xalapa
18
Search
Jueves, 22 de Noviembre de 2018
  • :
  • :

Malecón del Paseo: Veracruz feminicida

LUIS_VELAZQUEZ

•Demasiada saña
•Menosprecio del Fiscal

Luis Velázquez
06 de noviembre de 2018

EMBARCADERO: Sigue resbalando sangre en Veracruz… Sangre femenina… En dos meses del año que corre, Veracruz, en el primer lugar nacional en feminicidios… Y lo peor entre lo peor, en la impunidad… Quizá en la mayor parte de las mujeres asesinadas, los homicidas físicos e intelectuales, gozando de cabal salud… Intocados e intocables… Nadie pensaría que debido a la incapacidad de la Fiscalía… Más bien, la negligencia, el desdén, el menosprecio y el desprecio, obsesionados, digamos, con encarcelar a Karime Macías, la esposa de Javier Duarte, preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México… Un asesinato hace olvidar al anterior… Veracruz se estremece con cada nuevo crimen y los familiares y los amigos y los vecinos y la población solidaria se amotinan en la calle reclamando justicia, y pasado un ratito, las aguas turbulentas se aplacan, hasta que llega una nueva ejecución… La muerte, ensortijada por los días y los años, y de igual manera, olvidada…
ROMPEOLAS: El lunes primero de octubre, apareció sin vida Josselin Ocasio, estudiante de Belleza, originaria de un pueblito de Huatusco… Su cuerpo, tirado a la orilla del Río Blanco, a la altura de la comunidad Casa Blanca, de Tlalixcoyan… Su cadáver, descompuesto… El miércoles 3 de octubre, en Ixtaczoquitlán fue encontrado el cadáver de una mujer… Con huellas de torturado, atada de pies y manos, con un vendaje en la cabeza, y lo que expresa la peor vejación del mundo… Fue en un predio de la colonia Los Chapulines… Ese mismo día, en Cuitláhuac, un pueblo vecino, dos profesoras fueron baleadas, igual que las maestras de Huayacocotla que fueron asesinadas… Las dos profes de Cuitláhuac, con heridas producidas con pistolas… Fue en la carretera estatal Arroyo Azul-Puente Chico… Y en los cuatros casos (dos mujeres asesinadas, dos mujeres baleadas), simple y llanamente, ningún detenido… Nada, nada, nada, como si los criminales hubieran volado al cielo como Remedios, la bella, en la novelística de Gabriel García Márquez… Y lo peor, la indiferencia y el desdén del Fiscal Jorge Wínckler, cuyos días están contadas desde ayer cuando tomara posesión la LXV Legislatura, donde la mayoría son de Morena y han anunciado millón de veces que será llevado a juicio político… Más merece…

ASTILLEROS: El lunes once de junio del año que corre, el Observatorio Universitario de Violencia contra las Mujeres de la Universidad Veracruzana, resumió la violencia feminicida en Veracruz… En la gestión del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, dijeron, trescientos siete homicidios de mujeres… Para entonces, la última protesta había sido por el asesinato de tres mujeres en Tlapacoyan y Coscomatepec, una de las cuales, estudiante, su cadáver tirado a una barranca de igual modo como en el duartazgo los cadáveres eran tirados a la barranca de la muerte conocida con el nombre de “La aurora”, en el municipio de Emiliano Zapata… Las mujeres asesinadas tenían entre 19 y 30 años de edad… Crímenes perpetrados el fin de semana… Una se llamaba Yuneri… Otra, Yanine… Otra, María Azucena… Y otra más, Anayely… El grito libertario en las marchas de la población fue el siguiente: “¡No más mujeres muertas! ¡Mal gobierno de Yunes! ¡Queremos a la Marina!”…

ARRECIFES: Y sin embargo, en el palacio de gobierno de Xalapa nunca, jamás, jamás, jamás, escucharon las voces multitudinarias de protesta en Coscomatepec y Tlapacoyan… Simple y llanamente, les valió… El Fiscal cree así que cumplió con su obligación como “Señor Justicia” con encarcelar al mayor número de duartistas en el penal de Pacho Viejo… Y como tal es la obsesiva obsesión del gobernador Yunes, el Fiscal, quien le debe el cargo, se volvió un Fiscal carnal, mejor dicho, el Fiscal del Yunes azul… “¡Hoy fue Anayeli” gritaron los vecinos en Huatusco, la chica de 18 años, estudiante de Enfermería en la Universidad Politécnica… Pero “Mañana puede ser cualquiera!”… Y el mañana es presente… Presente, en la noche más larga y extensa, sórdida y siniestra de las mujeres en Veracruz, “la noche tibia y callada” que tanto cantara Agustín Lara…

PLAZOLETA: La académica Estela Casados está al frente del Observatorio de Violencia de la UV… Ella dice: “En la forma en que son asesinadas las mujeres vemos mucha violencia física… La exposición de sus cuerpos, saña y una gran misoginia… Este genera un efecto social de amedrentamiento que nos hace pensar que en Veracruz ser mujer es una condición de vulnerabilidad remarcada” (La Jornada México, Eirinet Gómez)… Cierto, cierto, cierto, mucha, demasiada, excesiva saña en el asesinato de las mujeres… En cada asesinato pareciera una mezcla de rencor, resentimiento, odio, venganza, menosprecio, ira, coraje y hasta frustración… Un odio creciente, fuera de control, en contra de las mujeres y que solo puede darse en los pueblos misóginos… Y en donde, claro, ninguna autoridad existe, porque los feminicidas miran que nada pasa cuando quitan la vida a una mujer, y en automático, se crecen al castigo y hasta se vuelven asesinos seriales…

PALMERAS: Dos Alertas de Género en Veracruz y los feminicidios continúan… Los municipios de Isla, Poza Rica, San Andrés Tuxtla y Tierra Blanca, focalizados como el peor infierno para las mujeres y sin embargo, nunca fueron blindados… Ni de forma local ni menos, regional… Decenas, cientos de familia protestando por el asesinato de sus hijas, y jamás fueron escuchadas para frenar el tsunami feminicida… Decenas de ONG y Observatorios clamando justicia, siempre desoídas… Los diecisiete Colectivos y Solecitos, asegurando que en la yunicidad siguió la desaparición forzada, entre ellas, de mujeres… El Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, denunciando que en el primer cuatrimestre de este año fueron asesinadas 258 mujeres, y que la mayoría en Veracruz y Nuevo León, y no obstante, Veracruz, en la cresta de la muerte como si la muerte tuviera permiso según el título de la novela de Edmundo Valadés… Y, bueno, con tales antecedentes, significa, dice el politólogo Carlos Ronzón Verónica, que en las alturas azules de Xalapa nunca existió voluntad política para escuchar el latigazo del feminicidio…

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *