xalapa
22
Search
Domingo, 22 de Abril de 2018
  • :
  • :

Malecón del Paseo: 50 años del 68

LUIS_VELAZQUEZ

•Consignas vigentes
•Libro en París

Luis Velázquez
04 de abril de 2018

EMBARCADERO: Como si fuera un librito de autoayuda, un reportero francés, Julien Besancon, acaba de publicar un libro con las frases memorables, célebres y bíblicas del movimiento estudiantil del 68 en París y que, como se sabe, luego caminó a Checoslovaquia y desde el otro extremo del mundo desembarcó en México… En aquel entonces, los estudiantes y el pueblo lanzaron miles y miles de grafitis (los tuitters de hoy), con un aproximado de 600 mil carteles… Y de tales, el periodista seleccionó los eslóganes más rebeldes para integrarlos en un libro… Algunas de ellas, y como se recordará, fueron las siguientes, quizá la más conocida y predicada y repetida en los confines del mundo… “Entre más hago el amor más ganas tengo de hacer la revolución/ y entre más hago la revolución más ganas tengo de hacer el amor”… Otra consigna fue la siguiente: “Sean realistas y pidan lo imposible”, la que fue copiada al inmortal Ernesto “El Ché” Guevara, más famoso que los Beatles, por cierto…

ROMPEOLAS: Otra frase célebre fue la siguiente… “Prohibido prohibir”, con tanto buen karma que de igual manera trascendió en los cinco continentes… Otra más: “La imaginación al poder”… Todas las frases fueron pintadas sobre los muros de la Universidad de Nanterre, pero también, en el famoso barrio Latino, más que porque allí vivieran y se concentraran los latinos, porque todos los estudiantes hablaban latín, en tanto otros el griego, como el par de idiomas para zambullirse en la cultura universal… Aquellas frases memorables tenían, todas, sin excepción, un vaso comunicante, como era la libertad y el ejercicio de la libertad y la lucha sagrada por la libertad y que en ningún momento es un derecho que los políticos otorgan, sino una facultad constitucional… Bastaría referir otra frase que decía lo siguiente: “Joven, aquí tienes tu papeleta para votar”, y la papeleta era un pesado adoquín para lanzar a la policía represora que intimidaba y hostilizaba a los muchachos para evitar que votaran en contra del orden establecido, impuesto, desde el poder…

ASTILLEROS: Carlos Fuentes Macías vivía en París… Y aun cuando en México también se dio el movimiento estudiantil luchando contra el feroz Gustavo Díaz Ordaz, Fuentes permaneció en Francia y escribió una crónica gigantesca, extensa, sobre la sublevación de los jóvenes franceses… Julio Cortázar, el patriarca de aquel grupo de escritores del boom (Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez, entre otros) también vivía en París… En su libro, Último round, publica un poema intitulado “Noticias del mes de mayo”… En una estrofa, dice: “La antorcha tierna y salvaje del amor que mira hacia lo lejos/ para inventar el alba el horizonte”… En un mundo de viejos, los jóvenes parisinos luchando contra el presidente Charles de Gaulle y su ultra contra súper ministro de Cultura, el escritor André Malraux, acuñaron otra consigna célebre: “Corre, camarada, el viejo mundo está detrás de ti”… Una chica de Nanterre creó la siguiente frase: “La belleza está en la calle”, como aquella muchacha fascinante que con el uniforme escolar se acerca a un soldado y con toda la coquetería y ternura del mundo le regala una rosa amarilla…

ARRECIFES: En el 68, la mayoría de las paredes de las casas, los edificios, los corredores, los bulevares y malecones y de las escuelas fueron pintadas por los estudiantes, y en donde naciera aquella sublevación, pero también en las calles, digamos, como cuenta Víctor Hugo en su novela “Los miserables” sobre la revolución francesa, aquella de la triología humanista de “libertad, igualdad y fraternidad”… Pero pasado el furor, Charles de Gaulle ordenó repintar todos los muros, sin excepción, porque significaban un severo juicio a su estilo personal de gobernar… La mayoría de las consignas fueron escritas por personas anónimas… Ninguna se acreditaba las frases… Se trataba de una lucha social colectiva, donde nadie mandaba, nadie imponía órdenes, nadie decidía por todos porque todos decidían en debates interminables que duraban horas y horas y horas, a tal grado que Andrés Malraux perdió el control de sí mismo…

PLAZOLETA: El nuevo mundo, el nuevo hombre, el socialismo, el paraíso terrenal, la comuna (república amorosa le llaman hoy en México) era la razón suprema, única, insustituible, de ser… Y si en forma tradicional, los hombres eran quienes iniciaban la lucha libertaria, las mujeres se unían, aun cuando en la Revolución de 1910, las Adelitas en México ya seguían a los hombres para derrocar al dictador Porfirio Díaz y en la guerra de Independencia de 1810, los indígenas que siguieron al padre Miguel Hidalgo se fueron con sus esposas y sus hijos en contra de los políticos y religiosos dueños que eran de los bienes materiales… Una frase en la facultad de Medicina de Nanterre lo decía de la siguiente manera: “Las jóvenes rojas cada vez más hermosas”… Y por eso mismo, las estudiantes se agregaron felices, contentas, realizadas, al movimiento estudiantil y fueron las Adelitas de Pancho Villa en la revolución parisina…

PALMERAS: Una frase en la facultad de Ciencias Políticas de Nanterre era explosiva y al mismo tiempo expresaba el sentir ciudadano… “Un policía duerme en cada uno de nosotros, es necesario matarlo”… Un policía, el brazo armado del gobierno en turno… Y armado con el uniforme, la patrulla, el tolete, la macana, la charola, los gases lacrimógenos y los perros amaestrados… El policía, que es el primer contacto y enlace entre el político y funcionario público y el ciudadano común y sencillo… Aquellos jóvenes creyeron que descubrían el mundo; pero, además, que el Señor Todopoderoso en que cada quien cree según su religión, estaba del lado de todos ellos… Lo escribieron en una pared en el Liceo Condorcet: “Dios, sospecho que es un intelectual de izquierda”… La izquierda delirante que vivía a plenitud las horas de los días y de las noches, al grado que sólo así, y como recitaba una consigna en la facultad de Ciencias Políticas, se alcanza “el estado de felicidad permanente”… Este año, en mayo, se cumplirá el 50 aniversario del movimiento estudiantil del 68 en París…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *