xalapa
18
Search
Lunes, 25 de Mayo de 2020
  • :
  • :

La historia de Ana Frank, contada en el cine a los adolescentes

CINE

 

 

 

De Ana Frank y del diario que escribió cuando tenía entre 13 y 15 años y permanecía encerrada en la casa familiar de Ámsterdam se ha contado mucho. ¿Qué han querido aportar las italianas Sabina Fedeli Anna Migotto con el documental Descubriendo a Anna Frank. Historias paralelas , que ahora estrenanen en España a través de la Sala Virtual de Cine Movistar+, entre otra otras plataformas? “Nuestro objetivo era hacer llegar la historia a los jóvenes y en especial a las chicas en una película hecha por mujeres y sobre todo para ellas”, explica en charla telefónica Fedeli, autora asimismo de un reciente filme sobre el Prado.

Además de la aguda, precoz y encantadora Ana Frank, el documental tiene como protagonistas a la gran actriz británica Helen Mirren, narradora a través de la lectura de fragmentos clave del diario; a cinco mujeres supervivientes de los campos de concentración nazis que recuerdan sus vivencias y lo que supieron de la niña alemana, y a la joven intérprete italiana Martina Gatti, quien se hace preguntas sobre Ana Frank que teclea en el móvil.

Gatti es obviamente el punto de conexión con los chavales a los que las directoras quisieron dar prioridad como espectadores. “Había que buscar la forma de mantener a los chicos a la escucha de lo que luego –en función de las preguntas de la joven actriz–, explican las supervivientes” del holocausto. Estas señoras, además de dar información, añaden “una ironía y una profundidad que también enganchan”.

El diario de Ana Frank es, salvando las importantes distancias entre su situación y la nuestra, “una lección para el confinamiento”

El diario de Ana Frank es, salvando las importantes distancias entre su situación y la nuestra, “una lección para el confinamiento” en cuanto que enseña “a construir un espacio de resistencia”, añade Fedeli. “Ella lo hizo con palabras, a través de una reflexión sobre sí misma y sobre el mundo y los ideales”, aunque también jugaba, cocinaba, participaba en algunas travesuras. Era un niña que se hacía mayor. Y tiene sentido que el documental se dirija a quienes ahora tienen su edad.

Ana Frank era muy vitalista y lo fue hasta el final; hasta su horrible final en el campo de concentración de Bergen-Belsen, donde murió de tifus en febrero de 1945 después de medio año de penalidades. La policía nazi detuvo a la niña y su familia en agosto de 1944 y al mes siguiente los trasladó a Auschwitz, donde estuvieron un mes antes de viajara a su destino último en Bergen–Belsen.

El documental deja claro hasta qué punto los alemanes sabían lo que estaba sucediendo antes de que los aliados entraran y desvelaran los detalles ante el resto del mundo

“Al documentarnos para la película nos vimos sorprendidas por la capacidad de Ana para enterarse de lo que estaba ocurriendo desde aquella habitación, gracias a la radio pero también a su gran curiosidad y atención”, explica la realizadora. Ella y su compañera destacan también “la fe de Ana en la humanidad” a pesar de todo.

Aunque ellas no quisieran hacer un documental histórico, el filme también tiene valor en este sentido. Deja claro, entre otras cosas, hasta qué punto los alemanes sabían lo que estaba sucediendo, mucho antes de que los aliados ocuparan el país y desvelaran los detalles ante el resto del mundo.

 

*LA VANGUARDIA

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *