xalapa
22
Search
Viernes, 20 de Abril de 2018
  • :
  • :

Malecón del Paseo: Restaurante nudista en París

LUIS_VELAZQUEZ

•Pablo Ferri, laureado en México
•Sicosis por curul senatorial

Luis Velázquez
28 de noviembre de 2017

EMBARCADERO: El corresponsal del diario español, “El País”, en México, Pablo Ferri, 31 años, ganó el Premio Nacional de Periodismo en el género de crónica… Y fue con un relato sobre los desaparecidos en Veracruz… Y el epicentro fue el terreno anexo al Frac. “Colinas de Santa Fe”, ubicado en el puerto jarocho, y considerada la fosa clandestina más grande en el continente latinoamericano… En la mejor tradición del reportero alemán, Gunter Walrraff, quien suele disfrazarse para efectuar sus trabajos de investigación, siempre polémicos y controvertidos, Ferri Tortola se hizo pasar como familiar de un desaparecido para moverse a plenitud en las “Colinas”, toda vez que la Fiscalía de Jorge Wínckler, el mejor cocinero de paellas en el Golfo de México, ordenó bloquear el acceso a los trabajadores de la información… Así, el laureado cronista pudo entrar con la ONG de familiares de hijos desaparecidos, conocida como “El Solecito” y levantar el gran castillo literario de su crónica denominada “¿Cómo es buscar el cuerpo de un familiar” desaparecido?… El jurado premió, además de su habilidad perspicaz y demoledora para rascar información hasta debajo de las patrias (como decía don Julio Scherer García), su gran sobriedad narrativa… Otro trabajo alrededor de las pillerías y trastupijes de Javier Duarte ganó el Premio Nacional en Reportaje y fue elaborado por el portal “Animal Político”…

ROMPEOLAS: Pablo Ferri (Valencia, 1985) ha obtenido merecidos premios en su vida reporteril… Entre ellos, el Premio nacional de Reportaje en el año 2013 por su trabajo “Narcotráfico en América Latina” y el premio José Ortega y Gasset, de España… Fue finalista en el concurso internacional de periodismo convocado por la Fundación Gabriel García Márquez, con sede en Colombia, por su reportaje sobre la matanza de civiles en Tlatlaya, en el estado de Guerrero… En varias ocasiones ha estado en Veracruz siguiendo la pista a la noticia, siempre atrás de los desaparecidos y que convirtiera al territorio jarocho “en el rincón más peligroso para reporteros en el mundo” y en la entidad más peligrosa para los migrantes de América Central (Honduras, Guatemala, Salvador y Nicaragua) en el sexenio de Javier Duarte… En las misiones reporteriles, siempre suele viajar en su automóvil que él mismo maneja, pues así, dice, se mueve mejor y más rápido y a la hora necesaria y conveniente… En Veracruz tiene un par de amigos entrañables, como son Ignacio Carvajal García, jefe de Información de “El Liberal” con sede en Coatzacoalcos y corresponsal de la agencia mundial de noticias, AFP, y Noé Zavaleta Vázquez, corresponsal del semanario “Proceso” y la agencia APRO… Incluso, con frecuencia el trío suele intercambiar información, pues jóvenes como son están llenos de generosidad, sin que nunca, jamás, ni por error, la envidia ni los celos asomen en sus vidas… Además, es un joven reportero sereno y mesurado, inteligente y perspicaz, cauto y frío, que suele masticar sus respuestas durante varios minutos antes de contestar… Pero que además, y como todo buen reportero está lleno de silencios dando la palabra al interlocutor dispuesto siempre a escuchar…

ASTILLEROS: Se viven días larguísimos de terror político en Veracruz con la elección de los candidatos a diputados federales y senadores, por lo pronto, a efectuarse el primer de julio del año entrante… Por ejemplo, un día los columnistas publican que por el PRI Anilú Ingram, vía MAO (con todo y que ya anunció su derrota presidencial), está amarrada, pero que al líder de la CNC, Juan Carlos Molina Palacios, ya se le cayó, porque la tía de las barbies priistas, Elizabeth Morales, ELMO, vía Lorena Martínez, dirigente del Movimiento Territorial, ya la palomeó y ella será… Otro día publican que el ex priista Ricardo Ahued Bardahuill, exalcalde y ex diputado local y federal por el tricolor, es el candidato ultra contra súper amarrado de MORENA al Senado de la República… Otro día que Joaquín Guzmán Avilés, el cacique de Tantoyuca y secretario de Desarrollo Agropecuario, ya tumbó a su colega de la SIOP, Julen Rementería, en la carrera senatorial, en tanto la otra candidatura del PAN y PRD la disputan Jazmín Copete y Rogelio Franco Castán… Y de pronto, zas, aparece otro texto asegurando que Dante Delgado Rannauro, líder del Movimiento Ciudadano, movió el tapete a los panistas y perredistas de Veracruz y quedó con la nominación senatorial por el Frente Ciudadano por México, con todo y que AMLO ya vislumbró su descarrilamiento… Por eso, y como dijera el filósofo Carlos Salinas de Gortari, que “nadie se haga bolas”… Nada hay, por el momento, para nadie… La moneda sigue dando vueltas en el aire y nadie sabe el lado en que caería… Atrás de cada publicación futurista estarían los amigos columnistas de cada político…

ARRECIFES: Si el lector viajaría a París en las últimas semanas del año y/o pasaría allá su luna de miel necesita saber que en la “Ciudad Luz”, todo mundo habla (y desea asistir) al restaurante “O’Natuel”, el primer local para cenar sin ropa, absolutamente sin ropa, como Adán y Eva andaban en el paraíso hasta que la serpiente los tentara… Lo único que cada cliente puede ponerse son unos zapatos y joyas en el caso de las mujeres… Francia, como se sabe, es el primer destino naturista del mundo, pero faltaba un restaurante donde las personas se expresaran a plenitud… Desde luego, funciona con previa reservación y hay reglas… Una: la puerta de entrada siempre está cerrada y debe llamarse tocando un timbre… Dos: por aquí se entra hay unos casilleros individuales para guardar la ropa… Tres: sólo abre por las noches… Cuatro: se puede ir en pareja y/o con amigos… Cinco: los únicos que están vestidos son los camareros, los cocineros y los dueños, un par de gemelos parisienses de 42 años… Seis: el menú ronda los 49 euros, “un precio más que razonable en París” publica la reportera Silvia Ayuso, de “El País”… Y siete: la regla de oro es la misma filosofía del naturismo: “libertad, respeto a uno mismo y a su cuerpo, y respeto a los otros”… Nada, pues, de morbo… Claro, si algún cliente empieza con el echegaray, quizá le pedirían (de manera respetuosa) que se frene, o de plano, y dada la intensidad de su deseo visual, pedirle se retire, pues la discreción es clave…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *