xalapa
22
Search
Domingo, 19 de Agosto de 2018
  • :
  • :

Malecón del Paseo: La muerte de gran reportera

LUIS_VELAZQUEZ

•Lanzó a Trump a la fama
•Periodista mejor pagada de EU

Luis Velázquez
30 de marzo de 2018

EMBARCADERO: En Estados Unidos murió una reportera… Tenía 94 años de edad… Estaba considerada la reina del cotilleo periodístico… Se consagró en los tabloides de Nueva York… Nacida en Texas en 1923, incursionó en programas de radio y televisión… Trabajó, por ejemplo, en el Cosmopolitan… Pero su momento estelar fue cuando inició en el periodismo escrito… En el periódico New York Daily… Entonces, publicaba una columna de sociales… El título de la columna era, simple y llanamente, su nombre… Liz Smith… Y Liz Smith entró a la fama mundial ya retirada, en el año 2016, cuando Donald Trump ganó la presidencia de Estados Unidos… Y es que ella, cuenta el reportero Jan Martínez Ahrens, en El País, catapultó a Trump cuando en los años sesenta era un constructor inmobiliario… Ella, con su periodismo, solía “mirar por el ojo de la cerradura a los más ricos”… Entre ellos, a Trump… Tan respetada y respetable se volvió que con su columna entronizaba a quien quería, pero al mismo tiempo, lo descarrilaba… En el caso de Trump, por ejemplo, se ocupó desde “su vida sexual hasta la ruptura matrimonial” con la primera esposa, Ivana, la madre de sus tres hijos mayores…

ROMPEOLAS: Liz Smith era amiga de los grandes… De todos, ricos y famosos, se ganó su confianza… Por ejemplo, era confidente de Frank Sinatra, Katherine Hepburn y Madonna… Con su columna de cotilleos se volvió una de las reporteras mejor pagadas de Estados Unidos… Fue hacia los años setenta cuando la vida lo acercó a Trump… Trump, escribe Ahrens, “batía la noche y anhelaba ver su nombre en los tabloides”… Incluso, el mismo Trump, “llamaba a los reporteros para contar sus supuestas aventuras con estrellas”… Era “un ser excesivo que halló en la Liz Smith un amplificador de su inagotable ego”, el mismito que ahora conoce la mitad del mundo y la otra mitad, el presidente más ególatra en la historia de la humanidad, el peor de Estados Unidos…

ASTILLEROS: Desde siempre, trepado en su egolatría mesiánica, creyendo que su famoso copetito lo volvía sexy, Trump se fue volviendo, mejor dicho, fue desarrollando un apetito sexual fuera de serie, como un animal en primavera… Su más grande orgullo y satisfacción era ser infiel… Desde entonces, le fascinaba viajar por el mundo, entre otros países, a Rusia, donde siempre ha considerado que viven las mujeres más hermosas y bellas del planeta… También caminaba hacia Japón… Y de pronto, su esposa Ivana se desmarcó… Trump seguía viajando en los 5 continentes, entre otras cositas, para multiplicar su imperio y su emporio… En unos de sus viajes, “harta de ser engañada”, Ivana contó su historia a la reportera Liz Smith… Durante doce días seguiditos, en el periódico Daily News publicaron la historia sórdida y siniestra del erotómano… Y Trump reaccionó igual que ahora, con furia… Pero en vez de tuitazos que estremecen a los políticos del mundo, lo hizo a través de otro periódico, The New York Post, “con material suficiente para ocupar ocho primeras páginas consecutivas”…

ARRECIFES: Según cuenta Martínez Ahrens, el escándalo del divorcio entre Ivana y Donald Trump ocupó, en aquel entonces, las primeras páginas de los medios en Estados Unidos durante meses… La reportera Liz Smith, en el vértigo del huracán mediático, pues ella tenía la historia completa de parte y parte… Fueron meses estelares para Trump que así brincó al estrellato nacional del escándalo, y que tanto le fascinan, su debilidad humana número uno… Pero también, ultra contra posicionó a la periodista… Simple y llanamente, el reportero como testigo de la historia… Y más, cuando se trata de historias sórdidas y siniestras de hombres poderosos… En el caso, del político más influyente del mundo, y quien, además, es uno de los empresarios más enriquecidos de Estados Unidos, con negocios en el resto del mundo, además de los negocios de sus hijos, incluso, los grandes negocios de su yerno preferido… Dice Ahrens: “Antes de morir, la vida permitió a Liz Smith ver a su vociferante criatura convertida en presidente de Estados Unidos”…

PLAZOLETA: Los políticos y poderosos están viviendo tiempo huracanado… Por ejemplo, el productor cinematográfico, Harvey Weinstein, quedó satanizado en Hollywood y el resto del planeta luego de que un montón de artistas, entre ellas, Salma Hayek, denunciaran sus desvaríos sexuales, acoso, hostigamiento, abusos… Donald Trump está en la mira… Por lo pronto, diecinueve mujeres, entre ellas, artistas porno, lo ha denunciado… Una de ellas, lo tiene bajo las cuerdas… Se llama Karen McDougal y fue modelo del consorcio de Playboy de EU con Hugo Hefner al frente del imperio y el emporio nudista… Otra artista porno es Stormy Daniels, de 39 años de edad, quien denunciara que en su momento fue amenazada por el entorno jurídico de Trump si contaba su historia… Incluso, dice que fue intimidada delante de su hija pequeña en Las Vegas para que “dejara en paz” al pobrecito maniático sexual de la Casa Blanca y cuyas historias opacan por completo las historias de Bill Clinton, John F. Kennedy y George Bush padre, al frente del gobierno más poderoso de todos los tiempos…

PALMERAS: Stormy Daniels y Trump se conocieron en un torneo de golf para famosos en el lago Tahoe en el año 2006… Allí mismo, en el campo de golf, tuvieron su primer encuentro sexual (El País, Pablo X. de Sandoval)… Ella tenía 27 años, y Trump, 60… Es decir, le llevaba 33 años… Para entonces, Trump estaba casado con Melania, y su hijo acababa de nacer… La relación sexual continuó… Y más, porque Trump le garantizó que la recomendaría como concursante en Celebrity Apprendice, el programa de tele/rrealidad que presentaba… Después, tronaron… Fue cuando una revista ofreció quince mil dólares a la artista porno a cambio de su historia sexual con Trump… Aceptó, pero el entorno del presidente se le fue encima… Y la amenazó de muerte… Y las cosas se han vuelto tan adversas que un juez obligaría a Trump a comparecer para declarar sobre su affair… Y de ñapa, lo que en EU están considerando ya como una humillación a Melanie, la esposa callada y abnegada que aparece en las fotos… Todo, por causa del sexo desaforado y desbocado del presidente…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *