xalapa
22
Search
Lunes, 18 de Junio de 2018
  • :
  • :

Malecón del Paseo: La muerte de un amigo

LUIS_VELAZQUEZ

•Cáncer de próstata
•Mal le llegó a los huesos

Luis Velázquez
04 de junio de 2018

EMBARCADERO: Un amigo murió el fin de semana… Murió de cáncer de próstata… El mal se le extendió en el cuerpo… El cáncer, como la humedad y los ácaros, en los huesos del cuerpo… 75 años… Deja a su esposa, hijos y dos perritos, sus mascotas, en la orfandad… El urólogo lo dice así: de cada 10 personas de 60 años de edad en adelante que pasan enfrente, 6 están enfermas de la próstata… Es el mal de la edad… Y aun cuando la ciencia médica ha fracasado en la investigación científica, cuando menos, puede, dice el médico, controlarse… Y controlarse, siempre y cuando exista una disciplina en la aplicación de las medicinas y otras cositas… Antes, mucho antes, a principios del siglo pasado, por ejemplo, cuando una persona miccionaba mucho se decía que era “muy orinón”… Ahora, ya se sabe, se trata de los primeros síntomas de la próstata enferma… Y que si se desatiende se traduce en cáncer…

ROMPEOLAS: Para un enfermo de la próstata la calidad de vida se vuelve un infierno… Por ejemplo, cada media hora, cada hora, cada dos horas, según el daño, la persona ha de estar en el baño… Y cuando la enfermedad está avanzada, entonces, apenas, apenitas, en cada ida al baño, un chorrito como el chorrito del Grillito Cantor, Cri-cri… Y al ratito, otro chorrito, y así, hasta el amanecer en que, cuando menos, es de día… Y en el transcurso del día, lo primero que un enfermo de próstata busca es la cercanía de un baño… Lo terrible es cuando el riesgo por goteo se vuelve una constante y entonces, y más allá de la famosa “gota traicionera”, en el pantalón aparece la huella del desatino como el surco en el campo… Y, cierto, el urólogo recomienda, entonces, la operación… Otro amigo, por ejemplo, lleva ocho operaciones de la próstata y sigue igual… Mejor dicho, peor…

ASTILLEROS: El urólogo egresado de la Universidad del Internet salió muy fregón luego de su fracaso con sus recetas médicas… Dijo al paciente que desde las 5 de la tarde de cada día dejara de tomar agua para que así la noche fuera tranquila y durmiera de corridito, sin levantarse al baño… Y si es necesario, refirió, solo humedecer los labios y quedarse con la frescura del agua insinuada… Ni eso funcionó… Y es que según el médico general, el agua tarda desde media hora hasta varias horas después para su recorrido kilométrico en el cuerpo humano… El caso es que “la orinarera” (como suelen decir en el rancho) fastidia la vida y lo más peligroso, se transforma en cáncer de próstata… Un galán del siglo XX en el Golfo de México lloraba todos los días, lleno de nostalgia, cuando le cayó el cáncer, añorando su tiempo calenturiento con las mujeres, pues en su vida senil sólo le restaba vivir del recuerdo…

ARRECIFES: Todas las enfermedades causan estragos… El cáncer, sin embargo, es fatídico… Pocas, excepcionales personas se salvan… O en todo caso, prolongan un poco su vida… Pero desde luego, el cáncer en la próstata significa dolores insuperables por tratarse de una zona frágil y cien por ciento sensible… Y aun cuando los místicos del sufrimiento digan, por ejemplo, que el mal de la próstata se debe a los excesos en el placer, ningún urólogo se pone de acuerdo… Bastaría referir que si se revisa la historia de los monjes en la Edad Media muchos fallecieron del cáncer de próstata y que entonces registraba otros nombres, incluso, prosaicos… En contraparte, los príncipes del poder político que por lo general abusan del placer corpóreo con las mujeres, mueren por otro tipo de enfermedades, menos por la próstata… El amigo que murió el fin de semana, por ejemplo, era un santo en su relación matrimonial…

PLAZOLETA: El tratamiento médico de la próstata es costoso… Una sola medicina, por ejemplo, con treinta pastillas para un mes, una diaria, cuesta mil 600 pesos, y aun cuando hay su equivalente en genéricos, el urólogo advierte de antemano que ningún efecto de salud significa… Otra medicina vale 500 pesos y solo trae siete pastillas, cuando, caray, el médico recomienda tomar una en la mañana y otra en la noche… Es decir, cada 3 días y medio el gasto de 500 pesos con una nueva caja… En cada consulta el médico suele cobrar de 800 a mil pesos, además de mil 500 por el ultrasonido… Y de acuerdo con el grado de la enfermedad cita una vez cada mes y medio o cada dos meses… Así ni hay bolsillo de trabajador en activo ni jubilado que lo aguante y casi casi el tratamiento médico es para gente pudiente… Por eso, resulta una pesadilla pensar en la calidad de vida de los indígenas y campesinos (70 pesos diarios de jornal) enfermos de próstata… La terrible y espantosa desigualdad social y la pobreza, la miseria y la jodidez alcanzan en tales niveles la expresión sórdida y siniestra de la vida…

PALMERAS: El amigo murió el fin de semana… El cáncer lo derrotó… Perdió la batalla más importante de su vida, con todo y su vocación espartana… Cuidaba de su salud, como pocos, excepcionales… Siempre a dieta… Nunca un refresco de cola, tampoco fumar ni beber, menos vida licenciosa, enemigo mortal de la tortilla, las gordas, las picadas, las tortas, los tacos callejeros y los tamales… Ejercicio todos los días… Con presión arterial alta, la mitad de la vida tomando una pastillita diaria para controlarse… Y el Waterloo le llegó por el frente donde la ciencia médica ha fracasado… Ahora, la viuda, de la misma edad, dice que modificará por completo su tren de vida y de sus hijos para hacer todo lo contrario… Adiós a la dieta, adiós a la disciplina, adiós a la vida austera en los alimentos y en el diario vivir, y dejar, en todo caso, que la panza agarre la forma caprichosa que desee…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *