xalapa
22
Search
Lunes, 20 de Agosto de 2018
  • :
  • :

Malecón del Paseo: Pesadilla priista y panista

LUIS_VELAZQUEZ

  • Seis años en el desempleo
  • Vivir del presupuesto…

 

Luis Velázquez

17 de julio de 2018

 

EMBARCADERO: Los próximos seis años, los priistas y los panistas vivirán un infierno laboral… Perdieron la gubernatura que significaba un empleo seguro y digno, bien pagado, en Veracruz, pero también perdieron la presidencia de la república y que era, digamos, el Plan B… Desde el año 2016, las vacas flacas llegaron a las elites y parte de la militancia tricolor y ahora, en el sexenio 2018/2024 será peor, pues en el bienio azul serán dos años fuera del paraíso terrenal, más los seis en que MORENA ejercerá el poder político en la tierra jarocha… Un priista, sin embargo, dice que él siempre cuando tomaba posesión de un cargo pensaba más, mucho más en el futuro y así se preparaba para la salida… Pero la mayoría vivió el tiempo presente y descarriló… Lanzados del poder, la llave oficial les ha sido cerrada, y sin ahorros suficientes, y sin un trabajo seguro, la pesadilla está en la esquina…

 

ROMPEOLAS: A partir del primero de diciembre del año que corre, a tocar puertas por otros lados para sobre(vivir), digamos, como cualquier ciudadano común que todos los días vive con sencillez… La militancia, aquella encargada de la faena política, social y electoral, siempre fue relegada y aprendieron a tener otro trabajo para llevar el itacate y la torta a casa… Y aun cuando resintieron la llegada del PAN al palacio de gobierno de Xalapa y ahora sentirán el aterrizaje de la aplanadora de MORENA, siempre han tenido un trabajo alterno… Quizá, entonces, una parte de las elites priistas se las verán más duro, pero, bueno, y como dice el proverbio bíblico, “no hay enfermedad que dure cien años ni enfermo que los aguante”… Otras puertas se cierran y otras, en algún lugar, se abren… Incluso, hay priistas que desde enero del año 2017, con la yunicidad en palacio, migraron a otras entidades de la república y por allá se acomodaron con amigos políticos…

ASTILLEROS: Nunca imaginaron los priistas y los panistas que la goliza electoral alcanzaría la dimensión catastrófica… El domingo primero de julio perdieron la gubernatura, perdieron la mayoría de las diputaciones locales y federales y perdieron las dos senadurías… Y en el caso de los priistas, el año anterior perdieron 170 presidencias municipales, entre ellas, las ciudades urbanas más importantes… Nunca, pues, se prepararon para cuando fueran oposición, como son hoy… Claro, hubo cúpulas rojas que pellizcaron el erario público, pero terminaron en el penal de Pacho Viejo… Y todos los bienes amasados en el duartismo ahora se están yendo, primero, para la comida de la familia, y segundo, para su defensa, pues ni modo que sus abogados lo hagan por amistad diáfana y transparente… Peor, claro, les fue a los priistas desertores que terminaron en el PAN, creyendo, como estaban, a que ganarían la gubernatura y entrarían al palacio de Xalapa, y quedaron sin nada y de cualquier manera el mal fario, el mal karma, se les fue encima… Para todos ellos, el futuro es incierto con el desempleo, el subempleo y los salarios de hambre que sin duda miran venir… Juan Maldonado Pereda, QEPD, siempre decía que la política “es un tragadero de hombres” en cada sexenio en el caso de la gubernatura y cada 4 años en caso de los alcaldes…

 

ARRECIFES: Hubo elites priistas que pensaron en el futuro… Y desde Fidel Herrera Beltrán hasta Javier Duarte fueron financiados con una empresa, una notaría, un hotel, un edificio para rentar oficinas, un rancho, ganado, la producción masiva de leche, la siembra de caña o cítricos, una purificadora de agua, y hasta un periódico, etcétera… Y ojalá les esté yendo bien por el bien de sus familias… Pero la mayoría sólo apostaron al cargo público efímero donde nunca hicieron negocios, y ni modo, la pesadilla en puerta… Otros priistas y panistas jugaron a imponer a sus familiares como candidatos a diputados locales y federales, y el mundo se les fue encima con la mala vibra… Por eso, y como aconseja el viejo del pueblo, siempre han de tenerse dos veladoras prendidas por si una se apaga… Por ejemplo, el cargo público y clases en la universidad y/o un despacho de asesorías y/o un negocito lícito…

 

PLAZOLETA: Hay el servicio civil de carrera, pero sólo para cargos menores y que con frecuencia termina en un empleo burocrático donde puede hacerse antigüedad para esperar la pensión… Son, claro, sueldos menores y que como en el caso, por ejemplo, de las dependencias federales en Veracruz hay salarios de 8 mil pesos mensuales… Una estadística dice que en el gobierno de Veracruz hay unas 7 mil secretarias con posgrados, desde maestría y doctorados, y que por lo regular nunca han tenido una oportunidad laboral superior… Y, bueno, cuando menos en cada cambio de mando permanecen en el trabajo pues ya lograron la plaza… Pero sin poder aspirar a una dimensión superior… Entre los priistas y panistas habrá quienes pudieron ahorrar unos centavitos para el tiempo de las vacas flacas, pero los ahorros suelen agotarse pronto… Y ni hablar, antes como antes y hoy como hoy estarán ya entrando a la austeridad para sudar un poquito los centavos mientras alguna puerta se abre…

 

PALMERAS: La vida política es así, aun cuando los altibajos suelen darse en la iniciativa privada… Y más, cuando en la empresa los hijos del patroncito arriban a los mandos medios y altos… Y cuando los hijos incorporan a sus amigos al negocio familiar la vida se vuelve un infierno… Y si de ñapa los patrones son sensibles al chismerío, la intriga y la envidia, la relación laboral se convierte en un cóctel explosivo… Y si se añaden los salarios mezquinos y de hambre, entonces, mucho peor… Y si se considera que sólo uno de cada diez egresados de universidades puede poner una empresa y el resto se vuelven empleados, el destino se achica por completo… Por eso, Benito Juárez lo decía de los políticos, pero para aplicarse también a la vida privada… El político, afirmaba, ha de vivir con la medianía de su salario…

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *