xalapa
18
Search
Martes, 13 de Noviembre de 2018
  • :
  • :

Malecón del Paseo: Antes y después de Cuitláhuac

LUIS_VELAZQUEZ

•Otra vez, el Veracruz utópico
•Hora de “amarrarse la lengua”

Luis Velázquez
11 de agosto de 2018

EMBARCADERO: En el diccionario político del gobernador electo de Veracruz figuran, entre otros, los siguientes conceptos y palabras y lo que expresan su identidad, filosofía de vida, objetivo social, presente, pero también pasado y futuro… Y su futuro en un Veracruz donde 6 de los 8 millones de habitantes están, según el INEGI, en la miseria y la pobreza… Dice: Yo me manejo con mucha austeridad, voy a imponer la austeridad en el gabinete, me reduciré el salario en un 30 por ciento, nadie podrá ganar más que yo, soy totalmente honesto y haré gobierno eficiente… Eliminaré la corrupción, no más deuda pública, ningún recorte, aumento de salarios, los maestros han de estar tranquilos… Tengo a AMLO en Los Pinos, AMLO es un chocojarocho y tiene gran cariño por Veracruz… Veracruz será (conmigo) granero y yunque del país y con la producción agropecuaria de Veracruz México dejará de importar granos… Solo nos faltan cuatro diputados locales para ser mayoría calificada y es fácil tenerlos… Todos los “aviadores” se irán, pero antes habrá diálogo con ellos…

ROMPEOLAS: El diccionario político del gobernador electo es más amplio si se considera, por ejemplo, la entrevista del reportero Tulio Moreno publicada el miércoles 8 de agosto… Por ejemplo, aumentaré el salario a los burócratas, y a los maestros y a los policías… Pero antes, mucho antes, el sueldo será mejorado a los profes y policías de las zonas rurales… Disminuiré el gasto operativo del gobierno… Primero, con la austeridad salarial y la eliminación de compensaciones para altos funcionarios… Segundo, con un gobierno eficiente… Y tercero, con el fin de la corrupción apenas, apenitas tome posesión… Revisaré contratos de obra pública… Evitaré los moches… Y los gastos sobreevaluados… Y las empresas fantasmas… Y ahorraré 16 mil millones de pesos… Y haré producir a Veracruz… Y bajaré la inseguridad… Y haré caer al Fiscal Anticorrupción, Marcos Even Torres Zamudio, “porque ya está manchado”… Y el Fiscal General, Jorge Wínckler, dejará el cargo… Y lo dejará, entre otras razones, porque “ha provocado que la delincuencia no llegue ante el juez”… Pero además, porque “no hay carpetas de investigación contundentes”… Y porque los delitos han crecido…

ASTILLEROS: Así, y como dice el maestro de ceremonias, “para cerrar con broche de oro”, el góber electo ha anunciado “a tirios y troyanos” que no gobernará ni ejercerá el poder “con compadres, amigos o cómplices”… Y por el contrario, nombrará en el gabinete a gente honesta, limpia y capaz… He ahí el retrato hablado que pincelea sobre sí mismo, considerando, por ejemplo, el proverbio popular de que “el pez por su boca muere”… Se trata de los conceptos políticos que bien integrarían el discurso de toma de posesión del sucesor de Miguel Ángel Yunes Linares en la silla embrujada de palacio, aquella que Eufemio Zapata, el hermano de Emiliano, deseó incendiar
para “acabar de una vez con tantas pasiones”… Y, bueno, también hay un dicho asegurando que “prometer a nadie empobrece”, y otro, señalando que “el camino al infierno está sembrado de buenas intenciones”…

ARRECIFES: Bastaría referir que si se revisan los discursos de toma de posesión de otros ex gobernadores, y salvo excepciones particulares, todos repiten la misma cantaleta… Incluso, dibujan un mundo color de rosa que equivale como copia Xerox al paraíso terrenal… Y lo peor del asunto es que hacia el final del sexenio, se resume una cadena interminable de promesas incumplidas, por más y más que, y por ejemplo, hacia el inicio de su mandato Enrique Peña Nieto suscribiera ante notario público los cientos de compromisos que, garantizó, cumpliría “al pie de la letra”… El último caso más indicativo fue en el año 2016 cuando el gobernador Yunes jurara que en un semestre pacificaría Veracruz y casi veintiún meses después, Veracruz es un infierno, un río de sangre y un valle de la muerte…

PLAZOLETA: En el libro bíblico “Santiago” dice que el hombre ha de dominar la lengua, pues con la lengua suelen cometerse muchos pecados… Pero mientras AMLO es cristiano y suele leer (y vivir) la Biblia (a plenitud), se ignora si el góber electo la habría leído, por ejemplo, cuando estuvo becado en Alemania cursando un doctorado… El caso es que igual que a Luis Echeverría Álvarez, con tantos años oscuros atrás del escritorio convertido en un huracán en permanente erupción apenas fue destapado candidato presidencial, el góber electo habla todos los días sin parar… Y lo peor, sin que nadie lo convenza de la discrecionalidad… Y más peor, sin que nadie le lleve una bitácora de su pasión discursiva para evitar, entre otras cositas, tantos resbalones, como por ejemplo, aquel de que con la producción agropecuaria de Veracruz en el sexenio que vendrá el país dejará de importar granos “y no tener esa dependencia” y lo que se trata de una de las peores jaladas…

PALMERAS: De acuerdo con el politólogo Ramón Benítez, los funcionarios públicos suelen hablar como elegidos por la Providencia, unas veces, por frivolidad… Otras, por ingenuidad… Y otras por ignorancia… El góber electo, por ejemplo, parece que ya logró la Cuarta Transformación de Veracruz, quizá la Quinta, si se considera que Veracruz ha sido cuatro veces heroica… O la sexta, si se incluye a su Alteza Serenísima, Antonio López de Santa Anna, tres veces gobernador… O la séptima y octava y novena si se recuerda que Benito Juárez promulgó aquí las Leyes de Reforma y Venustiano Carranza la Ley Agraria y la primera Ley sobre la Libertad de Imprenta… O la décima con la famosa orden de “¡Mátalos en caliente!” de Porfirio Díaz… O la undécima con la matanza porfirista de obreros de Río Blanco… O la duodécima con Benito Juárez y Melchor Ocampo, presos en el castillo de San Juan de Ulúa… En fin, y como dicen los cronistas de sociales, con el góber electo “ha nacido una estrella”… Veracruz, antes y después de AMLO y Cuitláhuac…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *