xalapa
22
Search
Sabado, 22 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

“Los domingos estamos secuestrados por el tianguis”

Foto: Carol Suárez

Foto: Carol Suárez

La administración municipal, que encabezó el alcalde Américo Zúñiga Martínez, permitió que el tianguis creciera de manera “desordenada”. En ese entonces, Olga Morales Del Valle, líder de los tianguistas, era delegada de la zona norte del ayuntamiento de Xalapa, por ello, la señalan de incurrir en un conflicto de intereses.

El coche de doña Mary fue cristaleado un domingo. Los delincuentes robaron el autoestéreo. Horas después, ya era ofertado en el tianguis de la avenida Orizaba y calles aledañas.
La vecina de la colonia Obrero Campesina externó dicha situación a los vendedores, quienes, sin inconveniente, le regresaron la autoparte.
Ella es una de diversas víctimas de la delincuencia, misma que ha ganado terreno en las inmediaciones del Salón Bazar.
Sobre todo desde que el negocio informal comenzó a “extenderse” en la avenida Orizaba y las calles Francisco Vázquez, Francisco Morales, Censos Nacionales y Francisco Rivera.
La señora Lupita, cuya familia vive en la última calle mencionada, teme por su seguridad y la de sus seres queridos, al igual que los demás vecinos de la zona. Todos han solicitado que su nombre real fuese omitido por temor a represalias.
“Una vecina, me dijo: oye mi autoestéreo lo fui a encontrar allá, el mismo domingo me robaron mi estéreo, lo fui a buscar y ahí lo encontré, a la persona le dije es mi autoestéreo, me lo acaban de robar y me lo entregó”, recuerda.
El 26 de abril de 2015, su marido tuvo un percance con los comerciantes, quienes cada domingo tapan la entrada a su cochera. Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) tuvieron que intervenir.
El señor intentaba ingresar a su vivienda con su camioneta. Los comerciantes de controles remotos y joysticks no hicieron nada por quitarse o retirar su mercancía durante unos segundos.
Él volanteaba para esquivarlos, pero no pudo hacerlo. Uno de los neumáticos pasó encima de la mercancía. La destruyó.
Los tianguistas se le “fueron encima” al señor. Poco faltó para que lo golpearan. Sus hijos salieron y también fueron agredidos verbalmente. Como pudieron, todos ingresaron a casa.
Llamaron a la policía. Los oficiales escucharon la versión de ambas partes y se retiraron.
Después de unos minutos, los comerciantes regresaron y lanzaron parte de su mercancía contra la vivienda de Lupita y su familia.
“Aventaron controles remotos, controles para los videojuegos, que yo creo que ya no sirven pero que vienen a vender. Los aventaron encima del portón hacia adentro. Entonces, imagínese ¿así puede estar seguro en su casa?, ¿puede estar en paz?”.
Los trabajadores se molestan cuando los vecinos piden que liberen la entrada a sus cocheras.
“Como vecinos escuchamos a cada rato: es que ya hubo este problema con tal vecino. Es una de las cosas que cada día suceden. Hay vecinos a quienes los han agredido físicamente”, añade Lupita.

CONFLICTO DE INTERESES

 
La administración municipal, que encabezó el alcalde Américo Zúñiga Martínez, permitió que el tianguis creciera de manera “desordenada”.
Y es que Olga Morales Del Valle, líder de los comerciantes y secretaria general de la Alianza de Organizaciones y Colonias de Xalapa, era delegada de la zona norte del ayuntamiento de Xalapa, en aquel entonces.
“Había un conflicto de intereses y aunque lo marcamos y aunque se les dijo, de todas maneras las cosas siguieron igual”, comenta la señora Lupita.
Las autoridades de Protección Civil, Desarrollo Económico, Comercio y otras áreas municipales elaboraron un estudio y, posteriormente, presentaron un proyecto en Sesión de Cabildo, en octubre del año pasado.
“Fue aprobada la reubicación, la líder estaba de acuerdo, según nos comentaron, pero se vino la entrega-recepción del alcalde Américo Zúñiga, nos dijeron: va a presentar su último informe, espérennos por favor. Nosotros esperamos, pero nos vimos muy dejados”.
Cuando Hipólito Rodríguez Herrero llegó a la alcaldía, los vecinos tocaron puertas para que su petición fuese atendida.
“La semana pasada sorpresivamente nos dimos cuenta de que había mantas y que pasaron a dar volantes (con información sobre la reubicación)”.
La familia de Lupita prefiere no salir de casa durante los domingos, para evitar conflictos con los comerciantes informales.
El portón de su casa ha sido golpeado con los vehículos de los tianguistas. Nadie le ha pagado por los daños.
“Esta colonia era muy tranquila, de verdad por eso acentuamos esto muchísimo porque desde 2014 o 2015 esto se disparó muchísimo”.

MÁS DE MIL FIRMAS RECABAN VECINO

 
Más de 100 firmas fueron presentadas por los vecinos de los alrededores del Salón Bazar para exigir al ayuntamiento de Xalapa la reubicación del mismo.
Los pobladores mostraron oficios que han sido entregados al gobierno municipal, desde 2015, cuando Américo Zúñiga Martínez era alcalde.
Y es que han firmado vecinos de todas las arterias vehiculares donde se colocan los puestos ambulantes: en la avenida Orizaba y las calles Francisco Vázquez, Francisco Morales, Censos Nacionales y Francisco Rivera.
“Veíamos entrevistas que decían: los vecinos, pero son muy pocos los que están a favor (de que permanezca el tianguis en la zona)”, relata Lupita.
A su juicio, sólo cuatro o cinco vecinos de la zona están en contra de que el tianguis sea reubicado a la calle Gildardo Avilés, entre la avenida Lázaro Cárdenas y la calle Mérida.
“Tal vez más de 100 firmas fueron recabadas porque hablamos de una problemática que viene desde hace mucho tiempo. Se han entregado muchos documentos también, no ha sido uno, ni dos, han sido muchos los oficios, le hablo desde el 2015, imagínese, todo lo que tenemos aquí, esto es una parte”.
Desde hace 30 años se instala el tianguis en dicha zona de la ciudad; sin embargo, los conflictos se han agudizado.
El último oficio con las firmas fue presentado al gobierno municipal, que encabeza Hipólito Rodríguez Herrero.
Los negocios informales han recrudecido la inseguridad, la contaminación y el caos vial.
Los asaltos y los robos de vehículos o tanques de gas son frecuentes en la avenida Orizaba.
“Ya han correteado a mucha gente porque se llevan los tanques de gas en el día o a la hora que sea, cristalazos, es ya muy problemático”.
Además, han ocurrido varios asesinatos sobre la avenida mencionada y la calle Francisco Morales.
Se calcula la presencia de más de 300 vendedores en la zona; sin embargo, cada domingo incrementa el número.
 

ROBAN LUZ

 
Los vecinos de la calle Santiago Bonilla, al otro lado del Salón Bazar, también sacan sus puestos a las banquetas y venden comida, durante los domingos.
De la misma manera que los otros locales, cuando terminan sus ventas, dejan el desperdicio y su basura en la vía pública, lo que incrementa la contaminación en el lugar.
“Ya hay personas que se quedan vendiendo, de manera aislada, empieza a crecer. Es la calle paralela a la avenida Orizaba, es la que sale a la Torre Hakim”.
Personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha detectado que los comerciantes se roban la energía eléctrica en la avenida Orizaba.
“A mucha gente le ponen diablitos, a algunas personas hasta les queman las instalaciones y viene la CFE y pues resulta que se estaban robando la luz, porque colocaron un diablito”.
Los vecinos de la zona están molestos porque los domingos ni siquiera pueden lavar sus patios o aceras, debido a que los puestos se encuentran allí y la mercancía podría dañarse.
“Dentro del marco legal todos tenemos derechos y obligaciones y creo que aquí lo que más han tenido ellos (comerciantes) ha sido apoyo por parte de la autoridad que se fue (Américo)”.
La gente seguirá presionando a las autoridades municipales para que se concrete la reubicación del tianguis mencionado.
Sólo en cuatro casas de la zona y en un poste de luz se observan cartulinas con el mensaje: “nosotros estamos con el tianguis. No q la reubicación”.

POLITIZAN PROBLEMA

La mañana del miércoles, los tianguistas instalaron una carpa, cilindros de gas, una mesa de madera y una parrilla afuera de Palacio Municipal.
Exigían una audiencia con el alcalde Hipólito Rodríguez Herrero, para evitar su reubicación.
Amagaban con pernoctar en el recinto. En la protesta participaban Olga Morales del Valle, también secretaria general de la Federación Regional de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), y algunos de sus agremiados.
Organización que desde su creación ha sido afines al Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Los quejosos trataron de desacreditar al gobierno municipal, que encabeza el Movimiento de Regeneración Nacional, en pleno proceso electoral.
Los tianguistas fueron atendidos. Después de varias horas de diálogo, sus lideres aceptaron la reubicación, a partir de mayo próximo; sin embargo, aún no se define el lugar.

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *