xalapa
22
Search
Domingo, 23 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

Malecón del Paseo: Traidores a Juárez

LUIS_VELAZQUEZ

  • Traidores a Madero
  • Traidores a AMLO

 

Luis Velázquez

04 de septiembre de 2018

 

EMBARCADERO: Si AMLO se cree y siente el Benito Juárez del siglo XXI, entonces, habría de preguntar ¿quién es o será su Porfirio Díaz Mori?… ¿O su Francisco Zarco, Ignacio Ramírez, Ignacio Manuel Altamirano y Guillermo Prieto, algunos de los grandes reporteros y políticos que se volvieron sus fans y cuando soñó con reelegirse rompieron por completo con él?… Y si AMLO se cree Francisco I. Madero, entonces, ha de preguntarse ¿quién es o será su Pancho Villa, aquel que lloró cuando el Apóstol de la Democracia fuera asesinado con el tiro de gracia?… ¿Y quién es o será su Emiliano Zapata, el llamado “Caudillo del sur”, quien primero fue el monaguillo de su templo, y luego cuando Madero se hizo tonto con la ley agraria y los derechos de los campesinos rompió con Madero y nunca volvieran a reunirse?… Y, bueno, si Francisco Ignacio Madero, con todo y sus médiums y espíritus tuvo a un Victoriano Huerta, el general que lo traicionó y ordenó su asesinato, entonces, ¿quién del equipo de AMLO se perfila como su Victoriano Huerta?…

 

ROMPEOLAS: La historia, dijo Federico Engels, se repite… Y su condiscípulo Carlos Marx precisó que unas veces se repetía como tragedia y otras como comedia… Así, cuando Porfirio Díaz trepó al barco Ypiranga en el puerto de Veracruz camino al exilio dorado en París, exclamó frase bíblica: “¡Madero, dijo, soltó el tigre!”… Y aun cuando a AMLO se le ocurrió hablar del tigre en la campaña electoral por la presidencia de la república, si “Madero soltó al tigre”, entonces, quiénes serán los tigres que AMLO habrá soltado?… Tigres, tigrazos, tigrazazos, por ejemplo, Marcelo Ebrard Casaubón y Ricardo Monreal, futuro secretario de Relaciones Exteriores y coordinador de la bancada de los senadores en el Congreso de la Unión, porque ya desde ahora sueñan con la candidatura presidencial… Incluso, tigrazazo Manuel Velasco Coello, el gobernador de Chiapas, senador de la república, que modificó la Constitución de su estado para alternar las dos chambas de aquí al 8 de diciembre y que dada su ambición sin límites y codicia desbocada también se sueña el sucesor de AMLO en el palacio federal…

 

ASTILLEROS: Juárez y Madero tuvieron traidores… También Lázaro Cárdenas, los tres héroes de AMLO… Incluso, el otro héroe del tabasqueño, Jesucristo (por eso la república amorosa) tuvo el traidor más conocido y relevante en la historia mundial como es Judas… ¿Quiénes, entonces, serán los Judas de Andrés Manuel López Obrador, pues ni modo que en la lucha sórdida del poder, todos se vuelvan impolutos, ángeles de la pureza, sin caer en tentaciones siniestras… Tlatoani, monarca, virrey, emperador, presidente de la república, caudillo, jefe de jefes, estadista, gurú, tótem, el poder público, dice el historiador Enrique Krauze, encarna en figuras emblemáticas… Emblemáticos Juárez, Madero y Cárdenas… Emblemático AMLO… Y si Madero, por ejemplo,

declarado el místico de la libertad, fue asesinado en una intriga palaciega, caray, ni modo que AMLO salga ileso… Un Victoriano Huerta estaría agazapado en su gabinete legal o ampliado y/o en sus seguidores, y más ahora cuando Morena se ha vuelto una torre de Babel…

 

ARRECIFES: La historia data el juarismo, el maderismo, el zapatismo, el villismo, el obregonismo, el callismo y el cardenismo, entre tantos otros ismos… Ahora, es el tiempo del obradorismo… Lo gritaron como primer acto legislativo los diputados federales de Morena… “¡Es un honor/ estar con Obrador/ es un honor/ estar con Obrador!”… Okey… Pero son 251 legisladores que ahora “se rasgan las vestiduras” por AMLO, el presidente electo… Y ni modo que todos sean la encarnación leal de San Pedro a Jesús o de Gustavo Madero a su hermano Madero o de Emiliano Zapata a Pancho Villa o de Villa a Zapata… O de Felipe Ángeles a Lázaro Cárdenas… Benito Juárez murió de una angina de pecho en la cama, pero a Madero lo asesinaron… Y aun cuando el tiempo de los crímenes políticos está superado en la historia nacional (salvo, claro, el caso de Luis Donaldo Colosio Murrieta), las traiciones y deslealtades son hoy la versión moderna del asesinato…

 

PLAZOLETA: En un trance espiritista, las sillas moviéndose, las teteras con café silbando y rechinando, los cuadros colgados de las paredes estremeciéndose, la mano de Francisco Ignacio Madero escribió lo siguiente según cuenta Enrique Krauze en “La biografía del poder”… “Ama a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo a ti mismo”… Se trataba, claro, de dos de los mandamientos de la iglesia… Un tiempo de su vida, Madero fue feliz… Fue la época cuando, por ejemplo, andaba de pueblo en pueblo curando a los campesinos con medicina homeópata, digamos, igual que AMLO cuando vivió con los chontales en Tabasco… Madero también vivió en la austeridad, más que republicana, franciscana, de igual manera como AMLO y como el escritor León Tolstoi… Pero cuando Madero se metió a la política y a la competencia electoral y aun cuando ganó en las urnas, en la presidencia de la república fue asesinado a los quince meses de tomar el poder… Enseñanza de la historia, vaya…

 

PALMERAS: Un hermano de Madero perdió la vida cuando en un accidente casero se roció keroseno… Y un hermano de AMLO perdió la vida cuando una pistola se le disparó por accidente en la tienda que su padre tenía en Tabasco… El hermano de Madero, Raúl, se comunicaba con don Francisco Ignacio a través de los médiums y le decía “Haz el bien… Eleva el nivel moral de la sociedad… Saca a la gente de la opresión, de la esclavitud y el fanatismo… Derrama tu sangre por la salvación de la patria”… Y cuando Francisco I. Madero cumplió “al pie de la letra” con las palabras de su hermano Raúl, los políticos le llamaban “El chiflado” y “El desequilibrado”… Pero él seguía hablando de Dios y del paraíso terrenal en la lucha política, en las cartas a sus seguidores y en los artículos periodísticos que publicaba sobre Dios… Igual que Jesús, Madero fue crucificado… AMLO, el Juárez y el Madero del siglo XXI…

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *