xalapa
18
Search
Domingo, 31 de Mayo de 2020
  • :
  • :

Los editores frente a la crisis sanitaria

4

 

 

En vísperas de una fecha tan significativa para el mundo del libro como es el 23 de abril, los editores españoles afrontan un momento extraordinariamente difícil para el sector. La Vanguardia ha planteado una encuesta de urgencia a quince editores representativos de distintos segmentos, desde los mayores grupos en lengua española (y catalana) a sellos literarios y de ensayo, de libros de texto o de literatura infantil y juvenil.

LAS PREGUNTAS

1 ¿Cómo ha afectado la crisis del coronavirus a su editorial (en el terreno humano, gestión de equipo, digitalización, logística…)? ¿Cómo la ha afectado en los planes editoriales, lanzamientos, proyectos?

2 ¿Qué medidas han puesto en marcha para superar esta crisis? ¿En qué tipo de libros se están centrando para “el día después”?

3 ¿Qué efectos va a tener esta crisis sobre el lector del libro en general? ¿Cómo le parece que están respondiendo el gobierno del estado, y los autonómicos y municipales, en la medida de sus atribuciones? ¿Qué deberían hacer?

LAS RESPUESTAS

JESÚS BADENES, Grupo Planeta

“Impacto superior al inicialmente previsto”

1 El impacto del confinamiento ha tenido un impacto bastante superior al inicialmente contemplado, ya que a la previsible caída de actividad a todos los niveles, se han sumado impactos, algunos positivos, en muchos órdenes de la empresa. En el plano editorial, hemos evidenciado tanto una caída de ventas en tiendas físicas, como una subida notabilísima del comercio electrónico, es decir, de la compra de libros impresos por internet, de manera especial en Casa del Libro.

Adicionalmente, hemos experimentado también un aumento de la venta de libros electrónicos, así como del número de suscriptores en la plataforma Nubico. A nivel humano, nuestros esfuerzos han ido dirigidos desde el primer momento a proteger la salud de nuestros profesionales, así como a salvaguardar sus condiciones de trabajo.

Si bien hemos estado preparados -en términos de digitalización y de sistemas- desde el primer momento para trabajar desde nuestros respectivos hogares, y hemos evidenciado las posibilidades de dicha forma de trabajo, también es cierto que, pasadas unas semanas, hemos visto también los límites del mismo, constatando las virtudes consustanciales al trabajo presencial.

Por lo que respecta a nuestros planes editoriales, el cierre de librerías desde mediados de marzo nos ha obligado a rehacer nuestra programación, reduciendo de forma notable las novedades del 2020, tanto por el impacto directo de la menor venta de estos meses, como por una previsión de menor consumo tras la progresiva vuelta a la normalidad.

 

*LA VANGUARDIA

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *