xalapa
18
Search
Sabado, 24 de Agosto de 2019
  • :
  • :

Malecón del Paseo: Proxeneta de su hija

LUIS_VELAZQUEZ

•La vendía por cien pesos

•15 años de cárcel a la madre

Luis Velázquez

EMBARCADERO: Nada impacta más como la historia de la madre de familia de Coatzacoalcos que vendía a su hija de once años de edad por cien pesos… Se llama Alma Delia, es originaria de Oaxaca, vivía en una colonia popular y está presa… Le levantaron el delito de trata de personas en agravio de su hija… El padre de la niña, quien labora en una plataforma de PEMEX, interpuso la denuncia… En varias ocasiones, vendió a su hija… Un tipejo pasaba por ellas y se iban a su departamento… Y mientras hacía el sexo con ella, la madre esperaba sentadita en la sala…

ROMPEOLAS: De acuerdo con el expediente, a veces el tipo le daba cien pesos más a la niña… “Pero a veces no le daba nada”… Según parece se la vendía a un solo tipejo y que, trasciende, está identificado y lo buscan… Una tragedia inverosímil, insólita, que parece de ficción… Según la foto de la madre, publicada en el Diario de Xalapa en portada de la sección policiaca, la madre es joven… La historia, claro, es vieja… En una película mexicana de blanco y negro, “La mujer que yo amé”, 1950, Premio Ariel, con Agustín Lara, Elsa Aguirre interpreta a una mujer joven, guapa, bella, cuya madre la prostituye… Primero, con hombres ricos, y hacia el final, la prostituye hasta en las calles, los bares y los cabarets…. Incluso, en la pobreza total, viven en un hotel de paso y paga la renta mensual con su cuerpo tanto al administrador como al dueño…

ASTILLEROS: Desde tiempo histórico, sigue diciéndose que en las regiones indígenas del país, los familiares venden a niñas y adolescentes… Todavía hay diputados locales asegurando que en Veracruz hay zonas donde siguen vendiendo a las chicas… Verdad o mentira, la versión está en la cancha pública y que, bueno, ha sido mostrada con toda su desgarradora desnudez en Coatzacoalcos con la señora Alma Delia… La Policía Ministerial la detuvo y el juez la sentenció a 15 años y que, de entrada, parece una sentencia magnánima… Ya trascenderá si en el penal le aplicaron la ley de Talión…

ESCOLLERAS: La desintegración familiar con sus abusos y excesos, con sus estragos morales, sicológicos y sociales, con los padres separados, con el tsunami de violencia desorbitado, y con “tantas cornadas que da el hambre”, la pobreza, la miseria y la jodidez, etcétera, ha de considerarse asunto de Estado… Corresponde, claro, y en primera instancia, a la familia, y luego, quizá a la escuela, y después, al gobierno, desde el DIF hasta la secretaría de Desarrollo Social…

PLAZOLETA: Incluso, es tarea de la iglesia, con frecuencia, tan cerca de Dios y tan lejos de la feligresía… El punto de partida es un solo (y sin encaramarse al púlpito para predicar la homilía), como es la formación de principios y valores para crear el respeto a los derechos humanos y a la dignidad… Tarea, claro, conjunta con el Estado, pero en donde la iglesia significa la más alta autoridad moral, excluyendo a los Marcial Maciel…

PALMERAS: Desde entonces, una familia más en Coatzacoalcos quedó desintegrada y destrozada… La madre, presa, como proxeneta de su hija… La niña, ojalá esté en recuperación si se pudiera aún… Los hermanos, en la peor incertidumbre y zozobra y angustia de sus vidas… Y el padre, en los días y noches más sórdidos y siniestros… Una historia dramática y trágica…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *