con limitación de aforo de un tercio. Se mantiene, eso sí, la misma duda que sobrevuela al teatro: desde la fase uno (11 de mayo) están permitidos “actos y espectáculos culturales” tanto en espacios cerrados como al aire libre, con estrictas reducciones de público, que van suavizándose con el avanzar del tiempo. ¿Los conciertos caben en esta categoría?

Toros

“Plazas, recintos e instalaciones taurinas” tendrán permitido volver a la actividad a partir de la fase tres (8 de junio), con aforo limitado y la obligación de garantizar una persona por cada nueve metros cuadrados, informa Sanidad.

Salas de conferencias y otras actividades

Salas de conferencias. En los mensajes de Twitter del ministerio hay un apartado ad hoc, en la fase dos (25 de mayo): “Abrirán las salas de conferencias y multiuso, con aforo limitado a un tercio”.

Otras actividades. Desde la fase uno (11 de mayo), se permiten “actos y espectáculos culturales” de menos de 30 personas, en espacios cerrados, y de menos de 200, al aire libre. El público podrá aumentar progresivamente: en la fase dos (25 de mayo), se pasa a un máximo de “50 personas y un tercio del aforo”, en lugares cerrados, y un máximo de “400 personas” manteniendo la distancia de seguridad, para iniciativas en espacios abiertos. En la tercera fase (8 de junio), el aforo aceptado sube a 80 y 800 asistentes respectivamente. En el caso de eventos al aire libre, los espectadores habrán de permanecer sentados y con la distancia de la seguridad.

*EL PAÍS

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *