xalapa
22
Search
Domingo, 15 de Julio de 2018
  • :
  • :

Malecón del Paseo: Lucha contra la soledad

LUIS_VELAZQUEZ

•Encuesta del INEGI
•Víctimas, jóvenes y ancianos

Luis Velázquez
12 de abril de 2018

EMBARCADERO: La soledad (la soledad física, la soledad emocional, la soledad espiritual) ha sido declarada un asunto de seguridad nacional… La Encuesta Nacional de los Hogares del INEGI la ha puesto en el carril social… De los 32.9 millones de hogares en el país, el 10.2 por ciento (3 millones 355 mil 800) son hogares unipersonales… Es decir, integrados por una sola persona… Y la mayoría, mujeres… Los estados de Quintana Roo, Baja California Sur y la Ciudad de México encabezan la más espantosa soledad… Incluso, hasta pude hablarse de “una epidemia de soledad”… Los sicólogos la atribuyen a las condiciones laborales, donde todo mundo, hoy más que nunca, anda aprisa y de prisa en cada nuevo amanecer… También, claro, y digamos, a la ley de la vida, “cuando los hijos se van” y los padres, ni modo, bajo el argumento de que “ya vivieron su vida”, quedan solos, porque los hijos han de luchar por sus vidas cada día…

ROMPEOLAS: También dicen que la soledad se debe, oh paradoja, a las nuevas tecnologías de comunicación, en que la mayor parte de la gente vive atrapada y sin salida con el celular… Y aun cuando el celular un instrumento para favorecer la relación personal ha terminado aislando… Y más, cuando de pronto cada usuario descubre que tiene cientos, miles quizá de mensajes cuyo destinatario ignora… Pero además de los 3 millones y cacho de hogares habitados por una sola persona están los miles y miles de mujeres y hombres solitarios, enfermos incluso, internados en asilos públicos y privados… Además, la soledad de las miles de personas que todos los días se reúnen con los amigos para el café, la manualidad, la artesanía, la zumba y el ejercicio físico en el bulevar y los parques y así, cuando menos, ocupar el tiempo… Además de las miles de personas que de pronto se han vuelto animalistas y un perrito y un gatito, lo más común, se vuelven sus mascotas, pues los animalitos sirven de gran compañía, insuperable…

ASTILLEROS: Poco a poco, en el tráfago de la vida, los padres se van acostumbrando a vivir solos… Sin los hijos, sin los nietos, sin los bisnietos… Y de pronto, y por fortuna, la soledad se convierte en un aliado donde, a modo de cada quien, la felicidad (o lo que se entiende) es alcanzada… Pero en las horas libres, cuando, por ejemplo, el insomnio asalta, y/o en todo caso, se vive un proceso biológico al revés, durmiendo de día y estando despierto de noche, la vida se vuelve pesada… Y la soledad se multiplica, avasallante… Por eso, incluso, hay muchos clubes de los corazones solitarios… Es más, programas radiofónicos nocturnos… Hay amigos que todos los días van al café en la mañana y en la tarde y siempre, de manera invariable, se reúnen para platicar del pasado, tiempo aquel cuando soñaban con cambiar el mundo… Pero vivir en la nostalgia también es una forma de existir que dice el filósofo de la esquina…

ARRECIFES: La sicóloga Montserrat Oscos (El Universal) dice que hay dos tipos de soledad… Uno es cuando la persona se siente solo estando acompañada, por ejemplo, cuando vas a una reunión y te sientes ajena a la plática… Y el otro, “cuando estás solo porque no hay nadie”… Pero, bueno, una cosita es de plano estar enfermo y neutralizado, y otra, cien años luz de distancia, dejarse excluir, cruzarse de brazos esperando un milagro, sin salir, en todo caso, a buscar salidas… Además hay una regla sicológica en el sentido que la soledad de adentro es la soledad de afuera… Y nada mejor como ocupar el tiempo, por ejemplo, lo ideal en la soledad es la lectura de novelas, cuentos y poemas, y escuchar música… Podrá leerse y oír música al mismo tiempo, pero lo mejor es un espacio para cada tema, pues así, se disfruta la música a plenitud, por ejemplo…

PLAZOLETA: De acuerdo con el INEGI, la soledad pega en todas las edades, sin distinción… Los más afectados son los jóvenes de 20 a los 30 años de edad, tiempo, por lo general, de la llamada crisis existencial, luego de estudiar, buscar trabajo, encontrarlo, sentirse a gusto o a disgusto, ser feliz, o infeliz, cada día yendo a la fuente de empleo… Y en contraparte, la soledad pega y duro y tupido en la tercera edad… Desde luego, en otras edades también suele darse, pero en menor proporción… “Todos nos sentimos solos en algún momento” dice la sicóloga… Por eso, tan importante es construir una red de amigos, así sean unos cuantos, “a prueba de bomba”, para que estén ahí, cuando más se necesiten… Y es que cuando la soledad pega y se carece de amigos, el paso siguiente inevitable, es un trastorno de la personalidad y luego la depresión y si la depresión carcome las entrañas del corazón y las neuronas, entonces, la muerte en vida, la vida vegetativa, incluso, el suicidio…

PALMERAS: Nada sabe la soledad de la situación económica de cada quien… Igual que las enfermedades incurables (cáncer, Alzheimer, la depresión, la próstata, la artritis, etcétera), la soledad asalta por igual a pobres y ricos, guapos y feos, intelectuales y campesinos, priistas y panistas, jóvenes y viejos… Por eso, el filósofo siempre ha apostado a la fortaleza interior de cada persona, donde los valores, los principios, los objetivos, son la brújula que sostienen cada día… El neurólogo Víctor Frankl dice que los seres humanos giramos alrededor de tres ejes centrales… Uno, la razón familiar para vivir… Dos, una causa social… Y tres, la cuestión religiosa… Los tres vasos comunicantes dan sentido a la vida… Y lo importante es agarrarse de ellos para así aproximarse a la dicha, pues como se sabe, la felicidad sólo consiste en un montón de ratitos felices que se tienen cada día y que han de guardarse en la memoria y la nostalgia para evocarlos cuando se necesitan, pues la felicidad absoluta nunca ha existido…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *