xalapa
18
Search
Miércoles, 23 de Octubre de 2019
  • :
  • :

Malecón del Paseo: Estrés laboral, un infierno

  • Deteriorada calidad de vida
  • Vivir para odiar al jefe

LUIS_VELAZQUEZEMBARCADERO: La Organización Internacional del Trabajo, OIT, ha lanzado una advertencia sobre el deterioro en la calidad de vida… Mientras el 30 por ciento de los trabajadores de la Unión Europa sufren estrés laboral, en México el 40 por ciento, o más, viven atrapados y sin salida en tal cárcel sicológica… Y lo que es peor, con “una creciente presión en el entorno laboral” que agrava de por sí la vida cotidiana… Por ejemplo, una de las peores consecuencias es que el trabajador suele llevar a casa los conflictos laborales y con frecuencia se desquita con la familia, la pareja, los hijos, los padres… Cuatro de cada diez empleados están en tales circunstancias, y por tanto, viven días y noches infelices… Y aun cuando el sueño sirve para desalojar los malos humores del día, al día siguiente en la jornada laboral se repite la historia… Y más porque suelen tenerse jefes inmediatos o superiores, incluso, colegas de oficina, taller o fábrica, soberbios y prepotentes, creídos y petulantes, autoritarios y celosos y recelosos, y entonces, si tienen un gramo de poder, vierten sus frustraciones sobre los demás… El estrés laboral suele, por ejemplo, desarrollarse más en el tiempo político que se está viviendo el día de hoy con tantos despidos consumados y anunciados… Por ejemplo, en el sur de Veracruz Petróleos Mexicanos, Pemex, dejará sin empleo a unos 30 mil trabajadores, de los cuales al momento han despedido a unos 10 mil… Además, está encima la terminación de la planta Etileno Siglo XXI, que tuviera 18 mil empleados en el proceso de construcción y cuando inicie labores hacia el mes de septiembre, quizá octubre de este año, solo quedarán unos mil, de los cuales la mitad serán de confianza y esa misma mitad contratados en otras latitudes geográficas, con lo que el desempleo se multiplicará… La grave tensión familiar y social se multiplicará…

 

ROMPEOLAS: Según la OIT el estrés laboral en una oficina, por ejemplo, llega a lo siguiente… Si en la oficina hay dos empleados, y uno es jefe y el otro, digamos, un simple trabajador, entre ambos se van marcando las diferencias entre el hacer de todos los días y llega un momento cuando entran en un conflicto irreversible… Y por tanto, el daño sicológico y fisiológico alcanza dimensiones inimaginables… La OIT las resume así: “Reacciones emocionales, cognitivas, fisiológicas y del comportamiento” y que suelen llevar a un desequilibrio humano… En la prensa escrita, por ejemplo, han publicado noticias donde un empleado asesinó a su jefe y/o al patrón… Y si se trata de una mujer, la han ultrajado y luego quitado la vida… Es más, en el fidelato un par de secretarios del gabinete legal llegaron a amenazarse de muerte y uno y otro sacaron la pistola guardada en el escritorio para darse un tiro… Por eso, la OIT advierte: “Si el estrés se prolonga, se pueden desencadenar enfermedades cardiovasculares, respiratorias, inmunológicas, gastrointestinales, dolor de espalda y trastornos musculo/esqueléticos y de salud mental”… Es decir, que debido al estrés un trabajador puede terminar en el manicomio, como ha ocurrido en otras latitudes geográficas… Y, bueno, estamos ante un problema, digamos, de salud pública, porque en tales causas radica la baja productividad tanto en la fábrica como en la oficina, además, y lo más importante, la preservación de la vida… Más aún, cuando se recuerda que nadie vino al mundo para ser infeliz, sino por el contrario, para vivir cada día y cada noche a plenitud, en medio de la paz interior que es el punto de partida de la paz externa…

 

ASTILLEROS: El estrés también tiene su origen cuando “se trabaja sin el apoyo de los superiores o compañeros o con las tareas mal definidas y sin la información adecuada y a tiempo”… Y es que la anterior circunstancia provoca inseguridad en cada empleado, tratos injustos, incluso, violentos, y por añadidura, restricciones salariales ante la falta de rendimiento en la jornada laboral… Lo peor de todo es que el estrés deriva en el resentimiento y el odio creciente tanto a los compañeros autoritarios y abusivos hasta los jefes inmediatos y superiores, sea el gerente general de la empresa o y el jefe político máximo de la dependencia oficial… Según la OIT, el estrés se desborda por completo cuando el jefe incorpora a sus hijos al trabajo en puestos de mando, sin experiencia, sin formación, sin fogueo en el campo de batalla, recién salidos de la universidad, acostumbrados a que todos les sirvan… Y más, cuando los hijos asumen el mando y llevan a la empresa, el negocio, la oficina, a sus amigos, por lo general, una camada abusiva, llena de prepotencia… Entonces, el mundo se vuelve una locura porque ante tantos aires de soberbia nada se puede hacer… Y antes, mucho antes de que el estrés explote, ene millón de veces renunciar por voluntad propia y buscar otro empleo para comenzar la vida laboral en cero… A menos, claro, que se tome la iniciativa estelar de la vida y se abra un changarro con la esperanza de obtener un ingreso básico para irla pasando, pero sin continuar expuesto al fantasma apocalíptico del estrés laboral…, pues ya de por sí la vida misma está llena de presiones cotidianas…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *