xalapa
22
Search
Lunes, 24 de Setiembre de 2018
  • :
  • :

Malecón del Paseo: Vida digna para todos

LUIS_VELAZQUEZ

  • Gran utopía social
  • Las ONG hormiguitas

 

Luis Velázquez

28 de agosto de 2018

 

EMBARCADERO: Una parte de los ciudadanos en Veracruz está organizada, o se está, para seguir luchando y luchar por el beneficio social para todos… Los más sobresalientes, por frescos y recientes, son los vecinos ante la incertidumbre, la zozobra y la inseguridad… Desde (las fallidas) guardias comunitarias en Las Choapas, desbaratada por el secretario de Seguridad Pública, hasta los pueblos donde han estado a punto de linchar a ladrones y rateros… Y desde los vecinos que unidos han detenidos a rateros y presuntos violadores y entregado a la policía hasta los pueblos unidos contra las mineras… Desde antes, mucho antes, han florecido, y por lo pronto son los más conocidos en Veracruz, el país y parte del extranjero, los Solecitos y Colectivos, integrados con madres con hijos desaparecidos, y el grupo de “Las patronas” de Amatlán de los Reyes y que desde hace más veinte años obsequian despensas alimenticias a los migrantes de América Central trepados en “La bestia” camino a Estados Unidos, el país de la utopía social y económica…

 

ROMPEOLAS: En el desarrollo de la llamada “sociedad civil” de Veracruz también hay otras inquietudes… Por ejemplo, los feministas, integrados con familiares de víctimas y académicas de la Universidad Veracruzana en una entidad federativa que ha ocupado los primeros lugares nacionales en varios meses sangrientos… Las ONG de la diversidad sexual luchando por varios derechos, entre ellos, el matrimonio gay y la adopción de niños y contra el aborto… La filial en Acayucan de “Los hermanos en el camino”, el albergue fundado por el sacerdote José Alejandro Solalinde en Ixtepec, Oaxaca… Los animalistas, quienes enaltecen una vida digna para los animalitos, sobre todo, los callejeros, tan expuestos a los atropellos y abusos humanos… La última expresión de ciudadanos organizados fueron los más de mil taxistas plantados en la avenida Ruiz Cortines, en Boca del Río, luchando contra la posible creación del sistema de transporte conocido como “Uber”…

 

ASTILLEROS: Hay en Veracruz 212 municipios y el activismo social es mínimo… Apenas incipiente… Y las ONG moviéndose apenitas significarían una golondrina solitaria anunciando, digamos, el verano ardiente del movimiento estudiantil del 68 en París, Checoslovaquia y México… Y/o “La Primera Árabe” que derrocara a varios dictadores del Medio Oriente… Uno de ellos, el peor de todos, Omar Ghadafi, aquel que con su ejército de sicarios se iba de cacería humana a las universidades y alumna que le gustara era secuestrada para formar parte de su harem… Según el politólogo Ramón Benítez, ninguna cura hay contra el activismo cuando se desata y multiplica… Todos ellos sueñan con llevar a los demás a un destino social digno y enaltecedor, digamos, como la historia bíblica de Moisés y Josué conduciendo a los israelitas al paraíso terrenal, al grado de que partieron el Mar Rojo en dos para el paso de sus feligreses… Ninguno de ellos se pone en el primer plano para quedarse con los titulares de ocho columnas, pues nadie es más que el otro… Y en la lucha común todos son parejos, y pareja han de ser, en todo caso, las candilejas y/o el bajo perfil… Sólo así un pueblo es, puede ser, libre y digno…

 

ARRECIFES: El activismo social es diferente al mesianismo de los políticos que siguiendo el mismo ritual sueñan con transfigurarse en los jefes de jefes… Y en la búsqueda frenética del poder suelen resbalar, y lo peor, descarrilar por completo, pues lo decía Eufemio Zapata, el hermano de Emiliano, la silla del palacio está embrujada y a todos enloquece, marea, pierde y descarrila peor, mucho peor, que un tren desbocado… Pero, bueno, muchos años pasan para que “la sociedad civil” se integre, y con frecuencia, y por desgracia, se trata de movimientos efímeros… La guerra de Independencia, por ejemplo, dejó 600 mil muertos, y la Revolución, un millón de muertos, y no obstante los sacrificios humanos (y de familias completas en la orfandad), muchos años después, seis de cada 10 habitantes del país están en la miseria, la pobreza y la jodidez…

 

PLAZOLETA: Las ONG, los grupos organizados, los activistas, sueñan con la utopía social donde la vida común sea enaltecida… Simple y llanamente, una vida digna para todos… Hay quienes, por ejemplo, se quejan de que los indígenas, campesinos y obreros son indiferentes y apáticos a la lucha común… Cierto, puede ser… Pero al mismo tiempo, ha de subrayarse que cuando una persona, como muchos, la mayoría de ellos, quizá, viven cada día “a la quinta pregunta” para llevar y tener el itacate y la torta en casa, y para comprar los útiles escolares, y para comprar la mudita de ropa para los hijos, y para la atención médica en tiempo de una enfermedad, etcétera, pocas, mínimas, ninguna posibilidad social hay para la lucha en común… Ni siquiera, vaya, queda energía física para conspirar ante un lechero en el café…

 

PALMERAS: Con todo, hay casos excepcionales, admirables cien por ciento, de personas en el activismo social… Todas las ONG son respetadas y respetables… Pero quizá el Solecito y los Colectivos, un aproximado de diecisiete grupos, alcanzan la plenitud de la vida en la búsqueda angustiante de sus hijos desaparecidos, todo indica, a manos de los carteles y cartelitos en alianza con los políticos, jefes policiacos y policías… Ningún dolor y sufrimiento peor, pues suele entristecer el corazón humano de por vida… Y más, cuando transcurre un año y otro y otro y otro, sin un resultado… Y más, cuando como en el caso, la única, digamos, respuesta, es el pitorreo de la Fiscalía del sexenio anterior y la presente, en el bienio azul… Y más, porque los funcionarios públicos, obligados a servir a los demás, apenas se encumbraron en el poder se volvieron soberbios y petulantes… Ojalá que nunca tengan hijos o familiares secuestrados y desaparecidos, con el riesgo, como en el (posible) caso del Solecito y los Colectivos, de un posible crimen y una sepultura en fosa clandestina…

 

Comentarios

comentarios




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *