xalapa
18
Search
Miércoles, 03 de Junio de 2020
  • :
  • :

Malecón del Paseo: Una novela muy triste

LUIS_VELAZQUEZ

•El corazón se entristece

•Vida de Scott Fitzgerald

Luis Velázquez

20 de marzo de 2020

EMBARCADERO: Hay una novela llena de tristeza y que atiborra el corazón de tristeza… Y conforme la novela avanza, más tristes se ponen hasta las neuronas… Se llama Historias de Pat Hobby, de Francis Scott Fitzgerald, uno de los escritores de Estados Unidos de la llamada “Generación perdida” a la que pertenecieron, entre otros, Ernest Hemingway, John Dos Passos, William Faulkner y John Steinbeck… Es la historia de un guionista de Hollywood que vive de la nostalgia y de las glorias idas, y de pronto cree por su pasado será respetado y honrado…

ROMPEOLAS: La novela se ubica en los años veinte del siglo pasado y muchos años después, el guionista se vuelve una sombra de sí mismo… En realidad se trata de la historia de Scott quien también fuera arrinconado en el rincón más adverso, duro y difícil del infierno… Y Scott cuenta su propia historia de fracaso en fracaso, cuando, caray, todo mundo lo desprecia y menosprecia y hasta se pitorrean… El corazón se entristece con las derrotas que poco a poco, día con día, el guionista sigue viviendo hasta llegar a la degradación humana y que se alcanza cuando se cae en la miseria y se pierde toda la dignidad para tener un pedazo de pan en la mesa…

ASTILLEROS: Pat Hobby, es decir, Scott Fitzgerald, mendiga un contrato todos los días con sus (ex) amigos y compañeros exitosos para escribir un guión cinematográfico y por el que antes, mucho antes, le pagaban mil dólares a la semana y ahora, en el despeñadero, solo espera que le enteren unos 50 dólares para comer la semana siguiente… Pero también, para comprar una anforita de licor y que siempre trae en la bolsa del viejo saco que usa porque en la lucha se volvió más alcohólico que nunca…

ESCOLLERAS: Incluso, sin casa donde dormir cuando antes tenía una mansión cada noche duerme en algún sillón de los estudios de Hollywood y que el policía le permite… Y sin un coche que manejar, siempre anda buscando aventones de algún conocido… Es más, cuando un examigo magnate del cine se mantiene en el glamour y oropel “se le tira al piso” sin pudor alguno convocando la vieja amistad, pero sin suerte, pues siempre le argüyen que es un alcohólico, tal como lo fue toda su vida Scott Fitzgerald…

PLAZOLETA: La historia del fracaso económico, social, humano y sicológico del guionista alcanza los extremos… Por ejemplo, unas veces se emplea como guía de turistas deseosos de conocer las mansiones de los artistas y finge que son grandes amigos… En otras ocasiones acepta una chamba como extra en el cine donde interpreta a un sicario a quien de pronto la policía le echa encima un automóvil y que en la filmación de la película y por órdenes del director lo hacen real y casi pierde la vida pues el colega lo odia desde cuando Pat Hobby era exitoso…

PALMERAS: El guionista es descrito en la miseria más sórdida cuando ninguna aventura amorosa tiene en la novela, pues ninguna mujer lo voltea a ver dado el fracaso en que está atrapado y sin salida… Al principio del relato tiene una esposa, pero lo abandona por otro… Y luego, además de la pobreza, la soledad de una compañía femenina… Scott Fitzgerald murió a los cuarenta y cuatro años de edad y era “un escritor olvidado, una sombra borrosa, un superviviente de los agitados años veinte”… Es una novela demasiado triste aun cuando retrata la mayor parte de las vidas humanas…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *